Ruta por la provincia de Albacete: Visitamos Hellín

Hellín

Hellín es una importante villa albaceteña, su origen se la debemos a los árabe y hoy es especialmente conocida por su Semana Santa y por la “tamborada” que la acompaña. Aunque no es un gran referente turístico si estamos por la zona y queremos visitarlo aquí os dejamos la visita que hicimos.

¿Cómo llegar a Hellín?

  • En coche

Desde Madrid tomar la Autovía A-31 o de la Autopista AP-36 hasta Albacete, donde se enlaza con la Autovía A-30 dirección Murcia.

  • En transporte público

Desde Madrid tenemos la empresa de autobuses ALSA que nos lleva a Hellín con parada también en Albacete. Lo mismo pasa en tren.

Un poco de historia

El importante yacimiento del Tolmo de Minateda nos indica la presencia de humanos en el Paleolítico Superior. Nos tenemos que ir hasta la época musulmana cuando aparece la población dentro de la Taifa de Denia y con el nombre de Iyyu. Tras la conquista castellana, pasa a incorporarse al reino de Murcia, dependiente de Castilla.

En 1304 paso a manos del rey Jaime II de Aragón, pero poco después vuelve al reino de Murcia de la mano del infante Don Juan Manuel (autor de El conde Lucanor), ya con el nombre de Fellín o Montellin, continuando en la línea sucesoria de los marqueses de Villena. La derrota posterior de estos por los Reyes Católicos motivó que en 1476 volviera a la corona real.

Calles de Hellín
Calles de Hellín

En el siglo XVIII la villa de Hellín adquirió gran importancia por sus Reales Minas de azufre que se usaban en la fabricación de pólvora y por la elaboración del esparto que se usaba en la marina como combustible para elaborar cerámica. Esto causó problemas entre ambos negocios, por lo que la Corona llegó a prohibir el uso de esparto como combustible de hornos.

Durante el siglo XIX sufrió el asalto de grupos revolucionarios desde partidas carlistas hasta insurrectos independentistas del Cantón de Cartagena que robaron la hacienda municipal.

¿Qué ver en Hellín?

El casco antiguo de Hellín es de origen árabe, constituido por un trazado irregular de callejuelas que parten desde el cerro del castillo, de la que solo se conservan algunos restos de las murallas almohades (siglo X-XII).

Empezamos por la plaza mayor donde destaca la Iglesia de Santa María de la Asunción (siglo XVI) con elementos góticos y renacentistas en la que destaca su portada monumental que sigue el estilo del albaceteño Andrés de Vandelvira.

Iglesia de Santa María de la Asunción - Hellín
Iglesia de Santa María de la Asunción – Hellín

A un lado de la iglesia verás el Museo de Semana Santa y Tamborrada (MUSS), ubicado en la antigua casa del Conde de Lumiares, D. Antonio de Valcárcel Pío de Saboya y Moura. El MUSS acoge información sobre sus dos fiestas más importantes su Semana Santa y las tamboradas. Además de diferentes colecciones fotográficas, arqueológicas y etnográficas sobre el pasado de la ciudad. Aquí también se encuentra la oficina de turismo de Hellín, nosotros llegamos el sábado a la 13.30 y la encontramos cerrado. Y vimos que no abrían por la tarde. Sorprendente que un sábado por la tarde la oficina de turismo este cerrada pero si entre semana.

Museo de Semana Santa y Tamborrada - Hellín
Museo de Semana Santa y Tamborrada – Hellín
Ayuntamiento de Hellín
Ayuntamiento de Hellín

Por detrás de la Iglesia se encuentra el emblemático Arco del Salvador, lo que pudo ser una de las puertas de acceso a la muralla dentro de la ciudad musulmana.

Arco del Salvador - Hellín
Arco del Salvador – Hellín

Desde aquí nos adentramos a las callejuelas que conforman el pasado árabe de la ciudad, donde vivían y viven las familias más humildes de la ciudad. Las viviendas se componen de una o dos plantas, que suelen estar pintadas en blanco y azul y que solían disponer de patios dedicados a la cría de animales.

Por la calle El Cinto, verás la Ermita de Nuestra Señora del Rosario, con una fachada bastante original y una torre.

