Camino por la ruta del Quijote. ¿Qué ver en Belmonte?

Belmonte

En plena ruta del Quijote encontramos Belmonte un lugar que ha pasado a la historia por su castillo donde pasaron grandes figuras como la familia Pacheco, Juana la Beltraneja y la emperatriz Eugenia de Montijo; y sobre todo lugar de nacimiento del poeta Fray Luis de León.

Su castillo restaurado hace poco, pero que se encuentra nuevamente en obras, bien merece una visita. Pero no sólo su castillo es motivo de visita en Belmonte, ya que conserva todavía importante monumentos de su pasado como villa medieval.

¿Cómo llegar a Belmonte?

  • En coche

Si vamos en coche desde Madrid, tomaremos la A3 y después el desvío de la N-420 en dirección a Mota del Cuervo.

  • En transporte público

Tomaríamos los autobuses SAMAR que salen desde Madrid con parada en Belmonte.

¿Qué ver en Belmonte?

Unas excavaciones en la Colegiata de Belmonte que desenterraron restos de una iglesia visigótica, probablemente del siglo V, prueba la antigüedad de la población. El lugar fue después conocido con el nombre de Bellomonte, del que derivaría el término actual. Sin embargo, no entró a formar parte de la Historia hasta el año 1323, cuando el Infante Don Juan Manuel construyó su palacio residencial, hoy en ruinas.

En 1398, el rey Enrique III entrega la villa a Don Juan Fernández Pacheco, primer señor de Belmonte. El señorío fue heredado por su hija María y, más tarde, por su primogénito Juan Pacheco, primer marqués de Villena. Este último mandó edificar un castillo sobre el cerro de San Cristóbal, así como ampliar la iglesia, que más tarde logró elevar a la categoría de colegiata.

Castillo

Como no podría ser de otra manera nuestra primera parada es el castillo. Lo primero que nos llama la atención son sus torres mochadas. Durante el reinado de los Reyes Católicos, cuando Isabel estaba en disputa con Juana la Beltraneja sobre los derechos del trono de Castilla. Uno de los principales aliados de Juana, era Juan Pacheco, y tras perder la contienda era costumbre rebajar las torres de los perdedores para reducir su capacidad ofensiva.

Actualmente es propiedad de la Casa Ducal de Peñaranda. Y desde el 2010 es visitable, después de un largo proceso de reconstrucción que le ha devuelto su antiguo esplendor.

Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte

Entramos al patio del castillo, seguramente dos cosas nos llamará la atención. La primera es sus chimenea, es el primer castillo que conozco que tenga chimeneas en el patio. Aunque parezca poco útil, era la forma que tenían los soldados cuando volvían al castillo para entrar en calor. La segunda son las ventanas, claramente no son de la época del castillo, fue obra de la restauración realizada por Eugenia de Montijo para hacer el castillo más cómodo, ya que igual que los claustros de los monasterios, las ventanas de los patios no estaban acristaladas.

Patio del Castillo de Belmonte
Patio del Castillo de Belmonte

En una de los lados del patio podemos ver el pozo del alcázar y enfrente la armería, con un conjunto de armaduras medievales.

Armería - Castillo de Belmonte
Armería – Castillo de Belmonte

Tomando las escaleras de madera para adentrarnos a las estancias principales de castillo.

Escaleras - Castillo de Belmonte
Escaleras – Castillo de Belmonte

Durante la guerra la decoración del castillo desapareció, así que cuando era pequeño el castillo era una serie de sala vacías. Por suerte, tras las últimas restauraciones se han añadido elementos acorde a los dos personajes que vivieron en el castillo y que le mucho más encanto a estos espacios.

Estancias del Castillo de BelmonteEstancias del Castillo de Belmont

 

Estancias del Castillo de Belmonte

Estancias del Castillo de Belmonte

Estancias del Castillo de Belmonte
Estancias del Castillo de Belmonte
Estancias del Castillo de Belmonte
Estancias del Castillo de Belmonte

Un aspecto que no debemos perdernos detalle es su artesonado, que se conserva en perfecto estado.

Artesonado - Castillo de Belmonte
Artesonado – Castillo de Belmonte
Artesonado - Castillo de Belmonte
Artesonado – Castillo de Belmonte

Para terminar, nada mejor que subirse a las torres para ver completamente como es el pueblo de Belmonte.

Subiendo a las torres del Castillo de Belmonte
Subiendo a las torres del Castillo de Belmonte
Panorámica de Belmonte
Panorámica de Belmonte

Bajamos para acercarnos a la parte posterior del castillo. Junto a la muralla veremos dos estructuras muy a tono con la época, la liza y una carpa. Con un poco de suerte podremos ver entrenar al equipo de Belmonte de Combate Medieval, que entrenan en el mismo lugar donde años atrás se rodó la escena del torneo en la película El Cid.

Si os ha gustado como entrena el equipo de Combate Medieval, tenéis una cita cada año con los campeonatos mundial que se celebran aquí.

