Ruta de los molinos de viento manchegos

Ruta de los molinos manchegos

Una de las estampas más conocidas de La Mancha son sus molinos, estas figuras que aparecen a lo largo y ancho del paisaje manchego, fuero uno de los indiscutibles personajes de la novela Don Quijote, el cual los confundió con gigantes e intentó sin acierto atravesarlos con su lanza.

En época de Cervantes los molinos era un edificio habitual, pero la pérdida de su función ante sistemas más modernos y el paso del tiempo, ha provocado que gran parte de ellos terminaran hundiéndose. Por suerte muchas asociaciones se han propuestos recuperar parte de estos edificios para darle una segunda vida como museos.

En esta ocasión, os proponemos una ruta de fin de semana, que discurre por diferentes pueblos manchegos, cuyo punto en común son los molinos de vientos y la novela del Quijote. Partiremos de un castillo, el de Consuegra, para terminar en otro, el de Belmonte.

Para realizar esta ruta os recomendamos coger el coche, ya que aunque la mayoría de los pueblos tienen parada de autobús, las combinaciones imposibilita realizarla ruta en un fin de semana. Sin más, empezamos nuestra ruta por los Molinos de Viento Manchegos.

Tembleque

Salimos de Madrid y nos adentramos en el tranquilo pueblo de Tembleque en la provincia de Toledo, conocido como la puerta de La Mancha. Aquí podemos ver tres molinos de viento, uno de ellos en muy mal estado, mientras que los dos restantes han sido rehabilitados. Los molinos se encuentran encima de una pequeña colina, en el Cerro de los Molinos, que ofrece unas fantásticas vistas de la localidad.

Molinos de Tembleque
Molinos de Tembleque

Aprovechando la visita, podemos dar una vuelta por el pueblo para ver su maravillosa Plaza Mayor, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el palacete barroco Casa de las Torres o la Casa de Postas, así como diversas ermitas.

Plaza de Tembleque
Plaza de Tembleque

Consuegra

Seguimos nuestra ruta hasta el pueblo toledano de Consuegra, en cuyo cerro se encuentra uno de los mejores representantes de esta ruta. Los 12 Molinos de Consuegra datan del siglo XIX, y se encuentran sobre el Cerro Calderico, y junto a ellos se encuentra el Castillo de la Muela, un antiguo alcázar del siglo X.

Cinco de estos molinos conservan su maquinaria intacta: Bolero, Espartero, Sancho, Rucio y Mochilas. En cuanto al resto, sus nombres son: Vista Alegre, Cardeño, Mambrino, Alcancía, Chispas, Caballero del Verde Gabán y Clavileño.

Podemos aprovechar para darnos una vuelta por Consuegra, en el que podremos contemplar sus tres iglesias, la del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, la de Santa María la Mayor y la de San Juan Bautista. Y también su Plaza Mayor, donde se ubican la Torre del Reloj, el Ayuntamiento y la Casa de los Corredores.

+ Post: Camino por la ruta del Quijote. ¿Qué ver en Consuegra?

Molinos de Consuegra
Molinos de Consuegra
Molinos de Consuegra
Molinos de Consuegra

Puerto Lápice

Dejamos la provincia de Toledo y nos adentramos en Ciudad Real con Puerto Lápice. Del paso de Don Quijote por esta localidad quedó constancia en el pasaje en el que Don Quijote pretendía rescatar a una señora vizcaína de dos monjes benedictinos.

Sus molinos de viento se encuentran en las afueras de la localidad, en un entorno con magníficas vistas al paisaje manchego.

Molino de Puerto Lápice
Molino de Puerto Lápice
Plaza de Puerto Lápice
Plaza de Puerto Lápice

En el casco urbano podemos ver la Ermita de la Virgen de la Contemplación, así como su original Plaza Mayor.

+ Post: Ruta por la provincia de Ciudad Real: ¿Qué ver en Puerto Lápice?

