Ruta por la Provincia de Albacete: ¿Qué ver en Alcalá del Júcar?

Alcalá del Júcar

Hoy visitamos uno de los pueblos más bonitos de Albacete, Alcalá del Júcar. Cuando hablamos de Albacete siempre no viene a la cabeza una ciudad moderna sin una larga historia y con un desarrollo urbanístico en algunos casos excesivo a costa de edificios singulares. Si no conocías la pérdida del patrimonio histórico que ha sufrido Albacete por el desarrollo urbanístico, en el castillo de Alcalá del Júcar puedes ver una sala con las fotos de los edificios que se han ido perdiendo.

Aunque pueda parecer una provincia sin excesivo interés turístico, posee varios pueblos de enorme interés paisajístico, como Ruidera junto a las Lagunas de Ruidera o Ayna en las Calas del río Mundo, y Alcalá del Júcar sobre las hoces del Júcar.

¿Cómo llegar a Alcalá del Júcar?

Para llegar a Alcalá del Júcar tenemos dos opciones coger un autobús desde Albacete o en coche por la N-322, el trayecto es de una hora. Pasaremos muy cerca del pueblo medieval de Chinchilla de Montearagón, así que si no lo conocéis es una parada interesante.

¿Qué ver en Alcalá del Júcar?

Un poco de historia

Debido a su localización, que permitía una fácil defensa, además de la proximidad de abundante agua y fértiles campos, ha sido un lugar poblado desde la antigüedad. Su castillo almohade es el origen de su nombre “Al-ka-la” (castillo).

Inicialmente Alcalá fue una aldea de Jorquera, hasta que en 1364 Pedro I el cruel le concede el título de villazgo y la segregación con respecto a Jorquera otorgándole fuero propio. Perteneció al Reino de Murcia, dentro de la Corona de Castilla hasta la nueva configuración territorial de 1833. En el siglo XIV Alcalá obtuvo el título de villa y perteneció al Señorío de Villena hasta el siglo XIX.

Mirador Alcalá del Júcar

A 1 km del pueblo por la carretera de Albacete, a la altura del Barranco de la Noguera, encontramos el mirador de Alcalá del Júcar, desde donde podréis sacar una de las mejores fotos panorámicas de Alcalá del Júcar.

Mirador de Alcalá del Júcar
Mirador de Alcalá del Júcar

En el año 1986 Alcalá del Júcar quedó tercero en un concurso organizado por Philips a la mejor iluminación artística, quedando por detrás de la Torre Eiffel y la Gran Mezquita de Estambul.

Lo primero de todo es dejar el coche en uno de los parking que hay a la entrada, ya que la mayor parte del pueblo es peatonal y lo único que sube alguna de las cuestas es el tren turístico.

Puente romano

Nuestra primera parada fue dirigirnos a la oficina de turismo que se encontraba junto al puente. Desde aquí tenemos dos caminos, el primero nos lleva a la plaza de toros (única plaza de forma elíptica de España), pero que probablemente esté cerrada y no veréis nada, por lo que mejor será verla desde el castillo. Y la otra ruta discurre por la parte antigua del pueblo, cruzando el puente romano.

Puente romano - Alcalá del Júcar
Puente romano – Alcalá del Júcar

Desde el puente romano tenemos una de las más bonitas vistas del pueblo. Este puente pese a su nombre no es de origen romano, sino posterior y sirvió como aduana del Camino Real en la ruta Castilla con el Levante durante los siglos XIV y XV.

Puente romano - Alcalá del Júcar
Puente romano – Alcalá del Júcar

Junto al río tenemos una pequeña playa fluvial (la playeta) donde en verano se refrescan los vecinos y visitantes. Junto a la playa tenemos un bar con sus mesas al exterior, para disfrutar del verano como si estuviéramos en una playa de Levante.

Playa fluvial - Alcalá del Júcar
Playa fluvial – Alcalá del Júcar

Iglesia de San Andrés

Tras cruzar el puente ascendemos por la denominada Cuesta Hondonera. El río Júcar forma un meandro a su paso por Alcalá del Júcar lo que ha configurado la arquitectura de la localidad, a base de calles estrechas y casas-cueva.

Nuestra primera parada es la iglesia de San Andrés que data de los siglos XV y XVIII. Destaca por su torre y su elegante cúpula, visible desde distintos puntos del pueblo.

Iglesia parroquial - Alcalá del Júcar
Iglesia parroquial – Alcalá del Júcar

En uno de los laterales de la iglesia se halla el actual ayuntamiento de Alcalá del Júcar.

