Ruta por la provincia de Cuenca: ¿Qué ver en Segóbriga?

Segóbriga

Segóbriga, es para los conquenses lo que Mérida para los extremeños. No vamos a comparar ambos lugares, ya que Mérida es mucha Mérida, pero nos da una idea, de que Segóbriga no es un yacimiento más de los que te puedes encontrar en lo largo y ancho de España. La importancia que tiene Segóbriga como una de las ciudades romanas más importantes de La Mancha, se debe gracias a sus minas “lapis specularis” una de las piedras con las que construían los romanos sus casas para estar a la moda. Como otras ciudades romanas termino por desaparecer pero debido a encontrarse aislada sobrevivió al espolio y ha llegado a nuestros días para que hoy podamos descubrirla.

¿Cómo llegar a Segóbriga?

El yacimiento de Segóbriga se encuentra cerca del pueblo conquense de Saelices. Para llegar desde Madrid tomamos la A-3 en dirección a Saelices (salida 104). Una vez llegamos a la entrada del pueblo, seguiremos las indicaciones para llegar al parque arqueológico.

¿Qué ver en Segóbriga?

La ciudad de Segóbriga fue un importante centro minero, cultural y administrativo en una amplia zona del centro peninsular. En su origen, fue un castro celtibérico llamado “caput celtiberiae”,  que fue conquistado por los romanos hacia el año 200 a.C.

Su desarrollo se debió a la riqueza de sus minas cercanas delapis specularis”, que servía como cristal de las ventanas de las viviendas más modestas. La llegada de trabajadores para las minas, transformó la vida de la ciudad, con la creación de diferentes monumentos para la administración y ocio de una población en crecimiento. Muchos de los cuales han llegado a nuestros días.

Las primeras excavaciones arqueológicas comenzaron en 1888 y en la actualidad todavía continúan los trabajos en la zona, lo que permite seguir descubriendo y ampliando los restos de la ciudad.

Centro de interpretación

Tras llegar al pueblo de Saelices, veremos las indicaciones para el yacimiento de Segóbriga. Una vez dentro del edificio de recepción de visitantes, se proyecta un documental de unos 20 minutos sobre la ciudad, la vida aquí y los proyectos y excavaciones llevadas a cabo. Para terminar podemos acceder a un pequeño museo con los diferentes hallazgos encontrados en las excavaciones, antes de salir al exterior del yacimiento.

Saliendo del centro de interpretación comenzaremos la visita a las ruinas de Segóbriga que nos puede llevar una hora.  El camino está perfectamente señalizado con paneles informativos.

Necrópolis

Tras lo cual salimos al exterior, donde una senda nos llevará a las ruinas. Durante el trayecto pudimos ver los diferentes sarcófagos de la necrópolis que se situaban a las afueras de la ciudad, no te preocupes que no hay huesos. También es de agradecer que haya varias fuentes en el trayecto, ya que en pleno verano, y sin ningún árbol que de sombra, se te quitan las ganas de estar mirando piedras por el campo.

Necrópolis de Segóbriga
Necrópolis de Segóbriga
Necrópolis de Segóbriga
Necrópolis de Segóbriga

Extramuros de la ciudad

Antes de entrar a la ciudad se abren dos caminos. Uno al acueducto (no esperéis que sea como el de Segovia porque éste está a ras de suelo) y el otro a la basílica visigoda, fue el primero en ser excavado, en él se encontraron las tumbas de los obispos Sefronio y Nigrino.

Acueducto de Segóbriga
Acueducto de Segóbriga

El Anfiteatro

En la zona central podemos ver diferentes edificios. El Anfiteatro, fue construido con una capacidad para 5500 personas y tiene forma de elipse irregular de unos 75 m de longitud.

Anfiteatro de Segóbriga
Anfiteatro de Segóbriga
Anfiteatro de Segóbriga
Anfiteatro de Segóbriga

Teatro romano

El teatro también está en buen estado, las gradas casi por completo pero no así el escenario, que no iguala al de Mérida, pero te puedes hacer una idea de cómo era. Se inauguró en torno al año 78 d. C. y en su graderío se pueden distinguir las tres partes que se utilizaban para dividir a los espectadores por clases sociales. Se conserva la orquesta, el tablado y varias columnas y esculturas de mármol que están expuestas en el museo.

Durante los meses de verano se realizan representaciones teatrales en el teatro como ocurre con el de Mérida.

Teatro de Segóbriga
Teatro de Segóbriga
Teatro de Segóbriga
Teatro de Segóbriga

Las Termas y el Gimnasio

Situadas detrás del teatro, estaban destinadas al Culto Imperial. En el recinto se ha encontrado unas letrinas y vestuarios, una sauna de agua caliente y otra de agua fría, y una piscina.

Termas de Segóbriga
Termas de Segóbriga
Termas de Segóbriga
Termas de Segóbriga

El Foro

El Foro, cierra el elenco de los edificios mejor conservados del recinto, ocupaba un espacio rectangular en la vía principal rodeado de numerosas columnas. Era el centro político y social de Segóbriga, y se construyó sobre el año 15 a. C. en época de Augusto como parte del programa de urbanización de la ciudad.

Foro de Segóbriga
Foro de Segóbriga
Foro de Segóbriga
Foro de Segóbriga

Después de todo lo visto, podemos destacar el buen estado de conservación del coliseo, aunque al no encontrarse cerca de ningún sitio de interés implicar ir a posta a visitarlo, solo recomendable si estamos por la zona. Si queremos aprovechar aún más la visita podemos acercarnos a Belmonte, que no se encuentra muy lejos, y podemos visitar su magnífico castillo. También con un poco de suerte podemos encontrar entrenando a los chicos del equipo de combate medieval.

Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte

Más información

  • Web: Turismo de CLM
  • Horario: de martes a domingo de 10:00 a 18:00. Último acceso permitido a las 17:00.
  • Tarifa: 5 € general / 2,5 € reducida (jóvenes, estudiantes y grupos de más de 15) / 1 € Jubilados y desempleados. Gratuito para niños menores de 6 años.
  • Cuándo ir: evitar los meses de mucho calor, ya que no hay árboles para darnos sombra.

Dónde comer

El parque no cuenta con ningún restaurante, así que no tendremos que volver a Saelices o continuar hasta Belmonte.

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

6 Comments

  1. Una visita muy interesante para una escapada de fin de semana desde Madrid o las provincias de alrededor. Aunque no llega al buen nivel de conservación de otros monumentos de la época, como el Acueducto de Segovia, es recomendable para conocer el pasado romano de la península.
    Por cierto, muy cerca se puede aprovechar para visitar el Monasterio de Uclés, declarado Bien de Interés Cultural.
    Saludos viajeros.

    • Muchas gracias Rosa por pasarte por nuestro blog y gracias por tu recomendación. Yo te recomiendo que no ponga en los comentarios la URL de tu sección de Cuenca, porque da la sensación que tu comentario sólo busca el SEO puro y duro, en vez de aportar algo a los lectores, queda francamente muy mal y por si te interesa, a Google no le gusta nada esas técnicas, un saludo

  2. ¡¡Pues allá que vamos!! Leer vuestro post nos ha animado a conocer Segobriga con nuestros dos hijos de 8 años. Y además, gracias a vuestro otro post sobre Las Caras de Buendia, vamos a provechar el viaje para ver las dos cosas. ¡Seguro que pasamos unos dias estupendos! Muchas gracias por vuestro trabajo.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*