Ruta por la provincia de Burgos: ¿Qué ver en Aranda de Duero?

Aranda del Duero

Hoy nos acercamos a Aranda de Duero, para continuar nuestro recorrido por la ruta de la Ribera del Duero. Aquí podremos encontrar, como en Peñafiel, muchas bodegas que podemos visitar, cuya peculiaridad es su antigüedad, ya que alguna de ellas llevan utilizándose para almacenar vino desde la Edad Media.

Pero si el vino, no es suficiente motivo para acercarse a Aranda, también dispone de un patrimonio monumental importante donde destaca la iglesia de Santa María o el santuario de la Virgen de las Viñas. Y por supuesto su gastronomía cuya fecha importante son las Jornadas del Lechazo que pudimos disfrutar.

Si todavía no lo tienes claro, te vamos a mostrar las 10 cosas que ver y hacer en Aranda de Duero.

¿Cómo llegar a Aranda de Duero?

  • En coche

Para acercarnos a Aranda de Duero podemos ir en coche por la A-1 desde Madrid o Burgos.

  • En transporte público

Si optáis por el autobús como nosotros, lo lleva ALSA, con una buena frecuencia para ir y volver en el día desde Madrid.

¿Qué ver en Aranda de Duero?

1. La Plaza Mayor

Empezamos la visita desde la Plaza Mayor, cruzando a través del arco del Ayuntamiento, que nos da la bienvenida al casco antiguo de la ciudad.

Si giramos a la derecha tenemos la Plaza Mayor, con su kiosco de música y sus soportales. En esta misma plaza tenemos la oficina de turismo y el Centro de interpretación de la arquitectura del vino (CIAVIN), donde podremos conocer un poco sobre la cultura del vino en la comarca del Duero.

Plaza Mayor de Aranda de Duero
Plaza Mayor de Aranda de Duero
Plaza Mayor de Aranda de Duero
Plaza Mayor de Aranda de Duero

Fijate en la plaza en la reproducción del plano de Aranda. Fue el primer plano urbano que se realizó en España. Se hizo en 1503 y se conserva en el Archivo General de Simancas.

2. Bodegas subterráneas de Aranda de Duero

Una vez aprendido un poco del vino, lo más importante que ver en Aranda de Duero es alguna de sus bodegas subterráneas. Tenemos unas cuantas para elegir, pero si sólo tenéis tiempo para una, mi recomendación es la Bodega Don Carlos que es de finales del siglo XIV.

Bodega Don Carlos (Calle Isilla, 1):

  • Horario: de lunes a jueves, de 10:30 a 14:00 y de 17:00 a 20:00; De viernes a sábado, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00
  • Precio: guiada 6 € y teatralizada 8 €.

Museo del Vino “Ribera de Duero” (Calle Cascajar, 4):

  • Horario: de lunes a sábado, de 11:00 a 14:00 y 17:00 a 20:00; Domingos: 11:00 a 14:00
  • Precio: con audio-guía 2,90 € y con copa 4,90 €

Bodega Bar El Lagar de Isilla (Calle Isilla, 18):

  • Horario: abierto todos los días, excepto domingo, a partir de las 18:00
  • Precio: gratuita (no necesaria reserva)

Bodega Bar Peñacoba (Calle Barrio Nuevo, 29):

  • Horario: abierto todos los días, excepto domingo.
  • Precio: gratuita para los clientes.

Bodega Santa María (Calle Cascajar, 1):

  • Precio: 2,50 €

Bodega Mesón de la Villa (Calle de La Sal, 3):

  • Horario: de martes a domingo, de 11:00 a 14:00 y de 19:00 a 21:30.
  • Precio: visita guiada con degustación 3 €.
Bodegas de Aranda de Duero
Bodegas de Aranda de Duero
Bodegas de Aranda de Duero
Bodegas de Aranda de Duero

3. Iglesia de Santa María

Una vez recorrido el subsuelo de Aranda de Duero, pasamos a descubrir su superficie. Desde la Plaza Mayor nos dirigimos a la Iglesia de Santa María (siglos XV y XVI), que pasaría por una iglesia más si no fuera por su monumental fachada sur de estilo gótico isabelino y sus puertas renacentistas, sin duda una maravilla. La fachada es obra de Simón de Colonia, que también participó en la construcción de la Catedral de Burgos. Sin duda uno de los monumentos únicos que ver en Aranda de Duero.

Iglesia de Santa María - Aranda de Duero
Iglesia de Santa María – Aranda de Duero
Iglesia de Santa María - Aranda de Duero
Iglesia de Santa María – Aranda de Duero

4. Iglesia de San Juan

Siguiendo la calle San Juan, llegamos a la iglesia de San Juan. Se construyó en el siglo XIV en estilo gótico sobre los restos de otro románico. Por el aspecto de la torre tenía una función defensiva para proteger el paso del río. Actualmente no tiene culto, así que es la sede del museo Sacro de la diócesis de Aranda de Duero.

