Ruta por la provincia de Burgos: ¿Qué ver en Burgos?

Burgos

Hoy nos acercamos a la ciudad de Burgos, una ciudad imprescindible, ya que en pocos kilómetros encontramos tres lugares Patrimonio de la Humanidad, primero la Catedral y el casco histórico de Burgos, después el Camino de Santiago Francés que cruza la ciudad, y por último, el Yacimientos de Atapuerca un lugar único para conocer nuestros orígenes y que cada año no deja de sorprendernos.

Haciendo un poco de historia, la ciudad de Burgos fue fundada como un burgo militar. Durante la Edad Media tuvo su apogeo como capital del reino unificado de Castilla y León, además  de por su situación privilegiada en el Camino de Santiago y por su monopolio sobre el comercio de la lana merina.

Cómo llegar a Burgos

Para llegar a Burgos, lo tenemos fácil ya que la A-1 atraviesa toda la provincia burgalesa pasando por Aranda de Duero, Lerma hasta Burgos. Además está comunicado en tren y autobús con las principales ciudades españolas.

Ruta por Burgos

Entramos a la ciudad por el puente de Santa María un precioso puente peatonal que da acceso a la que fue la puerta principal de la antigua ciudad amurallada (de las 12 puertas que tuvo), el arco de Santa María. Sobre la puerta encontramos multitud de estatuas que representan a Carlos V rodeado de las figuras más representativas de la historia de la ciudad.

Arco de Santa María

Arco de Santa María

 

Antes de atravesar la puerta, daremos una vuelta por el Paseo del Espolón. Una de las avenidas más bonitas de la ciudad que discurre paralelo al rio Arlanzón. El paseo está  rodeado de plataneros entrelazados y es uno de los lugares de recreo de los burgaleses. A lo largo del recorrido veremos edificios tan singulares como la sede de la Diputación Provincial, la casa del Consulado del Mar, el Teatro Principal o el  Templete de Música.

Paseo-del-Espolon

Llegamos al Puente de San Pablo que no da paso a la Plaza del Mío Cid. En el centro de la plaza encontramos la estatua ecuestre del Cid, obra de Juan Cristóbal González Quesada, que es, después de la catedral, lo más fotografiado de la ciudad.

Estatua del Cid

Estatua del Cid

Desde aquí, nos dirigimos a la Plaza Mayor, centro neurálgico y zona de tapeo principal de la ciudad. En esta gran plaza porticada se situaba el mercado y sobre la puerta de Carretas encontramos el Ayuntamiento (siglo XVII).

Plaza Mayor

Plaza Mayor

Siguiendo por la calle Entremercados llegamos a la vecina plaza de Santo Domingo de Guzmán. Y de ésta, pasamos a la plaza de la Libertad, donde se alza el palacio de los Condestables de Castilla, más conocido como la Casa del Cordón (siglo XV), por el cordel tallado en la fachada. Los Reyes Católicos recibieron aquí a Colón cuando regresó de su segundo viaje a América, en 1497. Y actualmente es un centro cultural que organiza exposiciones y conciertos.

Siguiendo en la misma dirección llegamos a la Plaza de San Juan, un conjunto arquitectónico formado por la Iglesia de San Lemes, el monasterio de San Juan y el Hospital de San Juan.

Volvemos sobre nuestros pasos porque ya es hora de ver uno de los lugares únicos de la ciudad, la Catedral. Un lugar único tanto por fuera como por dentro. En su interior podemos ver la Escalera Dorada, la Capilla del Condestable que aloja el monumento funerario de Pedro Fernández de Velasco y su esposa; la tumba del Cid Campeador y su esposa Jimena. Y en lo alto, el Papamoscas, una figura que marca las horas abriendo y cerrando su boca mientras hace sonar la campana.

Claustro de la Catedral

Claustro de la Catedral

Escalera Dorada

Escalera Dorada

A la salida de la catedral, podemos acercarnos a la iglesia de San Nicolás, en su interior encontramos un retablo renacentista hecho en piedra. También podemos acercarnos a la iglesia de Santa Gadea, donde el Cid hizo jurar a Alfonso IV que no había tenido nada que ver con la muerte de su hermano, Sancho II. Y por último a la iglesia de San Esteban, un templo gótico sin culto sede del Museo del Retablo, con una colección de piezas que van del siglo XV al XVIII.

