50 cosas que hacer en Alcázar de San Juan antes de morir

Alcázar de San Juan

A una hora y media en tren desde Madrid, encontramos Alcázar de San Juan una pequeña ciudad manchega, nudo de comunicación entre Madrid, levante y Andalucía. Pero pese a su cercanía con Madrid pocos se aventuran a descubrir esta ciudad que tiene mucho que ofrecer, y de la que seguro que puedo darte 50 motivos para que vengas a conocerla.

1. Saber porque en una de las fachadas de la Iglesia de Santa Quiteria hay una cruz de madera.

La cruz del fantasma - Alcázar de San Juan
La cruz del fantasma – Alcázar de San Juan

Una noche de invierno de 1750 el Corregidor con alguno de sus hombres empezaron hacer una ronda nocturna por las calles del pueblo por el rumor de un fantasma que asustaba a la gente, al cual describían como ser anormal, envuelto en vestiduras blancas y teniendo por cabeza una calavera despidiendo llamas por los ojos. Los hombres del Corregidor caminando llegaron a la altura de Santa Quiteria, donde se toparon con el fantasma. El Corregidor le dio el alto y le preguntó quién era, ante su negativa a responder le dispara, cayendo fulminado al suelo. Al descubrirle la cara, el Corregidor se da cuenta que la persona que ha matado es su hijo. Al día siguiente del dramático suceso, se colocó en el muro la cruz que allí perdura. Quedando con el paso de los siglos como la leyenda de “La Cruz del Fantasma”.

2. Hacerte una foto junto a las esculturas del Quijote y Sancho. Se trata de una de las esculturas más emblemáticas de Alcázar de San Juan y se encuentra presidiendo la plaza de España. Fue inaugurada en 1971 y es obra de Marino Amaya. Fue realizada en bronce y representa a Don Quijote y Sancho Panza en posición de marcha, subidos en sus respectivas monturas.

La escultura de Quijote y Sancho - Alcázar de San Juan
La escultura de Quijote y Sancho – Alcázar de San Juan

3. Ir de compras por las calles cercanas a la estación del ferrocarril. En 1854, tras la llegada del ferrocarril a España, el trazado del ingeniero inglés Míster Creen situó en la villa una estación con un nudo ferroviario de extraordinaria importancia en la línea Madrid-Alicante. Los pasajeros tenían que pasar en la estación varias horas a la espera de reanudar su marcha. Es por eso que empezaron a proliferar tiendas alrededor de la estación para que los pasajero pudieras aprovechar este tiempo para hace sus compras. Hoy muchas de ellas todavía perviven como locales centenarios.

Tiendas antiguas de Alcázar de San Juan
Tiendas antiguas de Alcázar de San Juan

4. Tomar unos vinos en la Feria de Sabores. La Feria de los Sabores es un evento gastronómico y cultural que se celebrará a finales de abril organizada por el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan. La Feria constituye un escaparate para los excelentes productos que se elaboran en la zona: vinos, quesos, miel, embutidos o dulces; son sólo algunos de los numerosos productos que pueden degustarse, mientras se disfruta de un amplio programa de actividades culturales. SIn duda uno de los evento que ver en Alcázar de San Juan.

Feria de Sabores - Alcázar de San Juan
Feria de Sabores – Alcázar de San Juan

5. Hacerte una de las fotos más típicas de la ciudad. No te puedes ir de Alcázar de San Juan sin hacerte la foto más típica de la villa, la que se hace junto a la estatua de Cervantes con la Torreón del Gran Prior aun lado.

El Torreón - Alcázar de San Juan
El Torreón – Alcázar de San Juan

6. Escuchar un concierto de algún grupo de música alternativa en el auditorio de La Cantera. En el marco incomparable del Cerro de los Molinos, sobre los restos de una antigua cantera, es el singular escenario para los conciertos de verano de la localidad.

7. Visitar el Torreón del Gran Prior y conocer la historia de los Caballeros Hospitalarios. Este torreón de piedra roja, es el núcleo de lo que fue el palacio de los Grandes Priores de Castilla y León, de la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén de Rodas y de Malta. Su interior nos cuenta la historia de los caballeros de la Orden de San Juan, que habitaron y dominaron toda esta zona.

