Ruta por la Provincia de Segovia: ¿Qué ver en Segovia? (Actualizado 2020)

Segovia

Ya son unas cuantas las veces que he ido a Segovia, una ciudad con lugares maravillosos y una gastronomía estupenda. Pero claro, muchas veces te preguntan, que tiene de ver Segovia aparte del acueducto. Parece que por más que pase los años todavía Segovia es sólo conocido por su acueducto y el cochinillo, pero sintiéndolo mucho te estás perdiendo lo mejor.

Así que sin más aquí tenéis todo lo que hay que ver y hacer en Segovia tanto si es la primera vez como si eres un habitual de esta ciudad.

¿Cómo llegar a Segovia?

  • En coche

Si vas en coche, la AP-61 te lleva a Segovia desde Madrid.

  • En transporte público

La forma más rápida para llegar a Segovia es el tren Avant desde la Estación de Chamartín de Madrid, que te deja en la estación de Segovia Guiomar en una media hora. La estación está a las afueras así que tenemos que coger después el autobús 11, que te dejará delante del Acueducto en 15 minutos por unos 2 €.

Otra opción más barata es coger un autobús AvanzaBus en el Intercambiador de Moncloa en una hora y veinte minutos, lo bueno es que te deja a unos minutos del Acueducto.

¿Qué ver en Segovia?

Plaza del Azoguejo

El comienzo de nuestra visita es en la Plaza del Azoguejo, que por ese nombre no te dirá nada pero sobre ella se sitúa el monumento más conocido de la ciudad, el Acueducto. Fue construido a finales del siglo I con un trazado de 17 km y que alcanza en esta plaza su mayor altura los 28 metros. Estamos ante uno de los acueductos mejor conservados de todo el mundo, que no es poco.

Plaza del Azoguejo - Segovia
Plaza del Azoguejo – Segovia

Pues para alguno aquí terminaría nuestra visita, ya que el Restaurante Mesón de Cándido, donde se come el mejor cochinillo de la ciudad, también se encuentra en esta plaza. Pero eso lo dejaremos para luego, porque sólo acabamos de empezar.

Si quieres hacer la foto del acueducto desde todos los ángulos posibles. Te lo vamos a poner fácil:
1. Desde la plaza sube por la cuesta por detrás del Mesón de Cándido. Y aquí tienes tu primera foto.

Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia desde la derecha

2. Vuelve a la plaza y sube por las escaleras de tu izquierda, según hasta donde quieras subir, tendrás el acueducto a diferentes alturas. Aunque la mejor vista está arriba del todo y si cuadras cuando empiece a anochecer pues harás una foto así de chula. Acuérdate que desde arriba lo puedes ver por un lado y por el otro.

Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia desde la izquierda por un lado
Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia por la izquierda por el otro

3. Ahora atravesamos el acueducto y desde la Plaza de la Artillería podremos hacer la foto del Acueducto de frente.

Acueducto de Segovia
Acueducto de Segovia de frente

4. Dejando detrás el Acueducto, tomamos la calle de la izquierda que va ascendiendo hasta una especie de escultura donde hay mucha gente. Aquí te podrás hacer un selfie con el diablo con el acueducto de fondo

Selfie con el Diablo - Segovia
Selfie con el Diablo – Acueducto de Segovia desde lejos

Permíteme que te cuente la leyenda a la que hace referencia el diablo. Dicen que antes de la existencia del acueducto, una niña tenía que subir cada día hasta la montaña para llenar de agua el cántaro. Ella estaba harta de hacerlo todos los días, así que decidió pactar con el diablo. Él le dijo que construiría un acueducto, pero a cambio ella le tendría que dar su alma si éste conseguía construirlo antes de que el gallo cantase a la mañana siguiente. Ella aceptó, y el diablo comenzó a construirlo a toda prisa. Pero la niña se arrepintió, y comenzó a rezar a la Virgen para que no consiguiese terminarlo. Se dice que el gallo cantó justo cuando al diablo le tocaba poner la última piedra, por lo que ella conservó su alma, y en el hueco pusieron la imagen de la Virgen de Nuestra Señora de la Cabeza. Así que este Acueducto es cosa del demonio.

Pues listo, ya tienes todas las fotos que necesitas del acueducto, sigamos recorriendo la ciudad.

