Visita a la bodega Celler del Roure en la Toscana Valenciana

Bodega Celler del Roure

La bodega se ubica en el término municipal de Moixent, en la comarca de La Costera. Se sitúa en plena naturaleza, a escasos metros del yacimiento íbero de la Bastida de Les Alcusses y en las llamadas Terres dels Alforins, un triángulo formado por tres poblaciones: La Font de la Figuera (Fuentelahiguera), Moixent y Fontanars dels Alforins. En este entorno se concentran las viñas de 11 bodegas autóctonas, que se han agrupado para unir fuerzas y poner en valor la zona. Un espacio natural cuyas características climatológicas, paisajísticas y calidad de la tierra, lo han hecho merecedor del sobrenombre de “la Toscana valenciana”.

Historia

El Celler del Roure, es una joven bodega que nace en 1996 como en un proyecto personal de la familia Calatayud, y en concreto de Pablo, que con el apoyo de su familia y de Josep Lluís Pérez (bodega Más Martinet), empezó como una pequeña bodega familiar con voluntad de crecer, recuperar métodos de elaboración tradicionales y antiguas variedades de esta histórica zona vitícola (Les Alcusses, siglo IV a.C.).

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

En este momento cuentan con 42 hectáreas de viñedo en propiedad y otras 36 hectáreas en arrendamiento sobre varias parcelas de suelos calizos (a unos 600 metros de altitud) en Moixent.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

El espacio

Nada más llegar nos llama la atención como los edificios se mimetizan con el entorno, no dando la sensación de encontrarnos en una bodega moderna. También interesante es este espacio al aire libre donde sentarse y ver los viñedos tranquilamente.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

Junto a los viñedos podemos ver una serie de tinajas de Almansa de 200 o 300 años y de entre 300 y 400 litros de capacidad, que reposan por ahora en el campo.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

Pero que van a formar parte de la siguiente etapa de la bodega. Tras haber sido recogidas de bodegas manchegas para sustituirlas por contenedores de acero y esperan su turno para ser colocadas en una peana en las nuevas bodegas subterráneas que se ha excavado. Como hemos comentado la idea del dueño es recuperar métodos de elaboración tradicional, y estas tinajas son la apuesta de la bodega, ya que el aromas del barro es casi imperceptible, queriendo relegar los sabores de madera en el vino.

Tras pasar por la oficinas para pagar la visita. Esperamos a nuestra guía para comenzar la visita.

La bodega-fonda de Moixent

Empezamos la visita por la bodega más antigua. La bodega Celler del Roure adquirió hace unos años la antigua bodega-fonda de Moixent. Construida en la primera mitad del siglo XVII, es un auténtico patrimonio de la zona.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

Contiene cien tinajas de barro de entre 1.000 y 3.000 litros, perfectamente conservadas donde descansan sus vinos «antiguos», en este momento el rosado Les Prunes 2019 y el Cullerot 2020. Las tinajas están empotradas bajo el suelo de una galería, que fue excavada en tres periodos diferente dando finalmente forma de U. Las tapas de las tinajas cierran herméticamente gracias a un sistema neumático.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

La galería subterránea

A continuación bajamos a una galería subterránea de nueva construcción, que se ha hecho para guardar los vinos en barricas. A parte de un espacio abierto, que sirviera para limpiar las tinajas y barricas. Pero una vez construido se dieron cuenta que el espacio era ideal para usarse como un pequeño auditorio donde poder acoger eventos y actuaciones musicales, la otra gran pasión del dueño de la bodega y que ha tenido que dejar de lado, así como su instrumento, el bombardino.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

También interesante, es poder ver al final de la galería las grandes puerta de madera de un antiguo monasterio, que han recuperado.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

La cata

Terminada la visita, nuestro grupo se quedó en la galería para hacer la cata y el otro, subió arriba a la sala de catas. Aquí realizamos la cata de tres vinos, dos blancos y un tinto.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

Los vinos que elaboran son de la variedad monastrell dentro de su colección de “vinos clásicos” Maduresa y Les alcusses, criados en barricas y fudres de roble francés. También elaboran cuatro “vinos antiguos” Parotet, Safrá, Vermell y el blanco Cullerot. Para esta colección utilizan uvas tradicionales minoritarias como Mandó, Arcos, Garnacha tintorera, Verdil, Pedro Ximénez, etc. y los crían en las tinajas de barro de la bodega-fonda.

Bodega Celler del Roure
Bodega Celler del Roure

Tras la visita, nos fuimos a comer al restaurante El Pitxó (Moixent) situado muy cerca de la bodega. En medio del campo en un precioso edificio. Un lugar ideal para disfrutar de la gastronomía local y desconectar de la tecnología, ya que desde aquí no hay cobertura móvil, así que no recibirás ningún WhatsApp mientras comes.

Restaurante El Pitxó
Restaurante El Pitxó

Más información

  • Dirección: carretera de les Alcusses, km 11,1 (CV-652), 46640 Moixent (Valencia)
  • Contacto: 962 295 020 / 635524504 / info@cellerdelroure.es
  • Web: alcusses.es
  • Horario: fines de semana y festivos, concertando cita previa. Visita 10 € por persona con cata de 3 vinos y regalo de la copa.

También te puede interesar…

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*