Una de las curiosas salas del Torreón - Alcázar de San Juan
Una de las curiosas salas del Torreón – Alcázar de San Juan

8. Subir a lo alto del Torreón del Gran Prior. Como principal atalaya de la ciudad, el Torreón del Gran Prior dispone de unas magníficas vistas de la localidad, y como no del Cerro de San Antón, donde se encuentran sus molinos.

Cerro de San Antón - Alcázar de San Juan
Cerro de San Antón – Alcázar de San Juan

9. Ver el yacimiento arqueológico que hay en la parte posterior de la Capilla del antiguo palacio del Gran Prior. Este yacimiento e corresponde con una villa prerromana, consistente en un gran latifundio de explotación agropecuaria con finalidad comercial, y donde su propietario habitaba en una mansión o palacio denominado domus.

Yacimiento romano - Alcázar de San Juan
Yacimiento romano – Alcázar de San Juan

10. Ver la partida bautismal de Miguel de Cervantes en la Colegiata de Santa María la Mayor. En 1752, fue localizada la partida bautismal de Miguel de Cervantes en la iglesia de Santa María la Mayor de Alcalá de Henares. Sin embargo, el descubrimiento por la misma época en Alcázar de San Juan de una partida de bautismo de otro Miguel de Cervantes, desató la controversia sobre la cuna de Cervantes y el año de su nacimiento. En el debate tuvo que intervenir la Academia Española, la cual falló definitivamente a favor de la ciudad complutense después de haberse afianzado sus derechos con más documentos descubiertos por otros investigadores que probaban, sin ninguna duda, el origen alcalaíno del escritor. Pese a ello, los defensores del acta de Alcázar de San Juan nunca aceptaron el veredicto.

Partida de bautismo de Miguel de Cervantes - Alcázar de San Juan
Partida de bautismo de Miguel de Cervantes – Alcázar de San Juan

11. Conocer como era el traje típico alcazareño en el Museo del Traje. Gestionado por la Asociación Cultural de Coros y Danzas, y ubicado en su sede, en este Museo se exponen diferentes trajes completos usados a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en Alcázar de San Juan.

12. Comer una de las mejores migas de la ciudad en la Taberna “La Viña E”. La taberna ‘La Viña E’ arranca en 1917 con Macario Vaquero, corredor de vinos, que adquirió en una subasta varios lotes de viñedos que denominó la viña A, la viña B, C, D y un negocio hostelero al que nombró como el resto: La Viña E. Hoy funciona como bar de tapas y comidas, donde se aúnan sus platos más tradicionales con las ofertas más innovadoras.

Migas de La Viña "E" - Alcázar de San Juan
Migas de La Viña “E” – Alcázar de San Juan

13. Visitar el Camarín de la Virgen del Rosario. Una de las joyas de la Colegiata de Santa María la Mayor, es su Camarín (una sala privada o el vestidor de la Virgen). Obra Rococó del siglo XVIII repleto de yeserÍas y espejos, así como un zócalo y suelo de cerámica de Talavera, este camarín nos recuerda mucho a los típicos camarines andaluces de Antequera, Lucena o Priego de Córdoba. Su duda uno de los rincones más bonitos que ver en Alcázar de San Juan.

Camarín de la Virgen del Rosario - Alcázar de San Juan
Camarín de la Virgen del Rosario – Alcázar de San Juan

14. Aprender sobre los diferentes recipientes de alfarería que utilizaban nuestros abuelos en el Museo FORMMA. Ubicado en el antiguo Convento de San José, en la zona denominada como “Granero de las Monjas” (siglo XVII). El museo de la Cerámica Manchega, exhibe una amplia muestra de piezas procedentes de los principales núcleos alfareros de la comarca manchega.