Acueducto de Segovia de noche
Acueducto de Segovia de noche

Por la calle Real

Desde la plaza tomamos la Calle Real, la calle más comercial de Segovia y que te lleva directo a la Plaza Mayor y la Catedral. Nuestra primera parada es otro mirador (no te preocupes que desde aquí no se ve el acueducto), el famoso Mirador de Canalejas. Con una de las mejores vista que ver de Segovia.

Mirador de Canalejas - Segovia
Mirador de Canalejas – Segovia

Desde este mirador podremos ver a la Mujer Muerta, una formación montañosa que forma parte de la Sierra de Guadarrama, y que tiene forma de la silueta de una mujer. Cuenta la leyenda que la esposa del jefe de una tribu que vivía en el cerro del Alcázar crio a dos niños gemelos que se enfrentaron para asumir el liderazgo del pueblo. La madre, desesperada ante inminente lucha, ofreció a Dios su vida a cambio de la supervivencia de sus hijos. Cuando estaban dispuestos a pelear, una nevada se lo impidió. Tras el temporal, los hermanos comprobaron que una montaña cubría lo que hasta entonces había sido llanura. Dios había aceptado el sacrificio de la mujer, cubriendo su cuerpo yacente con nieve. La leyenda dice además que dos pequeñas nubes se acercan cada atardecer a la montaña, son sus dos hijos que van a besar a su madre.

Justo enfrente, en la parte más abrupta de la calle Real encontramos la Casa de los Picos, su fachada le da un aspecto defensivo, pero las malas lenguas decían que perteneció a un judío o al verdugo de la ciudad, así que el nuevo dueño cambio la fachada para que la gente olvidara su anterior denominación.

Casa de los Picos
Casa de los Picos

Plaza de Medina del Campo y San Martín

A continuación llegamos a la Iglesia de San Martín, de estilo románico con una torre mudéjar. En la misma plaza de San Martin encontramos el Torreón de Lozoya, donde actualmente se realizan diferentes exposiciones de arte. Su aspecto defensivo, en una posición dentro de la muralla hace pensar que su construcción se debe a las frecuentes luchas entre nobles que había en la Edad Media.

Plaza de Medina del Campo - Segovia
Plaza de Medina del Campo – Segovia
Iglesia de San Martín - Segovia
Iglesia de San Martín – Segovia

Por el camino ve fijándote en el suelo y verás el dibujo de un acueducto. Esto significa que estás pasando por encima del Acueducto de Segovia. Ya que lo que hay en la plaza es una simple arquería para salvar la diferencia de altura, el verdadero acueducto de Segovia es el que pasa por debajo de la ciudad hasta el Alcázar. Así que lo siento no vas a poder fotografiar el Acueducto de Segovia.

La Plaza Mayor

Si seguimos subiendo llegaremos a la Plaza Mayor. Otro de los espacios más concurridos de la ciudad. Ha sido testigo de grandes hitos de la historia de España como la coronación de Isabel la Católica como reina de Castilla en 1474. Aquí también se celebraba el mercado y actualmente encontramos la Casa Consistorial, la Catedral y el Teatro Juan Bravo.

Plaza Mayor de Segovia
Plaza Mayor de Segovia
Plaza Mayor de Segovia
Plaza Mayor de Segovia

La Catedral, conocida como la Dama de las Catedrales es otra de las cosas obligadas que ver en Segovia. Es de estilo gótico, construida entre los siglos XVI y XVIII, impresiona por su torre de 88 metros de altura y numerosos pináculos además de por el elegante interior en el que no te puedes perder sus 157 vidrieras, sus tapices, la sala capitular, el Claustro, la capilla mayor y el altar mayor.

¿Sabías que en Segovia existieron tres catedrales? La más antigua fue construida durante la persecución arriana en el año 156 y estaba a orilla del rio Eresma. La segunda, conocida como “la antigua Catedral” que ordenó construir el rey Alfonso VII estaba situada en las cercanías del actual Alcázar, en el lugar que hoy ocupan los jardines del castillo. Y la actual, mandada construir por el rey Carlos I, después de que en 1520 durante las guerras de las Comunidades se destruyese la anterior.

