Ruta Amanecista: ¿Qué ver en Ayna?

Ayna

En enero de 1989, el director José Luis Cuerda entrena la película “Amanece que no es poco”, la que se convertiría en una película de culto. El rodaje se desarrolló en tres pueblos de la Sierra de Albacete (Ayna, Liétor y Molinicos). Tras 25 años del estreno de la película se ha creado una ruta señalizada que recorre alguna de las escenas más míticas de la película, además de algunos objetos de la película para los más fanáticos. Incluso hay un grupo de fanáticos de la película que organizan quedadas y hasta escenifica sus escenas más míticas, son los llamados Amanecistas.

¿Cómo llegar a Ayna?

– En coche

Para llegar a Ayna desde la capital albaceteña, tomamos la C-3203, hacia el sureste pasando por las poblaciones de El Salobral, Peñas de San Pedro, Alcadozo, Moriscote, El Villajero, La Sarguilla, y finalmente llegaremos a Ayna.

– En transporte público

También podemos llegar en el autobús de la compañía” La Requenense”, con recorridos de ida y vuelta diarios desde la Estación de Autobuses de Albacete

¿Qué ver en Ayna?

El primero de los pueblos de nuestra ruta Amanecista es Ayna, nombre que le dieron los árabes que significa “fuentes escondidas”. Tras la conquista de Alcaraz por Alfonso VIII, el dominio cristiano se extiende de la zona hasta formar el Concejo de Alcaraz; Ayna y su Castillo de la Yedra constituirán su frontera. Ya en 1565, el rey Felipe II le otorga el privilegio de “Villa”, independizándola de Alcaraz.

Un kilómetro antes de Ayna encontramos el mirador del Diablo, una impresionante panorámica de la garganta del río Mundo, con el pueblo de Ayna bajo nuestros pies.

Mirador del Diablo
Mirador del Diablo

Un poco antes de entrar a Ayna, en un recodo de la carretera, llegamos a un segundo mirador en el que encontramos la réplica de la motocicleta con sidecar en la que llegaron Antonio Resines y Luis Ciges al pueblo.

Sidecar amanecista
Sidecar amanecista

Llegamos a Ayna, su casco urbano discurre por una calle principal por donde las casas se van agolpando a diferentes alturas. Aprovechando el poco espacio que ha dejado la garganta.

Es curioso como fruto de este aprovechamiento podemos encontrar viviendas de tren alturas, de diferentes vecinos, los cuales pueden acceder de forma independiente a su vivienda.

Vivienda curiosa
Vivienda curiosa

Nuestra primera parada por el casco antiguo es la Iglesia de Santa María de lo Alto, construida sobre los resto de la fortaleza de la Yedra. Como curiosidad, es uno de los templo de España que más tiempo ha tardado en inaugurarse, pues se inauguró en 1953, después de que sus obras estuvieran paralizadas durante cuatro siglos.

Iglesia Santa María de lo Alto
Iglesia Santa María de lo Alto

Desde la pequeña plaza de la iglesia, se accede a la calle que nos lleva hasta lo que queda del castillo de la Yedra, antigua fortaleza islámica construida sobre el conjunto rocoso de la Cueva de los Moros. Hoy queda de la fortaleza más bien poco, pero que merece la pena por las vistas que tenemos del pueblo.

Castillo de la Yedra
Castillo de la Yedra

Siguiendo la calle principal, llegamos a la plaza Mayor, donde se encuentra el edificio del Ayuntamiento y el museo etnológico.

Plaza Mayor
Plaza Mayor

El último de los singulares edificios religiosos de este pueblo es la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios, que se asemeja a una casa más, distinguiéndose de las viviendas colindantes por su arco de medio punto con grandes dovelas.

En su interior se puede contemplar su techumbre de madera de estilo mudéjar del siglo XVI y sus pinturas en los muros. También aloja en su interior el Centro de Interpretación de “Amanece que no es poco”, ya que Ayna fue el principal set de rodaje de la película. Aquí encontramos diferentes elementos gráficos, audiovisuales e interactivos sobre la película.

Otro de los principales atractivos de Ayna es la Cueva del Niño, máximo exponente del arte rupestre albaceteño. Con 60 metros de profundidad y ubicada a orillas del río Mundo, en ella se pueden contemplar pinturas paleolíticas fechadas en torno al 15 000 a. de C. La visita se realiza desde la oficina de turismo mediante reserva previa.

Más información

Web turismo Ayna: http://www.ayna.es/

Dónde comer

  • Restaurante Casa Segunda (Calle Industria, 7): restaurante sencillo, sin lujos, sus platos son los típicos de la zona, comida casera apetitosa y bien elaborada.
  • Restaurante Felipe II (Avenida Manuel Carrera): igual que el anterior, pero con el aliciente de las vistas espectaculares que tenemos desde su terraza.

Dónde dormir

Si deseas realizar la ruta amanecista, y hacer noche en Ayna, te mostramos los alojamientos más interesantes.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos 🙂

1 Comment

  1. Buena lectura la que proponéis sobre rutas por Ayna. Estamos bien aconsejados gracias a contenidos como este. Siempre podemos aprender algo nuevo y diferente que poder compartir con otros. Un saludo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*