Desde aquí subimos al castillo, antes de llegar tenemos el Mirador del Castillo, una de las vistas más espectaculares de la ciudad. En lo alto nos espera los restos de la fortaleza, ya que como tantos otros fue destruida por los franceses. Del interior, no queda gran cosa, pero si os recomiendo hacer la visita a las galerías subterráneas y el pozo, que se hace de forma teatralizada donde un buscador de oro nos cuenta la historia de estos túneles.

Mirador del Castillo

Mirador del Castillo

Para el segundo día dejamos los lugares más alejados. En las afueras de la ciudad encontramos dos monumentos impresionantes, por un lado el Monasterio de las Huelgas. Fundado en 1187 por el Rey Alfonso VIII, está habitado por la congregación de monjas cistercienses de San Bernardo. La visita guiada nos lleva a conocer la iglesia, los sepulcros reales, los claustros, la sala capitular y el Museo de Telas Medievales.

Monasterio de la Huelgas

Monasterio de la Huelgas

En el otro extremo tenemos la Cartuja de Miraflores. Donado por Enrique II a los cartujos un antiguo palacio de recreo que tenía. La visita es libre y podemos visitar la iglesia, los sepulcros reales y un magnífico retablo.

Cartuja de Miraflores

Cartuja de Miraflores

Si hay un museo que debemos visitar en Burgos, es el Museo de Evolución Humana En su interior encontrarás los descubrimientos más importantes que se han hecho hasta ahora en los yacimientos de Atapuerca. Desde aquí podemos realizar una excursión a los yacimientos y al Parque Arqueológico con autobús incluido. En nuestro guía sobre cómo visitar el Yacimiento de Atapuerca, tienes toda la información.

Y con esto llegamos al final de nuestra ruta por Burgos, esperamos que te hayas animado a descubrir esta magnífica ciudad.

Más información

Web de turismo de Burgos: http://www.turismoburgos.org/

Dónde comer

  • Casa Ojeda (Calle Vitoria, 5): Restaurante emblemático con casi un siglo de antigüedad. Decoración castellana, buena comida pero el precio es alto.
  • Casa Pancho (Calle San Lorenzo, 13-15): un lugar ideal para tapear, no olvidar pedir unos cojonudos (huevo de codorniz con morcilla o chorizo).
  • El fogón de Jesusón (Calle la Chopera s/n): restaurante diferente, al mediodía tiene un menú espectacular por 15 €. El trato es muy amable y te explican todos los platos.
  • Taberna la Favorita (Calle Avellanos 8): el lugar con las mejores tapas de Burgos.
  • Mesón Froilán (Calle Sombrerería 25): un pequeño local donde tomar las mejores patatas bravas o alioli de la ciudad.
  • Restaurante Puerta Real (Plaza Rey San Fernando 9): y para paladares más exquisitos tenemos el restaurante Puerta Real, con la mejor cocina moderna-castellana con una calidad-precio aceptable.

Dónde dormir

Burgos es una ciudad grande, además muchos de los monumentos se encuentra a varios kilómetros de la ciudad por lo que será necesario pasar unos días para poder recorrerlos todos. Si no quieres complicarte la vida buscando entre todos los alojamientos de la ciudad, aquí tienes los alojamientos más interesantes para pasar unos días en Burgos.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

4 comentarios

  1. Abel dice:

    Que bueno lo que Uds hacen . Los felicito.Abel

  2. Susana dice:

    ¡Muchas gracias por la información de Atapuerca y lo demás!

  3. He estado en Burgos recientemente y me encantó la ciudad. Mi hotel frente, a la Puerta de Santa María, fue una de las cosa estupendas.
    Creo que lo que más me gustó fue la cartuja de Miraflores.
    Habéis hecho un buen resumen, como siempre.

Deja un comentario