Ayuntamiento de Alcalá del Júcar
Ayuntamiento de Alcalá del Júcar

Casas cuevas

Otra de las curiosidades del pueblo es que debido a su peculiar situación, la mayoría de las casas están excavadas en la propia montaña. Existen tres casas cuevas que podremos visitar: la del Diablo, Masagó y Garadén.

Aunque a simple vista son casas normales, no tendremos problemas en encontrarlas ya que están señalizadas. Ante todo, estas casas son particulares y sus dueños hacen negocio con ellas. La más peculiar de todas es la cueva Diablo, no solo por su decoración que parece un museo sino por su peculiar dueño, Don Diablo, cuyo bigote al puro estilo Dalí y su peculiar humor le hace ser uno de los personajes de este pueblo tan singular.

Cueva Diablo - Alcalá del Júcar
Cueva Diablo – Alcalá del Júcar
Cueva Diablo - Alcalá del Júcar
Cueva Diablo – Alcalá del Júcar
Cueva Diablo - Alcalá del Júcar
Cueva Diablo – Alcalá del Júcar

Si hemos optado por visitar una de las cuevas se incluye también la visita al museo del cine, con curiosos elementos del noveno arte de épocas pasadas.

Museo del Cine - Alcalá del Júcar
Museo del Cine – Alcalá del Júcar

Plaza de toros

Seguimos nuestro ascenso en dirección al castillo, unas escaleras estrechas nos indican la llegada al castillo, pero antes si miramos a la izquierda podremos ver la iglesia, el puente romano y al fondo su curiosa plaza de toros con su forma irregular y ovalada, con gradas hechas sobre la roca y sus muros de adobe, lo que lo hace única en su clase.

Alcalá del Júcar
Alcalá del Júcar
Plaza de toros - Alcalá del Júcar
Plaza de toros – Alcalá del Júcar

Castillo

Llegamos al castillo, fue construido entre los siglos XII y XIII por los almohades hasta que Alfonso VIII de Castilla lo recuperó en el año 1213. La entrada cuenta 2 €, aquí cada uno debe decidir qué hacer, del interior no se conserva ningún mueble, alguna de las plantas se sube por una escalera de caracol así que no es acto para los claustrofóbicos. Por lo general se ha restaurado completamente, manteniendo su aspecto de castillo castellano, pero sin demasiada exuberancia.

Castillo de Alcalá del Júcar
Castillo de Alcalá del Júcar

Existe una trágica leyenda de amor entre el rey moro Garadén y la princesa cristiana Zulema, que era pretendida por el moro Garadén, y para seguir fiel a su fe se suicidó arrojándose al vacío. Otra versión de la leyenda habla de los amores prohibidos de Zulema, esta vez musulmana, con un caballero cristiano. Ambos, para huir de la ira de su padre el moro Garadén, huyen y se establecen en la cercana aldea de Zulema.

Castillo de Alcalá del Júcar
Castillo de Alcalá del Júcar

Más información

  • Horario: De lunes a viernes de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00. Sábados y domingos de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 20:00.
  • Precios: 2,5 €
Mirador del Castillo de Alcalá del Júcar
Mirador del Castillo de Alcalá del Júcar

Como complemento a la visita al castillo, podemos visitar una casa-cueva completamente restaurada con todas sus estancias, e incluso con su gallinero.

Casa-cueva - Alcalá del Júcar
Casa-cueva – Alcalá del Júcar
Casa-cueva - Alcalá del Júcar
Casa-cueva – Alcalá del Júcar

Terminada la visita por el pueblo, volvemos hasta el puente romano para seguir el paseo fluvial hasta el parking para coger de nuevo el coche.

Paseo fluvial - Alcalá del Júcar
Paseo fluvial – Alcalá del Júcar

Más información

Web de turismo de Alcalá del Júcar: https://alcaladeljucar.net

Dónde dormir

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los alojamientos del pueblo, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de Alcalá del Júcar:

Dónde comer

Tras nuestra segunda visita a Alcalá del Júcar cenamos en el restaurante Fogones “El Chato” (Calle Malvas, 16), especializado en carnes a la brasa. No pierdas la oportunidad de probar su especialidad, las cocochas de cerdo, además del lomo de Orza y para los más carnivoros, sus chuletones de 1,2kg.

Restaurante Fogones "El Chato" - Alcalá del Júcar
Restaurante Fogones “El Chato” – Alcalá del Júcar

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*