Museo de FORMMA - Alcázar de San Juan
Museo de FORMMA – Alcázar de San Juan

Más información

15. Visitar la Capilla del antiguo palacio del Gran Prior de los Hospitalarios. La Capilla de Palacio es el centro de recepción de visitantes y lugar de interpretación que permite comprender el conjunto palacial y la historia de los caballeros hospitalarios

Capilla del Gran Prior - Alcázar de San Juan
Capilla del Gran Prior – Alcázar de San Juan

Más información

16. Visitar la Cueva del Polvorín durante la Noche del Patrimonio. La cueva, a la que se accede por un cañón excavado en el cerro de los Molinos, se excavó a finales del siglo XIX, como elemento militar para albergar y proteger la pólvora propia del regimiento de Zapadores que estuvo instalando en Alcázar de San Juan alrededor de la construcción de ferrocarriles. Actualmente la Cueva solo es visitable durante la Noche del Patrimonio.

17. Tocar los cencerros en el Museo del Hidalgo. El Museo del Hidalgo se ubica en una antigua casa solariega del siglo XVI conocida por el nombre de “Casa del Rey”. En él podremos descubrir cómo era la vida de los hidalgos que inspiraron a Miguel de Cervantes cuando creó el personaje de Don Quijote. Lo curioso es que podemos interactuar con muchos de sus elementos, como por ejemplo con estos cencerros para poder tocar alguna melodia.

Cencerros del Museo del Hidalgo - Alcázar de San Juan
Cencerros del Museo del Hidalgo – Alcázar de San Juan

Más información

18. Comer unos Duelos y Quebrantos en la Taberna la Santina. Los duelos y quebrantos es un plato tradicional de la cocina manchega, cuyos ingredientes son huevo revuelto, chorizo y tocino. Se trata de un plato contundente que se hizo famoso por su referencia a él Don Quijote de la Mancha.

19. Visitar una de las iglesias más bonitas de Alcázar de San Juan, la Iglesia de San Francisco. Su fundación se debe a Don Diego de Toledo, hijo del Duque de Alba y sobrino de Fernando el Católico. El motivo fue la confirmación de la posesión del Priorato de León de la Orden de San Juan. A mediados del siglo XIX se derribó el convento permaneciendo en pie sólo la Iglesia de San Francisco. La portada de la iglesia se hizo en la última restauración de la iglesia (en los años 80), presentando características renacentistas.

Iglesia de San Francisco - Alcázar de San Juan
Iglesia de San Francisco – Alcázar de San Juan

20. Saber que la ciudad tuvo su propia universidad en el Convento de San Francisco. El templo pasaría a ser Universidad, ya que con los años acogería dos cátedras la de Gramática y la de Artes, adaptándose también las cátedras de Teología, Filosofía y Teología Moral. Con el tiempo paso a ser templo, hospital, cuartel, centro de la Academia Cervantes, internado y capilla.

21. Llevarte a casa unas Tortas de Alcázar. Este original bizcocho tiene su origen en el Convento de Santa Clara, donde las monjas lo elaboraban en exclusiva hasta el siglo XIX. Parte de su fama viene por la estación de ferrocarril, pues allí se vendía a los viajeros y se dice que la reina Isabel II fue obsequiada con ellas cuando inauguró la línea Madrid-Alicante. La receta pasó a los vecinos y ahora varios obradores comercializan este producto.

22. Visitar la sede de la Escuela de escritores Alonso Quijano. Ubicado en un monumento histórico como es el Convento de santa Clara. La Escuela de Escritores Alonso Quijano, está dirigida a los amantes de la lengua y la literatura, que quieran participar en talleres sobre la forma de escribir o simplemente profundizar en el placer de la lectura y la escritura.

Convento de Santa Clara - Alcázar de San Juan
Convento de Santa Clara – Alcázar de San Juan

23. Dar un paseo por el Parque Alces, principal parque urbano de la ciudad. Con una superficie de 200.000 m2, alberga una diversidad botánica y avícola importante. Árboles como pinos, cedros, cipreses, olmos, árboles del paraíso o arces pueblan esta gran zona verde de Alcázar de San Juan.

24. Subir hasta el cerro de San Antón para fotografiar los 4 molinos de viento. También conocido como el  “Mirador de La Mancha” por la magnífica panorámica que ofrece. Hay constancia de que hubo 19 molinos de viento en la localidad de los que actualmente se conservan cuatro: Fierabrás, Barcelona, Rocinante y Barataria. Su duda uno de los lugares que debemos ver en Alcázar de San Juan.

