Ruta por la provincia de Burgos: El cementerio de Sad Hill

Cementerio de Sad Hill

Si te hablo de la película “El Bueno, el Feo y el Malo”, seguro que te suena aunque no la hayas visto. Y probablemente si te digo que se rodó en España, no te sorprenda mucho, ya que muchas de las películas del “spaghetti western” se rodando en tierras almerienses del desierto de Tabernas. Pero si te digo que parte de la película no se rodó en Almería sino en la provincia de Burgos, a lo mejor te sorprende un poco.

Un poco de historia…

Recapitulemos, esta historia empezó con Espartaco Santoni y Marujita Díaz, en esa época en la que eran pareja, decidieron rodar una película llamada “El valle de las espadas”. Esta película en la que participó en la producción José Antonio Pérez Giner, se rodó en Burgos y trataba sobre el nacimiento del reino de Castilla. Si no te suena es normal, porque fue un rotundo fracaso.

Pero sigamos con la historia. Pérez Giner terminó trabajando con Sergio Leone en el rodaje del “El bueno, el feo y el malo”, y necesitaban un lugar para rodar la escena del puente. Y claro está, el desierto de Tabernas lo que son ríos pues anda justito. Así que le enseñó la comarca burgalesa del Arlanza. Solo con verla quedo enamorada de su paisaje así que terminaron rodando aquí.

Letrero de entrada al cementerio Sad Hill
Letrero de entrada al cementerio Sad Hill

En concreto, el Monasterio de San Pedro de Arlanza se convirtió en la Misión San Antonio y cerca del municipio de Carazo se levantó el fuerte unionista Betterville. Mientras, el propio río Arlanza se transformó en el Río Grande y en el Valle de Mirandilla cerca de Santo Domingo de Silos se construyó el cementerio de Sad Hill, en el que se rodó la mítica escena final de la película.

En la escena final, Clint Eastwood (el bueno), Eli Wallach (el feo) y Lee Van Cleef (el malo) llegan a un cementerio de guerra y se disputan a duelo un botín enterrado en una de las tumbas. La escena duró 20 minutos a lo largo y ancho del cementerio, y ha pasado a la historia del cine y por su puesto su música, “La fiebre del oro” obra de Ennio Morricone.

Hasta aquí es la historia, pero a diferencias de otros escenarios de cine como el del Señor de los Anillos que se ha convertido en un parque temático. El cementerio de Sad Hill, quedó en el olvidó y la hierba cubrió por completo las tumbas y el agua fue pudriendo las cruces. Solo quedando en el recuerdo de los ancianos de la zona, que cuentan a sus nietos como de jóvenes participaron en una película como figurantes.

Mirador de Sad Hill
Mirador de Sad Hill

El presente de Sad Hill

Con motivo del cincuenta aniversario del rodaje, la Asociación Cultural Sad Hill decide recuperar este cementerio. Gracias a miles de voluntarios y muchas ganas, consiguen quitar toda la maleza y volver a sacar a la luz este inmenso decorado.

En nuestra visita por la Comarca de Arlanza no pudimos dejar la oportunidad de visitar este lugar tan curioso (tenemos alma de friki) y poder ver con nuestros ojos este lugar. Contamos con un guía de excepción Sergio, uno de los promotores de la Asociación Sad Hill, que vestido a lo Clint Eastwood nos mostró fotos del rodaje original.

Cementerio de Sad Hill
Cementerio de Sad Hill

Entre las muchas anécdotas del rodaje, descubrimos que participaron soldados españoles que hicieron las tumbas mediante molde de madera cual castillo de arena. O como el grupo Metallica comienza su última gira con las imágenes finales de la película con el Cementerio de Sad Hill.

Cementerio de Sad Hill
Cementerio de Sad Hill

Poco a poco las tumbas se han ido levantando gracias al apadrinamiento de gente anónima que por 15 € pueden tener una tumba con su nombre (sí, un poco macabro). Entre las tumbas también podemos encontrar una dedica al director Sergio Leone, al soldado desconocido, a Metallica y al Sevilla de los Mojinos Escozios que estando de tour por la provincia no dudo en pasarse por aquí y fotografiarse vestido de vaquero.

Tumba de Metallica
Tumba de Metallica

Así que ya sabéis la próxima vez que paséis por la comarca de Arlanza no olvidéis pasaros por Sad Hill. Yo si fuera tú, no me lo perdería vaquero…

Cómo llegar

Debemos llegar hasta Santo Domingo de Silo, a las afueras de la ciudad tiene un grafiti en una torre de alta tensión que pone “Colina triste” (cual traductor de Google) que te indica la pista correcta. Antes de llegar hay un mirador con unas vistas espectaculares al valle y al cementerio. No tiene perdida.

Te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

1 Comment

  1. Soy grabador de placas funerarias y estaba curiosos saber más sobre los cementerios en España cuando encontré este artículo.
    Gracias!!
    Es la película de mi infancia, la miré con mi abuelo y por lo tanto me encanta !! Aprendí mucho y creo que iré cuando vendré de vacaciones en España

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*