Por último desde hace unos par de años, se ha asentado el Trebuchet Park, el mayor parque histórico de máquinas de asedio del mundo. Cuenta con 40 máquinas de asedio a escala real, divididas entre el mundo cristiano, musulmán, oriental y Renacimiento. Si leiste el post sobre Albarracín, ya os contamos que esta exposición se había trasladado a Belmonte, al no conseguir la financiación para continuar en Albarracín.

Trebuchet Park - Belmonte
Trebuchet Park – Belmonte

Más información

  • Horario:
    • Del 10 de enero al 28 de febrero: de martes a viernes de 11:00 a 14:00. Sábado y domingo de 10:00 a 14:00 y 15:30 a 18:30.
    • Del 1 de marzo al 28 de abril: todos los días de 10:00 a 14:00 y 16:00 a 19:00.
    • Del 29 de abril al 14 de septiembre: todos los días de 10:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:30.
    • Del 15 de septiembre al 31 de diciembre: todos los días de 10:00 a 14:00 y de 15:30 a 18:30.
  • Precio: 9 € general (+1 € en puentes y agosto) y 5 € para niños de 5 a 12 años (+1 € en puentes y agosto). Gratis niños menores de 5 años.
  • Web: http://castillodebelmonte.com

La muralla

Una vez terminado con el castillo, bajamos en dirección al pueblo. Lo primero que vemos es la muralla, del siglo XV, que parte del castillo y que en el pasado rodeaba el pueblo. Además poseían cinco puertas de acceso, de las cuales se conservan tres: la de San Juan, la de Chinchilla y la Puerta Nueva.

Muralla de Belmonte
Muralla de Belmonte
Puerta de la muralla - Belmonte
Puerta de la muralla – Belmonte

Colegiata de San Bartolomé

Nos dirigimos a la Colegiata de San Bartolomé (siglo XV), que por sus dimensiones bien podrían ser una catedral, pero al ya existir la de Cuenca está se quedo como Colegiata. Su estilo es gótico, destacando la Puerta del Sol y la Puerta de los Perdones. Y en el interior, como curiosidad podemos ver la pila bautismal de Fray Luis de León.

Colegiata de San Bartolomé - Belmonte
Colegiata de San Bartolomé – Belmonte
Colegiata de San Bartolomé - Belmonte
Colegiata de San Bartolomé – Belmonte

Más información

  • Horario:
    • De abril a octubre: de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:30 horas.
    • De noviembre a marzo: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30 horas.
  • Precio: 2, 5 €

Alcázar de don Juan Manuel

Detrás de la Colegiata encontramos el Alcázar de don Juan Manuel. Lo que fue el alcázar viejo de Belmonte, ha sido reconstruido y reconvertido en hotel, aunque podemos acceder para ver los restos de la torre del homenaje.

Alcázar de don Juan Manuel - Belmonte
Alcázar de don Juan Manuel – Belmonte

Si tenemos más tiempo, podemos recorrer las calles de Belmonte para descubrir el palacio de Buenavista (siglo XVI), el convento de los Jesuitas (siglo XVII), la Corral de Comedias (siglo XVII) o la ermita de Nuestra Señora de Gracia (siglo XVII).

Para finalizar, y siendo la ruta del Quijote no podemos olvidar fotografiar los omnipresentes molinos que se encuentran en las colinas cercanas, todos reconstruidos. El más famoso de ellos es el Molino “El Puntal”, el único que conserva la maquinaria original.

Más información de Belmonte

Dónde dormir en Belmonte

Lo sentimos pero no vas a poder dormir en el castillo, pero te mostramos los alojamientos más interesantes de Belmonte:

Dónde comer en Belmonte

En estas tierras manchegas tenemos como platos típicos el ajoarriero, el morteruelo, los zarajos, la sopa castellana, el pisto manchego y el queso curado. A continuación te indicamos algunas recomendaciones:

  • Restaurante La Muralla (Calle Osa de la Vega, 1): típica comida de Cuenca.
  • Restaurante Palacio de Buenavista (calle la Iglesia, 2): Se encuentra en el Palacio de Buenavista, del siglo XVI.
  • Restaurante Bar Kiko (Avd. Ramón y Cajal nº 2): Bar de comida típica conquense.

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

4 Comments

  1. Hola Alicia.

    Me fascina tu blog y esa imagen del patio del castillo es una maravilla.

    Ya he visto varios vídeos sobre el desafío y siempre tengo entre ceja y ceja ir a verlo en vivo, en directo y a todo color.

    Felicidades por un trabajo tan estupendo como el que llevan a cabo al frente del blog.

    Jacobo

  2. La grúa ya no está, estuve en navidades y no recuerdo ver grúa alguna. La entrada algo cara, 9 euros y el audio guía va un poco por libre en algunas dependencias del Castillo jeje. Por lo demás todo espectacular, muy cuidado y con buenas vistas desde cualquier lado. De echo la vista del Castillo desde la Iglesia es mi foto del perfil. 😉

Responder a María José Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*