Iglesia de San Juan - Aranda de Duero
Iglesia de San Juan – Aranda de Duero
Iglesia de San Juan - Aranda de Duero
Iglesia de San Juan – Aranda de Duero

5. Casa de Las Bolas

Junto enfrente tenemos la Casa de Las Bolas, un palacio de finales del siglo XV donde se supone que vivió un tiempo la reina Juana de Avis, esposa de Enrique IV y cuñada de la futura reina Isabel La Católica. Actualmente alberga el Museo Félix Cañada, con la colección pictórica de los siglos XVII al XX que el ingeniero Félix Cañada donó al Ayuntamiento de Aranda de Duero.

6. Puente Románico de las Tenerías

Siguiendo hacia el río llegamos al Puente Románico de las Tenerías, comúnmente conocido como el puente romano. Sí, aquí en España sólo existen dos tipos de puentes, los romanos y los de Calatrava, y sólo uno de los dos va a durar más de un siglo.

Puente Románico de Aranda de Duero
Puente Románico de Aranda de Duero

El nombre del puente hace referencia a “las tenerías”, los talleres donde se curtían y trabajaban las pieles. Se cree que en Aranda de Duero se ubicaban justo en la zona en la que se encontraba este puente. Originalmente el puente tenía dos ojos, uno de ellos suministraba agua a las tenerías, pero al desparecer ésta, se cejó.

Desde aquí podemos recorrer la vía verde que va paralelo al río hasta volver hasta el puente del Ayuntamiento o dar media vuelta hasta la Iglesia de Santa María.

7. La calle Isilla y la Plaza del Trigo

Seguimos por las dos calles más bonitas de la ciudad. En la zona comercial de Aranda, y donde encuentras la mayor parte de los restaurante donde comer un buen Lechazo.

Calles de Aranda de Duero
Calles de Aranda de Duero
Calles de Aranda de Duero
Calles de Aranda de Duero

8. Plaza del Rollo

Siguiendo la calle comercial llegamos hasta la Plaza del Rollo. En el centro encontramos el rollo jurisdiccional o picota, símbolo de que en la villa se podía impartir justicia. Se encontraba en la Plaza Mayor, y posteriormente fue trasladado a su ubicación actual.

Rollo de Aranda de Duero
Rollo de Aranda de Duero

En la plaza también encontramos el Palacio de los Berdugo, una casa renacentista construida en piedra de sillería con un arco de entrada y los escudos de la familia en la fachada.

Palacio de los Berdugo - Aranda de Duero
Palacio de los Berdugo – Aranda de Duero

9. Plaza de San Antonio

El final de la calle nos lleva a la plaza de San Antonio, donde podemos descansar un poco en algún banco o tomar algo en alguna de sus terrazas. Enfrente se encuentra la Iglesia de la Vera Cruz, que formaba parte de la capilla del desaparecido Colegio de la Vera Cruz. Fue un novedoso centro educativo que se fundó en el siglo XVI por iniciativa del ilustre eclesiástico arandino Pedro de Acuña y Avellaneda.

Iglesia de la Vera Cruz
Iglesia de la Vera Cruz
Iglesia de la Vera Cruz - Aranda de Duero
Iglesia de la Vera Cruz – Aranda de Duero

10. Santuario de la Virgen de las Viñas

Terminamos a las afueras de la ciudad para visitar otro de los lugares que ver en Aranda de Duero, el Santuario de la Virgen de las Viñas. En su interior encontramos un pequeño patio y una capilla con la imagen de la patrona de Aranda el Duero.

Santuario de la Virgen de las Viñas - Aranda de Duero
Santuario de la Virgen de las Viñas – Aranda de Duero

Según cuenta la leyenda, en el siglo XII unos cristianos que huían de los árabes, escondieron en este lugar una imagen de la Virgen para protegerla. Años después la Virgen se le aparece a un labrador para indicarle dónde se encontraba la imagen. Como en la villa no le creían, la Virgen le entregó un racimo de uvas en una época del año en que todavía no habían madurado. Tras encontrarse la talla, se levantó la ermita en el mismo lugar. Pasando a convertirse en la patrona de Aranda de Duero.

Se nos acababa el tiempo, si te has quedado con ganas de más, todavía puedes visitarel Museo del Tren y el Museo de Cerámica, o más alejado el Monasterio de Santa María de la Vid.

Más información

Web de Turismo: http://turismo.arandadeduero.es

Dónde de Comer

No te puedes ir de Aranda sin probar el lechazo, durante el mes de junio se realiza las jornadas del lechazo con un menú por 35 €, donde el plato principal es este majar.

  • Casa Florencio (Calle Isilla, 14): es un sitio tanto para tomar un pincho con un buen vino como para comer ese lechazo en horno de leña, acompañado de morcilla y pimientos rojos, también asado en el horno.
  • Mesón El Pastor (Plaza Vigencilla, 11): además del típico lechazo asado, que lo hacen muy bien en su horno de leña, puedes comer o cenar a base de raciones o medias raciones muy bien elaboradas.
  • El Ciprés (Plaza Primo de Rivera, 1): además del lechazo, no podemos dejar de probar sus postres.
  • El Lagar de Isilla (Calle Isilla, 18): un gran lechazo, con bodega propia que se puede visitar.

Dónde dormir

Aranda de Duero, es una ciudad pequeña acogedora, donde poder pasar un fin de semana y disfrutar de su gastronomía y sus vinos. Así que si no tienes planes para este fin de semana, reserva en alguno de los alojamientos de la ciudad, y disfruta de este lugar inigualable:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*