Alcázar de San Juan

Llegamos a la ciudad de Alcázar de San Jun, donde nos esperan cuatro molinos de nombres Rocinante, Barataria, Fierabrás y Barcelona. Se encuentran en lo alto del Cerro de San Antón, donde se encuentran también la Cueva del Polvorín y Las Canteras, dos antiguas minas que hoy en día se aprovechan como escenarios de fiestas y espectáculos. Hace un par de años montaron un sistema de iluminación bastante original sobre los molinos, por lo que merece la pena hacer noche aquí y disfrutar del espectáculos, opciones de alojamiento no te faltarán.

Ya en el casco urbano podemos ver sus tres museos importantes el del Hidalgo, el D.O. La Mancha y el de Cerámica. Además de darte un paseo por su casco histórico lleno de palacios e iglesias. Una de las cuales se disputa con Alcalá de Henares ser el lugar donde se bautizó Cervantes. Sin duda una parada obligada en nuestra ruta por los Molinos de Viento Manchegos.

Museo del Hidalgo
Museo del Hidalgo
Molinos de Alcázar de San Juan
Molinos de Alcázar de San Juan

+ Post: Camino por la ruta del Quijote. ¿Qué ver en Alcázar de San Juan?

Campo de Criptana

Nuestra siguiente parada nos lleva a Campo de Criptana, sus 10 molinos se encuentran en la parte alta del pueblo. Tres de los cuales son originales del siglo XV: Burleta, Infanto y Sardinero.

Molinos de Campo de Criptana
Molinos de Campo de Criptana
Molinos de Campo de Criptana
Molinos de Campo de Criptana

A estas alturas será la hora de comer, así que tienes dos restaurantes para hacer una parada junto a los molinos.

Justo a la entrada del cerro desde el pueblo, se encuentra la oficina de turismo, donde podremos coger las entradas para los museos (varía entre 1€ y 2 €) situados en el interior de los molinos más modernos: Museo de Sara Montiel (hay que recordar que Sara Montiel nació aquí), el Museo de Vicente Huidobro, el Museo de Enrique Alarcón, el Museo del Vino, el Museo de Labranza y el Museo de la Poesía.

Junto a la oficina de turismo se encuentra una tienda de recuerdos, cuadros y esculturas creadas por el mismo dueño, que en la parte inferior podremos visitar una antigua casa cueva de forma gratuita.

Una vez recorrido los molinos, merece la pena darse una vuelta por Campo de Criptana, un típico pueblo manchego de casas encaladas y tonos azules, donde podremos contemplar su Iglesia del Convento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, el Pósito Real, el Pozo de las Nieves y las atractivas casas-cueva del barrio de Albaicín.

Más información

  • Web de Turismo de Campo de Criptana: https://www.tierradegigantes.es
  • Horario oficina de turismo: todos los días de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 18:30 (en verano de 16:30 a 19:00).

El Toboso

De vuelta a Toledo paramos en El Toboso, no conocido por su cantidad de molinos, sólo dispone de uno en el centro del pueblo, pero cuyo nombre se encuentra vinculado a la figura de Dulcinea. En este pueblo encontraremos una ruta por el relato sobre la visita de Don Quijote y Sancho para buscar a Dulcinea, la casa de la persona en carne y hueso sobre la que se inspiró Cervantes para su personaje, la Dulce Ana Zarco; y un museo con la obra de Cervantes en diferentes lenguas.

Plaza Mayor de El Toboso
Plaza Mayor de El Toboso
Casa de Dulcinea - El Toboso
Casa de Dulcinea – El Toboso

Más información Casa Museo Dulcinea

  • Web de Turismo: http://www.eltoboso.es
  • Horario: De martes a sábado de 9:45 a 13:30 y 15:00 a 18:00. Domingos de 10:00 a 13:45.

+ Post: Camino por la ruta del Quijote. ¿Qué ver en El Toboso?

