Ruta por la provincia de Soria: ¿Qué ver en Monteagudo de las Vicarías?

Monteagudo de las Vicarías

Hoy visitamos Monteagudo de las Vicarías una preciosa localidad soriana situada en lo que fue tierra fronteriza entre los reinos de Castilla y Aragón. Por ese motivo fue una villa amurallada sobre un espolón, de la que quedan algunos restos como la Puerta de la Villa o del Arco.

¿Cómo llegar a Monteagudo de las Vicarías?

Desde Soria capital, tomamos la A-15 hasta Almazán. A continuación cogemos la C-116 que nos lleva hasta Monteagudo de las Vicarías.

¿Qué ver en Monteagudo de las Vicarías?

En 1168 el concejo de Soria quiso apropiarse de la villa, pero el rey se negó a entregarla y además obtendría los privilegios llamados “Vicarías” en 1238. En 1311 la villa pasó a manos del infante Don Pedro, volviendo a la corona al casarse su hija con el infante Don Pedro de Portugal.

Fue plaza importante durante la guerra civil entre Pedro I el Cruel y Enrique Trastámara; este último se la entregó a Beltrán Dugesclíne en pago por la ayuda prestada en la “Traición de Montiel”. Los Mendoza, señores de Almazán, comenzaron a estar presentes en la villa a comienzos del siglo XV.

Muralla y Puerta de la Villa

Desde la carretera general, ascendemos hasta la parte alta de la villa, donde se encuentra la parte más antigua. Accedemos al centro histórico por la puerta de la Villa, una puerta gótica almenada reforzada con matacanes donde todavía se puede ver las marcas de los antiguos portones. Existieron otras dos puertas, llamadas la Falsa y la Nueva, de las que nada queda.

Puerta de la Villa - Monteagudo de las Vicarías
Puerta de la Villa – Monteagudo de las Vicarías

Os recomendamos dar un paseo por las calles del casco antiguo para descubrir algunas de las sus casas que todavía conserva su aspecto medieval.

Calles de Monteagudo de las Vicarías
Calles de Monteagudo de las Vicarías

Iglesia de Nuestra Señora de la Muela

Seguimos toda la calle hasta el final donde un una gran plaza encontramos la Iglesia de Nuestra Señora de la Muela, construida en torno a 1600 en estilo gótico. La fachada principal está decorada con una vistosa arquería renacentista con reminiscencias del mudéjar aragonés. En el interior destaca el retablo mayor manierista, el retablo del Apóstol Santiago de corte hispano-flamenco (siglo XVI) y el púlpito plateresco de estética mudéjar, el Cristo de la transición y la Virgen en trono.

Iglesia de Nuestra Señora de la Muela - Monteagudo de las Vicarías
Iglesia de Nuestra Señora de la Muela – Monteagudo de las Vicarías
Iglesia de Nuestra Señora de la Muela - Monteagudo de las Vicarías
Iglesia de Nuestra Señora de la Muela – Monteagudo de las Vicarías

Extrañamente una señora nos dijo que no podíamos hacer fotos al interior y que para ello teníamos que pagar la visita guiada, algo que no estaba indicado en la entrada. Así que tenerlo en cuenta.

Castillo-Palacio de Altamira

Junto a la iglesia encontramos el castillo, el edificio más emblemático del pueblo. Se trata de una construcción gótica del XV. La planta tiene forma pentagonal, con torres con variada geometría. En el interior encontramos un elegante patio renacentista con galerías. Cuando fuimos estaban en obras de rehabilitando para poder albergar un centro cultural y un museo.

Castillo-Palacio de Altamira - Monteagudo de las Vicarías
Castillo-Palacio de Altamira – Monteagudo de las Vicarías
Castillo-Palacio de Altamira - Monteagudo de las Vicarías
Castillo-Palacio de Altamira – Monteagudo de las Vicarías

Ermita de Nuestra Señora de Bienvenida

Terminamos el casco antiguo, pero todavía nos falta en la carretera de Fuentelmonge, ver la Ermita de Nuestra Señora de Bienvenida. Fue construida con anterioridad a 1543, aunque ha tenido varias reformas posteriores. Consta de una sola nave rectangular con un ábside cuadrado. En el interior encontramos un bello retablo barroco.

Si tenemos más tiempo nos podemos acercar al Castillo de la Raya. Levantado sobre un cerro en el límite de los reinos de Castilla y Aragón, todavía conserva su torre del homenaje. A los pies del cerro tenemos las ruinas de la Ermita de Nuestra Señora de la Torre, donde dice la tradición que su pila bautismal, hacía las veces de mojón y límite entre Castilla y Aragón.

Castillo de la Raya - Monteagudo de las Vicarías
Castillo de la Raya – Monteagudo de las Vicarías

También cuenta con un embalse, que además de ser uno de los mayores humedales de Soria es un punto de paso para aves migratorias, por lo que cuenta con un observatorio de aves.

Dónde comer

Como fuimos un lunes, se encontraba casi todo cerrado, aunque nos dijeron que seguro estaría abierto el centro social que está en la carretera y que sirven comida. Comimos un menú del día bastante decente a muy buen precio. Así que si queréis hacer una parada rápida y comer aquí tenéis una buena opción.

Bar Monteagudo - Monteagudo de las Vicarías
Bar Monteagudo – Monteagudo de las Vicarías

Dónde dormir

Si queréis pasar un día en este bonito pueblo y disfrutar de la tranquilidad de la zona, aquí tienes los mejores alojamientos de la zona:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*