Ruta por La Rioja: ¿Qué ver en Haro?

Haro

En plena Rioja Alta, encontramos la ciudad de Haro, uno de los principales destinos turísticos de la región. Sus bodegas la convierten en la capital comercial del vino de la Rioja, a lo que hay que añadir un patrimonio artístico, arquitectónico y monumental de gran interés No en vano su casco antiguo está declarado Conjunto Histórico Artístico. Por eso pasear por sus callejuelas y disfrutar de su gastronomía junto a un buen vino son alicientes suficientes para visitar Haro.

¿Cómo llegar a Haro?

– En coche

Desde el norte tomaríamos la AP-68 que viene desde Bilbao. Y desde el sur por la A-1 hasta Burgos, para después enganchar con la N-232.

– En transporte público

Podemos llegar en tren con la línea que conecta BilbaoZaragozaBarcelona. O en autobús desde Logroño.

¿Qué ver en Haro?

Plaza de la Paz

Más allá de sus bodegas, Haro posee un casco antiguo declarado Conjunto Histórico-Artístico, formado por casas señoriales que se articula en torno a la Plaza de la Paz. En ella se asienta el Ayuntamiento (siglo XVIII), de estilo neoclásico, obra del famoso arquitecto Ventura Rodríguez. Su fachada, construida mediante piedra de sillería, exhibe un escudo barroco de la ciudad.

Plaza de la Paz - Haro
Plaza de la Paz – Haro
Ayuntamiento de Haro
Ayuntamiento de Haro

El nombre de la ciudad de Haro parece provenir de la palabra “faro”, debido a que aquí se asentaba una población encargada de vigilar el faro que sobre el cerro de La Mota, guiaba a los navegantes del río Tirón en su desembocadura en el Ebro.

En la misma plaza también tenemos un antiguo torreón del siglo XIV, conocido como la Torre de los Presos, único resto existente de la muralla de la ciudad. Hoy alberga el Museo de Arte Contemporáneo “El Torreón” con fondos de la colección de artistas contemporáneos de la comunidad.

Torre de los Presos
Torre de los Presos
Arte Urbano en Haro
Arte Urbano en Haro

De tapas por La Herradura

Desde la plaza pasamos a La Herradura, llamado así por la forma de las dos calles que unen la plaza de la Paz con la plaza de la iglesia de Santo Tomás. Más allá de esto, es conocida por ser la zona principal para ir de vinos, ya que por sus calles estrechas se suceden bares de tapas y restaurantes.

Aquí el tapeo lo llaman salir de pintxo-pote. Así que ya sabes, es una manera estupenda de disfrutar del ambiente de la ciudad y probar los mejor de la gastronomía riojana con un buen vino. El mejor momento del día es al mediodía y por la noche.

La Herradura
La Herradura
La Herradura de Haro
La Herradura de Haro

Iglesia Parroquial de Santo Tomás

Tras atravesar La Herradura, llegamos hasta la Iglesia Parroquial de Santo Tomás (siglos XVI y XVII), emplazada en lo que era el cerro de la Mota. Destaca su portada plateresca, obra del escultor Felipe Vigarny, concebida como retablo que contiene escenas del Calvario e imágenes de los apóstoles y del Padre Eterno; también destaca su torre mayor, rematada con una cúpula con linternas barrocas; y por último su retablo mayor, uno de los más grande de toda La Rioja.

Iglesia de Santo Tomás
Iglesia de Santo Tomás
Iglesia de Santo Tomás
Iglesia de Santo Tomás

Basílica de Nuestra Señora de la Vega

Otra de las iglesias que no debemos perdernos es la Basílica de Nuestra Señora de la Vega, dedicada a la patrona de la villa. Con tres naves cubiertas con bóvedas de arista, fue proyectada por los arquitectos Bernardo de Munilla y Juan de Villanueva. En su interior contiene un interesante retablo mayor de época barroca, que alberga la imagen gótica de la Virgen de la Vega (siglo XIV).

Basílica de Nuestra Señora de la Vega
Basílica de Nuestra Señora de la Vega

Ruta de los Palacios

El poderío económico que trajo el vino, hizo proliferar una burguesía adinerada, que dejo su seña de identidad en forma de palacios y casas señoriales. Entre los muchos que podemos ver en Haro destacar especialmente tres. El Palacio de los Salazar (siglo XVIII), construido a dos fachadas, es un buen ejemplo de transición del estilo plateresco al herreriano. Otro caso de transición de estilos, ahora entre el renacimiento y el barroco, es el Palacio de los Condes de Haro (siglo XVI-XVII), del que destaca su portada principal ricamente decorada. Por último, el Palacio de Bendaña (siglo XV-XVIII), situado en la antigua muralla medieval, posee una galería mudéjar con una serie de estrellas y flores entrelazadas.