Catedral de Segovia
Catedral de Segovia

Más información

  • Horario: todos los días de 9:00 a 21:30 de abril a octubre; el resto del año cierran a las 18:30.
  • Precio: 3 € general / 2,5 € reducida
  • Web: https://catedralsegovia.es

Alcázar de Segovia

El final del camino nos lleva hasta el Alcázar de Segovia, un castillo de cuento, y otro de los lugares que ver en Segovia. Situado en la confluyen los ríos Eresmas y Clamores. En la entrada podemos ver sus jardines donde se encuentra el monumento a los héroes de la Independencia. Además de visitar la Casa de la Química, el primer laboratorio que hubo en España, y en donde el científico francés Louis Proust descubrió la llamada Ley de Proust o Ley de las proporciones definidas.

Alcázar de Segovia
Alcázar de Segovia

Esta fortaleza de origen incierto (podría tener su origen en los celtas o romanos) fue lugar de residencia de reyes como Alfonso X el Sabio o los Reyes de Castilla. En el Alcázar de Segovia se celebraron algunas Cortes Generales e incluso Isabel la Católica salió de él para ser luego proclamada Reina en la Plaza Mayor. Sin duda una de los mejores sitios que ver en Segovia.

Más información

  • Horario: todos los días de 10:00 a 20:00 del 1 de abril hasta el 31 de octubre; el resto de meses cierra dos horas antes.
  • Precio: 5,50 € (+ 2,50 si quieres subir a la torre) / 3 € reducida.
  • Web: https://www.alcazardesegovia.com

Desde el castillo podemos ver las murallas de la ciudad que tienen un perímetro de 3 kilómetros que empiezan y acaban en el Alcázar. De las 5 puertas que tenía se conservan 3: Consuelo, San Juan, El Sol y la Luna.

Mirador del Museo de Segovia
Mirador del Museo de Segovia

Barrio de San Marcos

Nos dirigimos a la Puerta de Santiago, una de la puertas de acceso a la ciudad. En el interior encontramos la colección de títeres que el maestro Francisco Peralta donó a la ciudad. Las 38 piezas representan personajes de obras de teatro tomados del romancero popular, la literatura clásica y la narrativa infantil.

Puerta de Santiago
Puerta de Santiago

Seguimos bajando y nos asomamos al Jardín de los Poetas, uno de esos rincones solitarios de Segovia donde se reúnen los enamorados.

Jardín de los Poetas
Jardín de los Poetas

Una vez abajo, llegamos al barrio de San Marco. Varias son las paradas obligadas. Si cruzaremos la carretera y accederemos a la pradera de San Marcos, nos espera una de las fotos más icónicas del Alcázar, uno de los mejores rincones de Segovia.

Mirador de la Pradera de San Marcos
Mirador de la Pradera de San Marcos

Enfrente tenemos el Arco y el Santuario de la Fuencisla y para terminar la iglesia de la Vera Cruz.

Arco de Fuencisla
Arco de Fuencisla
Santuario de la Fuencisla - Segovia
Santuario de la Fuencisla – Segovia

La Iglesia de la Vera Cruz es de estilo románico y fue construida por los Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro (aunque por tradición popular se le atribuye e los Templarios). El exterior del edificio destaca por su planta dodecagonal, tres ábsides semicirculares y una torre cuadrada.

Iglesia de la Veracruz
Iglesia de la Veracruz

Desde aquí también son impresionantes las vistas de toda la ciudad. Una de las mejores panorámicas que ver de Segovia.

Panorámica de Segovia
Panorámica de Segovia

Junto a la iglesia verás un cartel indicando el cercano pueblo de Zamarramala, hoy un barrio de Segovia. Su curioso nombre según cuenta la leyenda, se debe a un día que un pastor sordo estaba cuidando su rebaño muy cerca del pueblo mientras cosía una vieja zamarra. Entonces se le acercó un importante hombre del reino y le preguntó por el nombre de pueblo, el pastor que no le oía, respondió que estaba cosiendo una zamarra mala. Desde entonces el pueblo de Miraflores de la Sierra pasó a llamarse Zamarramala.

Si seguimos el río Eresma, llegaremos hasta el Monasterio del Parral junto al de Yuste, en Cáceres, son los únicos monasterios de España todavía regentados por la Orden de los Jerónimos.

Monasterio del Parral
Monasterio del Parral

Más información

  • Horario: De miércoles a domingo, pases a las 11:00 y 17:00. Misa en canto gregoriano los domingos a las 12:00.
  • Precio: La voluntad

De vuelta a la ciudad, tras cruzar el río, nos encontraremos con el Real Casa de la Moneda está considerada como uno de los ejemplos más antiguos e importantes del Patrimonio industrial. Este es uno de los pocos edificios fabriles del siglo XVI que ha llegado casi intacto hasta nuestros días, y fue construido por el arquitecto Juan de Herrera para Felipe II.