Molinos de Alcázar de San Juan
Molinos de Alcázar de San Juan

25. Ver los mosaicos romanos del Museo Municipal. Este edificio es la unión de los restos de la antigua casa solariega de la familia Sanabria y de la antigua ermita de Santo Domingo So­riano, creada en memorial por Don Diego de Sanabria. La casa ha tenido distintos usos, como la de posada, hasta que es adquirida por el ayuntamiento y es convertida en Museo. Alberga todos los elementos arqueológicos de cierto interés de la ciudad.

Museo Municipal - Alcázar de San Juan
Museo Municipal – Alcázar de San Juan

26. Saber el origen del nombre de la ciudad. Su nombre se debe a la Orden Militar de los Hospitalarios de San Juan, que la tenían bajo su protección y dominio, aunque durante la II República se cambió su nombre por Alcázar de Cervantes.

27. Avistar aves en alguna de las tres lagunas del Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan. El complejo comprende tres lagunas (La Veguilla, Camino de Villafranca y Las Yeguas). Este complejo lagunar tiene una gran importancia como zona de reproducción e invernada de un gran número de aves asociadas a humedales como anátidas, limícolas o flamencos.

Complejo lagunar - Alcázar de San Juan
Complejo lagunar – Alcázar de San Juan

28. Ver los molinos del Cerro de San Antón de noche con la nueva iluminación artística. Hace unos años se instaló en el cerro un sistema de iluminación artística LED, formado por 36 proyectores de led rojos, verdes, azules y blancos.

29. Saber que Alcázar de San Juan fue uno de los mayores productores de salitre del reino. Esta importancia vino motivada, por su localización en un espacio con excelentes condiciones para la explotación del salitre, así como por la buena calidad del producto, que la llevó a convertirse en una de las mejores de España durante los siglos XVI y XVII. No obstante, durante el siglo XVIII se produciría su decadencia, fundamentalmente debido a la falta de buenas comunicaciones.

30. Descubrir el tesoro que esconde la sala de espera de la estación de tren. Los paneles de azulejos que decoran la fonda y sala de espera de la estación de tren proceden del taller de Mensaque Rodríguez de Triana, talleres que ganaran gran relevancia tras la Exposición Iberoamericana de 1929. Se trata de unos paneles con motivos quijotescos que se instalaron durante las obras de mejora de las instalaciones ferroviarias efectuadas en los años 20.

Azulejos de la Sala de Espera - Alcázar de San Juan
Azulejos de la Sala de Espera – Alcázar de San Juan

31. Saber que de la cocina del Convento de Santa Clara salió la receta de las famosas “tortas de Alcázar”. Como indicamos anteriormente este postre tan típico de Alcázar tuvo su origen en las monjas del Convento de Santa Clara.

32. Asistir a una molienda tradicional en los molinos del cerro de San Antón. La molienda se suelen hacer una vez al mes, por lo que si vamos a ir mirar en su web cuando será la próxima.

33. Ver la gran maqueta de trenes del Museo del Ferrocarril. Inaugurado en mayo de 1985 como Museo Nacional Ferroviario se encuentra en terrenos de la antigua Estación de RENFE y está gestionado por la Asociación de Amigos del Ferrocarril. Además de diferentes elementos ferroviarios podemos ver varias maquetas de trenes como ésta. Lo podéis visitar los domingos de 12:00 a 14:00.

Maqueta de tren - Alcázar de San Juan
Maqueta de tren – Alcázar de San Juan

34. Descubrir que los antiguos depósitos de agua del Museo del Ferrocarril son obra del mismísimo Eiffel. En la parte de atrás del museo encontramos los antiguos depósitos de agua que se usaban para las máquinas de vapor. Estos depósitos fueron diseñados por el famoso arquitecto francés Eiffel.

