Ruta por la provincia de Burgos: La Ermita de San Olav

Ermita San Olav

Hoy nos acercamos a la única ermita dedicada a San Olav de España. Seguro que como a mí la primera vez que oí el nombre me sonó a chino, pero más bien es noruego. San Olav era un vikingo, que hacía cosas de vikingo: ir en barco vikingo, llevar un casco vikingo e ir a los pueblos para saquear sus riquezas. Vamos, lo que hacen todos los vikingos. Pero Olav tras su paso por Inglaterra se pasó al catolicismo y quiso la unificación de Noruega gracias a sus lazos dinásticos con el rey Harald I. Finalmente muere en el campo de batalla y empiezan a surgir los milagros y su canonización como santo de la iglesia Católica.

La promesa incumplida

La historia de esta ermita se originó en el siglo XIII, el rey Alfonso X, el Sabio, estaba casado pero su mujer no era capaz de darle un vástago. Así que se le ocurrió repudiar a su mujer y buscar a una esposa capaz de darle descendencia. Debido a que tenía sangre germana, pensó que lo ideal sería una princesa nórdica. Así que pacto con el rey Haakon IV de Noruega el matrimonio con una de sus hijas. La Princesa Kristina viajó desde Noruega hasta España, un periplo que fue recogido en la Saga de Haakon Haakonsson del islandés Stula Tordsson, habiendo varios capítulos dedicados a este acontecimiento. Por lo que esta historia se considera verídica.

Princesa Kristina
Princesa Kristina

La princesa llega a España, y Alfonso X le dice que su mujer se ha quedado embarazada y que ya no puede repudiarla. Pero ya que está aquí que se puede casar con alguno de sus hermanos. Finalmente la princesa se casa en Valladolid con el infante Felipe de Castilla.

Su marido, que antes de su matrimonio había sido abad de la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias. Es nombrado obispo de Sevilla, y deciden trasladarse a vivir allí, con su nueva esposa. No sin antes prometerle que construiría una capilla en honor a San Olav con el fin de estrechar la distancia que le separaba de su país y familia.

Ermita de San Olav
Ermita de San Olav

Lamentablemente la promesa no se cumplió a tiempo. Entre el frío de Noruega y el calor de Sevilla, y la melancolía de la princesa por esta fuera de su país. Muere a los pocos años sin dejar descendencia.

La historia olvidada

La historia de la princesa noruega, y su promesa, se perdió con el paso de los siglos. Y tras unas obras en la Colegiata de Covarrubias, al abrir una de las tumbas se encontraron con el cuerpo de una joven (más bien el esqueleto) que sostenía un pergamino donde contaba su historia.

Campanario
Campanario

A finales del siglo pasado se crea la Fundación Princesa Kristina y deciden cumplir la promesa hecha hace 800 años a la princesa Kristina de Noruega. La fundación con el apoyo de la embajada de Noruega abren un concurso para el diseño de la capilla en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Covarrubias. Finalmente se decidió que el proyecto que mejor respondía a los fines de la capilla, era el realizado por el arquitecto leonés Pablo López Aguado y por Jorge González Gallego.

Interior de la ermita
Interior de la ermita

El resultado es un edificio modernista de madera y metal, abierto a un teatro natural exterior y con una inversión cercana al millón de euros. Además la construcción se proyectó como un edificio multifuncional de forma que sirva para celebrar desde actos religiosos hasta actos culturales (conciertos, exposiciones, conferencias, reuniones, etc). Es por eso que pueda llamar la atención ver un tempo que disponga de baños públicos.

Desde su construcción ha habido muchas críticas por su aspecto o por los materiales utilizados que poco tiene que ver con una ermita y mucho menos noruega. Sea como fuere, tanto el valle donde se encuentra y la historia que encierra es uno de los motivos para descubrir este rincón único de Burgos.

Espacio para conciertos
Espacio para conciertos

¿Cómo llegar a La Ermita de San Olav?

Se ubica en pleno campo, aproximadamente a Kilómetro y medio de Covarrubias (Burgos) en el valle de Los Lobos, por la carretera dirección a Hortiguela o al monasterio San Pedro de Arlanza.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*