A pocos metros tienes uno de los rincones más conocidos del casco histórico. Se trata del Callejón del Beso, considerado actualmente la calle más estrecha de Hellín y en la que destaca la Casa Mascuñán, una vivienda del siglo XVI donde, al parecer, pernoctó Carlos I.

Casco histórico de Hellín
Casco histórico de Hellín

Si tomas la Calle Bernales, llegarás a lo que antiguamente era la judería, y allí se encuentra la Ermita de San Rafael (siglo XVII), construcción sencilla que contiene en su interior la imagen del Arcángel Rafael, Patrono de Hellín.

El recorrido termina en el cerro del castillo donde se encuentra los vestigios de la fortaleza y tenemos un mirador donde se podrás ver gran parte de la ciudad de Hellín.

Cerro del castillo - Hellín
Cerro del castillo – Hellín
Cerro del castillo - Hellín
Cerro del castillo – Hellín

Fuera de la zona antigua nos dirigimos a la Plaza de San Francisco donde se encuentra el Convento de los Franciscanos. Un conjunto compuesto por el templo de nave única, un claustro renacentista y coro y capillas de estilo barroco. Lo más interesante es el camarín rococó (1760-1770) en la cabecera de la iglesia. Cuatro interesantes lienzos de tema religioso de Francisco Villanueva. Y finalmente se conserva una Dolorosa de Francisco Salzillo y una copia de la Virgen de la Concepción, cuyo original era obra de este mismo imaginero.

Convento de los Franciscanos - Hellín
Convento de los Franciscanos – Hellín

Otros edificios religiosos importantes que ver en Hellín son el Santuario de Nuestra Señora del Rosario, construido sobre la antigua mezquita de la ciudad, y que cuenta con un esbelto campanario y un bello camarín rococó.

A 12 km de Hellín en una de sus pedanías se el Parque Arqueológico del Tolmo Minateda, asentamiento ibero-romano, y las Pinturas Rupestres del mismo nombre, declaradas, junto con el resto de pinturas levantinas, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Antes de ir contactar con ellos ya que según su página los fines de semana están abiertos hasta las 14.00 y no necesita reserva, pero cuando llegamos nos dijeron que era con reserva.

Y aquí terminamos nuestra visita a Hellín, desde aquí nada mejor que adentras a la Sierra del Segura para descubrir su preciosos pueblo.

Más información

Turismo de Hellín: http://turismohellin.es

Dónde comer

La mejor zona para comer en Hellín se encuentra en la Gran Vía, ya que hay muchos bares y restaurantes. Nosotros comimos en el Lancelot (Calle Gran Vía, 33) y estuvo bastante bien. Otro que tiene mucha fama aquí es La Bodeguilla (Poeta Tomás Preciado 16 Bajo)

Dónde dormir

Si quieres pasar unos día en Hellín y recorrer los alrededores, aquí puede encontrar los mejores alojamientos:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

Sobre Alicia y José 566 artículos
Somos una pareja apasionados por viajar, nos encanta conocer nuevos rincones y disfrutar del paisaje y los lugares que hay por descubrir.

2 comentarios

  1. Supongo que al mismo tiempo que vieron la oficina cerrada no vieron la placa de oficina de turismo virtual que hay junto a la puerta donde se descarga toda la información a través del Bluetooth. Además del código QR que hay en la misma puerta de acceso junto al horario de la oficina, en dicho código puede ver toda la información e incluso fotos 360 de todo el patrimonio de la comarca Campos de Hellín. Por último en la parte baja del horario hay un teléfono donde informan fuera de horario de apertura. Además hay un gran panel de 3×2 con el plano del casco antiguo con rutas y códigos QR para no perderse detalle. Siento que se hayan llevado esa impresión pues una oficina de información cerrada es tan malo como un guía desinformado.

    • Buenas, vi la pantalla y no funcionaba. El plano le hice una foto para poder hacer la ruta y antes de ir ya tenía apuntado todos los lugares, gracias por su información. Pero ni es mi primer viaje, ni voy sin llevar las cosas prepararadas. También le digo que soy la técnico de turismo de un pueblo de 2500 habitantes y tenemos la oficina de turismo abierta de miercoles a domingo en horario de mañana y tarde, si nosotros podemos hacer el esfuerzo de adaptarnos al horario de los visitantes no creo que Hellín con más población le suponga un problema, un saludo

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*