Depósitos del agua - Alcázar de San Juan
Depósitos del agua – Alcázar de San Juan

35. Pasar una noche en el Convento de Santa Clara tras conocer las miles de leyendas de fantasmas que esconden sus muros. Reconvertido en un hotel, sus habitaciones eran las antiguas celdas de las monjas. Así que no te asustes si por la noche entre los pasillos oyes algún murmullo.

36. Contar el número de botellas antiguas expuestas en el museo del Vino. Una de las partes más originales del museo del Vino, son estos pasillos con vitrinas en el que podemos miles de botellas de vinos de la Denominación de Origen La Mancha.

Museo del Vino - Alcázar de San Juan
Museo del Vino – Alcázar de San Juan

37. Saber dónde está la sede de la Denominación de Origen La Mancha. Pues sí, como supondrás se encuentra en Alcázar de San Juan. Pero te lo pongo más difícil, de dónde es el actual presidente de la Denominación. Pues de El Provencio, precioso pueblo y no lo digo porque sea el de José.

Sede de la Denominación de Origen La Mancha - Alcázar de San Juan
Sede de la Denominación de Origen La Mancha – Alcázar de San Juan

38. Comer uno de los Guisos de las Bodas de Camacho. Este plato de cuchara uno de las recetas de inspiración cervantina a base de pollo, gallina y las famosas pelotillas; y de postre no puede faltar la bizcochá, culminando con mistela y unos mantecados manchegos.

Guiso de Bodas de Camacho - Alcázar de San Juan
Guiso de Bodas de Camacho – Alcázar de San Juan

39. Visitar las obras del artista alcazareño Isidro Parra en la sede de su Fundación. Creada por deseo de Isidro Parra recoge sus pinturas, grabados, esculturas y un espacio-taller.

40. Fotografiar la antigua oficina de turismo de la ciudad. Se sitúa sobre una antigua casa típica Manchega, en la que se dispone una sala de exposiciones o conferencias en su planta superior.

Antigua Oficina de Turismo - Alcázar de San Juan
Antigua Oficina de Turismo – Alcázar de San Juan

41. Acercarnos a la casa natal de Miguel de Cervantes (Plaza Cervantes). Lamentablemente la casa no sobrevivió y fue derrumbada, pero una placa nos marca el lugar donde para los alcazareños, nació el insigne escritor del Quijote.

Casa de Cervantes - Alcázar de San Juan
Casa de Cervantes – Alcázar de San Juan

42. Descubrir en el Parque Cervantes los cuatro bancos decorados con azulejos que representan los pasajes tanto de la Primera Parte como de la Segunda Parte del Quijote.

43. Saber que la torre del Gran Prior también se le llama de Juan de Austria. Esto se debe a que en ella estuvo desterrado el príncipe Juan José de Austria, hijo bastardo de Felipe IV y la actriz María Calderón “La Calderona”.

La torre del Gran Prior - Alcázar de San Juan
La torre del Gran Prior – Alcázar de San Juan

44. Recorrer cada una de las esculturas sobre Cervantes y el Quijote que hay en distintos puntos de la ciudad. Entre ellas podemos ver el Quijote Cómico, Don Quijote con Sancho, la estatua de Cervantes, un Don Quijote en forja, entre otros.

Don Quijote Cósmico - Alcázar de San Juan
Don Quijote Cósmico – Alcázar de San Juan

45. Visitar la Bodega La Tercia (C\ Almagro 6) una de las bodegas familiares más antiguas de la ciudad, para probar alguno de sus vinos ecológicos y alguna de sus tapas, sobre todo las croquetas de gachas

46. Pedir uno de los postres más típicos de la ciudad. Si no lo conoces, pronto lo conocerás, se llama bizcochá y lo podrás comprar en cualquier tienda de la localidad para llevártelo a casa, su base principal es la Torta de Alcázar

Biscochá - Alcázar de San Juan
Biscochá – Alcázar de San Juan

47. Comer alguna de las mini pizzas de Las Cancelas (C/San Francisco, 20) con sus ingredientes 100% manchegos. Si visitas Alcázar, tienes que ir sí o sí un día a cenar a Las Cancelas. Hacen las mejores pizzas de la comarca y a buen precio.