Mota del Cuervo

Muy cerca en la provincia de Cuenca, llegamos a Mota del Cuervo. En el cerro llamado El Balcón de La Mancha, encontramos 7 molinos cuya restauración fue llevada por la Asociación de Amigos de los Molinos.

Molinos de Mota del Cuervo
Molinos de Mota del Cuervo
Molinos de Mota del Cuervo
Molinos de Mota del Cuervo

En el primero de ellos El Gigante, se encuentra la oficina de turismo. Por 1 € podremos ver el interior del molino cuya maquinaria se encuentra en perfecto estado. Además los sábados si hay viento, montan las lonas sobre las aspas y orientan el molino para producir harina. Con la entrada también se incluye la visita al molino de Piqueras con un museo de herramientas antiguas. Los otros molinos reciben los nombres de: Cervantes, Zurdo, Goethe, Irak y Franz Grillparzer. Además junto a ellos se encuentran las esculturas en metal de Don Quijote y Sancho, cuyas siluetas esperan que los molinos se conviertan en gigantes.

Más información de Mota del Cuervo

  • Web de turismo: http://turismomota.blogspot.com
  • Horario y accesos al interior de los molinos: De martes a domingo de 10:00 a 14:00 h y de martes a sábado de 16:00 a 18:00 h en invierno y de 16:00 a 20:00 h en verano.

Belmonte

Aunque no es el máximo representante en cuanto a molinos, sólo tiene 3, ni aparece en la obra de Cervantes, no hay ruta por la comarca que se precie sin hacer una parada obligada por el Castillo de Belmonte. Tras su restauración es uno de los castillos en mejor estado que podemos encontrar en La Mancha, así que bien merece una visita. Pero no sólo el castillo es un lugar de parada, ya que en el pueblo encontramos su Colegiata que por sus dimensiones bien podría pasar como una Catedral manchega.

Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte
Castillo de Belmonte

+ Post: Camino por la ruta del Quijote. ¿Qué ver en Belmonte?

Y aquí terminamos nuestra ruta por los molinos de viento manchego, espero que lo disfrutes.

Dónde dormir

Si vas a hacer noche durante la ruta, te doy cuatro posible ubicaciones por las dimensiones y la variedad de alojamientos:

Dónde comer

En Consuegra:

  • Restaurante El Alfar (Calle Rosa del Azafrán nº 8): ubicado en un antiguo taller de alfareros, un lugar ideal para disfrutar de la comida manchega.
  • Restaurante Las Provincias (Ctra. Toledo-Alcázar, km. 58,500): situado a la entrada del pueblo, un lugar tranquilo para disfrutar de la comida tradicional.

El Toboso:

  • Mesón La Noria de Dulcinea (Calle Don Quijote, 3): ubicado en una antigua casa de labor junto al Museo de Dulcinea, un lugar ideal para disfrutar de la comida manchega.
  • Restaurante El Quijote (Avda Castilla- La Mancha, 12): restaurante acogedor, con buenas raciones a precios asequibles.

En Campo de Criptana:

  • Restaurante Cueva La Martina (calle Rocinante, 13): ubicado en una casa-cueva del siglo XVI junto a los molinos, platos tradicionales con otros de vanguardia, por lo que el precio es alto.
  • Restaurante Las Musas (calle Barbero, 3): El otro restaurante junto a los molinos, una calidad estupenda y unos precios más ajustado que el anterior.

En Belmonte:

  • Restaurante La Muralla Belmonte (Calle Osa de la Vega, 1): típica comida de Cuenca.
  • Restaurante Palacio de Buenavista Belmonte (calle la Iglesia, 2): Se encuentra en el Palacio de Buenavista, del siglo XVI.
  • Restaurante Bar Kiko Belmonte (Avd. Ramón y Cajal nº 2): Bar de comida típica conquense.

También te pude interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

2 Comments

  1. Muy interesante este articulo sobre Los molinos Manchegos, estamos planeando nuestro viaje anual para España e incluiremos visitar esta bella Región de La Mancha.

    Gracias por sus publicaciones y saludos desde México !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*