Palacio de la Plaza de la Cruz
Palacio de la Plaza de la Cruz
Palacios de Haro
Palacios de Haro

Otros edificios destacables en Haro son la antigua sede de la sucursal del Banco de España, que fue establecida en 1892 para favorecer las transacciones producidas por el vino. El Convento de San Agustín, ahora sede del hotel Los Agustinos. Y junto a él Teatro Bretón, construido sobre la antigua iglesia del Convento de San Agustín.

Banco de España de Haro
Banco de España de Haro

En el año 1890, Haro se convirtió en la primera ciudad española junto a Jerez de la Frontera con alumbrado eléctrico público, un servicio entonces sólo al alcance de grandes ciudades europeas. Fue entonces cuando se acuñó la frase “ya estamos en Haro, que se ven las luces” que exclamaban los viajeros de los trenes nocturnos que pasaban cerca de la ciudad. Al año siguiente la reina regente María Cristina la otorgó el título de ciudad. Y, solo un año después, se inauguró una Estación Enológica y el Banco de España abrió en Haro una sucursal para facilitar las transacciones relacionadas con el comercio de vino.

Teatro Bretón
Teatro Bretón

Barrio de La Estación

Pero si hay una visita obligada es el barrio de La Estación (conocido como “la milla de oro del vino Rioja”), donde se encuentra la mayor concentración de bodegas centenarias del mundo como Cune o Bodegas Bilbaínas. Su nombre se debe a que aquí se encuentra la estación de tren de Haro, desde las que las bodegas cargaban los barriles que se mandaban directamente a Francia.

Barrio de la Estación
Barrio de la Estación
Sala de fermentación CVNE
Sala de fermentación CVNE
Barrio de Estación de Haro
Barrio de Estación de Haro

+ Post: Ruta del vino: visita a la Bodega CVNE

Algunas bodegas que encontramos aquí son de gran reconocimiento internacional, como: CVNE, López de Heredia, Gómez Cruzado, Bodegas Bilbaínas, Bodegas Muga y Bodegas Roda.

Lo mejor para visitar el Barrio de la Estación, es elegir alguna de las bodegas que te guste y concertar una visita guiada por sus instalaciones (con cata incluida). Y si quieres profundizar en el mundo del vino, el mejor sitio es el Centro de Interpretación del Vino de la Rioja.

A principios del siglo XIX la villa comenzó a despuntar como un importante centro de producción y comercio vinícola. En ello tuvo gran importancia la plaga de filoxera que arrasó el campo vinícola francés, lo que provocó que los agricultores franceses se establecieran en Haro ya que tenían unas condiciones de clima y terreno similares a Burdeos, trayendo consigo sus técnicas para la fabricación de vino.

>>En los alrededores: ermita de San Felices


Para terminar, nos dirigimos a la ermita de San Felices, uno de los rincones más bonitos de Haro. En 2014 obtuvo el primer puesto (junto con el puente de Alcántara) como “El Mejor Rincón” por votación popular anual de la Guía Repsol. Se encuentra en los Riscos de Bilibio (a 6 km de Haro), y es el escenario de la famosa Batalla del Vino de Haro.

Ermita de San Felices
Ermita de San Felices

La historia de esta ermita remonta hasta 1694 cuando se erigió la primera ermita en honor a San Felices, patrón de Haro, que se situaba al pie del cerro de la Mota. La ermita actual es del 1710. Desde lo alto de la ermita podemos ver uno de los monumentos naturales más impresionantes de La Rioja, la Concha de Haro, cuyo nombre se debe a la forma de este macizo rocoso.

Mirador de San Felices
Mirador de San Felices

Y si te has quedado con ganas de más, aquí te dejo nuestro post por los mejores pueblos de La Rioja: Los 10 pueblos más bonitos de La Rioja

Más información

Web turismo: https://www.haroturismo.org/

Dónde comer

Los más recomendables:

  • Restaurante Terete (C/Lucrecia Arana, 1): llevan cuatro generaciones preparando el mejor cordero lechal de Haro. Pero si hay algo que atesora es una bodega centenaria que tuvimos la suerte de ver.
  • Atamauri (Plaza de Juan García Gato). Un local ideal para tomar pinchos, pero sin duda lo mejor es su edificio, una casona de 200 años.
  • Duelas (C/ De la Vega 31-33): pero si queremos algo más elegante el mejor sitio es el Hotel Los Agustinos, donde tenemos platos riojanos con otras propuestas más vanguardistas.

Dónde dormir

SI vas a recorrer La Rioja, por su ubicación Haro es un buen sitio para pernoctar ya que se encuentra bien comunicado y rodeado de pueblo que merecen una visita. Y si no, te puedes pasar unos días visitando bodegas. Si te hemos convencido aquí tienes los alojamientos de la zona:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*