48. Visitar una de las iglesias menos conocida de Alcázar, la Iglesia de la Santísima Trinidad. La Iglesia de la Santísima Trinidad, levantada entre los siglos XVII y XVIII, fue una de las primeras iglesias de la provincia que se realizan bajo las pautas del Rococó.

Iglesia de la Santísima Trinidad
Iglesia de la Santísima Trinidad

49. Maravillarse con el precioso patio castellano de la Casa del Hidalgo.

Museo Casa del Hidalgo - Alcázar de San Juan
Museo Casa del Hidalgo – Alcázar de San Juan

50. Darte cuenta que hay más cosas que ver en Alcázar de San Juan de las que creías.

Conoces algún motivo más para visitar Alcázar de San Juan, déjalo en los comentarios.

Más información

Web de turismo: http://www.turismoalcazar.es

Dónde Comer

Los restaurantes más recomendables son:

  • Restaurante la Chata (Calle Emilia Pardo Bazán, 2): muy buen restaurante con platos tradicionales y de autor, con un precio decente (un menú del día de 10 €).
  • El Puente (Avenida Quero 37): una opción para disfrutar de la gastronomía manchega como las gachas, migas, gazpacho manchego,…
  • Restaurante Casa Vicente (Avenida Constitución s/n): es un restaurante asador-arrocería, la calidad es muy buena. Como pega es un lugar pequeño que suele estar siempre lleno, así que mejor reservar.
  • El Convento (Plaza Santa Clara s/n): situado en el antiguo Convento de Santa Clara, es una buena excusa para visitar el edificio y quedarse a comer. Dispone de menú del día por 12€, y el ambiente es tranquilo.

Dónde dormir

Su situación céntrica nos permitirá recorrer otro de los pueblos interesantes de la región como Campo de Criptana y Consuegra. Por su ubicación y comunicación es una buena opción para alojarse en la ciudad. Aquí tienes los mejores alojamientos de Alcázar de San Juan:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

10 Comments

  1. Pase cerca de tres años en la ciudad por trabajo, una ciudad que me encanta por sus gentes,su traquilidad …
    Tengo programada una visita con la familia para recordar tiempos pasados y recorrer nuevamente sus calles.
    En definitiva una ciudad que me encanta

  2. Que voy a decir, si yo naci aquí en el primer tercio del siglo pasado!!!! Que su orografia es tan llana como su gente. Ideal para los que ya tenemos las articulaciones convertidas en barometros.

  3. Yo añadiría algunos motivos más:
    – Visitar el Museo Samper, donde se expone la obra del pintor (más bien le va el nombre de artista) local, José Luis Samper, óleos, acuarelas y un magnífico ilustrador de carteles. http://www.joseluissamper.com/museo/
    – Tomar un buen vermú (de lo mejor de la comarca) y grandiosas tapas, en la taberna “La Bodeguilla” en la calle ferrocarril, también llamado “A la vuelta lo venden tinto y blanco”…
    – Y aunque me repita con el punto 42, los azulejos quijotescos del Parque Cervantes (a la intemperie), realmente merecen una visita y si puede ser mejor guiada a cargo de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan, que los tienen documentados y estudiados a fondo, se trata de una de las pocas colecciones cerámicas que contienen el Quijote completo de principio a final, merece y mucho la pena visitarlo: https://sociedadcervantinadellugardedonquijote.wordpress.com/2017/11/12/magnifica-acogida-de-las-dos-rutas-guiadas-para-conmemorar-el-bautizo-de-cervantes/ y https://sociedadcervantinadellugardedonquijote.wordpress.com/azulejos/

    Saludos.

  4. Qué voy a decir….yo nací allí hace 73 primaveras, inviernos, etc.. y por motivos familiares marché a Mallorca, dejé una buena tierra, una buena gente, una buena gastronomia y sobretodo un buen pueblo. Mi ilusión es volver a recorrer estas calles que he vuelto a ver en vuestras publicaciones, que me han echo recordar con alegria mis tiempos vividos en mi tierra Alcazar de San Juan. Yo crecí en la plaza de la Aduana en la casa de la Troya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*