Real casa de la Moneda
Real casa de la Moneda
Real Casa de la Moneda - Segovia
Real Casa de la Moneda – Segovia

Más información

  • Horario: Martes de 10:00 a 14:00. De miércoles a sábado de 10:00 a 18:00. Domingo de 10:00 a 15:00.
  • Precio: 4 € general / 3 € reducida
  • Web: http://casamonedasegovia.es

Ruta de la Judería

De vuelta a la ciudad por la misma puerta por la que bajamos. Continuamos siguiendo la muralla hasta el Barrio de la Judería. A finales del siglo XI ya existía un núcleo de población judía que vivía en torno a la Plaza de la Merced. Nuevas normas hicieron que se desplazarán en torno a la Almuzara y el tramo de muralla de la Puerta de San Andrés. Hasta que en 1480 los Reyes Católicos establecen su confinamiento entre la Iglesia del Corpus Christi (antigua Sinagoga Mayor) hasta la plaza del Socorro. Un recinto cerrado por 7 puertas y cuyo eje principal fue la actual calle de Judería Vieja hasta la Puerta de San Andrés.

La Sinagoga mayor construida probablemente en siglo XIII, es la que mejor se conservó de las cinco sinagogas que tenía Segovia, hasta que fue incautada por la corona y convertida en la Iglesia del Corpus Christi.

Sinagoga Mayor - Segovia
Sinagoga Mayor – Segovia

En nuestro recorrido por el barrio judío encontraremos calles tan evocadoras como Judería Vieja, Judería Nueva, Calle de Santa Ana, Corralillo de los huesos,.. Hasta llegar a la Puerta de San Andrés, actual espacio informativo de la Muralla, y que da paso al cementerio judío. Situado en la ladera izquierda del río Clamores y que abarcaba desde la Puerta de San Andrés hasta la Casa del Sol.

Barrio Judio - Segovia
Barrio Judio – Segovia
Puerta de San Andrés
Puerta de San Andrés

En la Casa del Sol, se encontraba la antigua carnicería judía, cuya situación junto al desagüe de la muralla facilitaba la evacuación de la sangre y despojos de los animales. Actualmente es la sede del Museo de Segovia.

Con esto llegamos de nuevo a la Plaza de Medina del Campo, y de ahí por la calle Real hasta el Acueducto final de nuestro viaje por todo lo que hay que ver y hacer en Segovia.

>>En los alrededores


Una vez finalizada la visita a Segovia, si tenemos más tiempo, no podemos irnos sin acercarnos al Palacio de la Granja de San Ildefonso; es un complejo de edificaciones de estilo barroco a imagen y semejanza al palacio de Versalles.

Y si quieres descubrir alguno de los pueblos más bonitos de la provincia te recomendamos:

  • Ayllón
  • Pedraza
  • Sepulveda
  • Coca
  • Riaza
  • Cuéllar
  • Turégano

Ya conoces un poco mejor todo lo que te espera en Segovia, pero sobre todo disfruta de su gastronomía, con el cochinillo asado como plato estrella. Además de probar el cordero lechal y el cabrito, o algo más ligero como la sopa castellana, los judiones de La Granja o la caldereta de cordero.

Más información sobre Segovia

Web de Turismo de Segovia: www.turismodesegovia.com

Dónde dormir en Segovia

Segovia es una ciudad que además de conocerla hay que disfrutar de su gastronomía y de su gente, por lo que un fin de semana te sabrá a poco. Aun así, aquí tienes los alojamientos más interesantes de Segovia y pasa un fin de semana estupendo:

Dónde comer en Segovia

Si quieres disfrutar de un buen cichinillo los mejores lugares son el Mesón de Cándido (plaza del Azoguejo, 5) y Restaurante José María (calle Cronista Lecea, 11). Si quieres algo más barato, la mayoría de los restaurante del centro tienen entre sus platos un menú segoviano, formado por unos judiones de La Granja, un trozo de cochinillo y de postre un ponche segoviano.

Cochinillo segoviano
Cochinillo segoviano

Si quieres simplemente ir de tapas la mejor zona son las calles que salen de la Plaza Mayor. La zona principal la tiene en la calle Infanta Isabel, para mi gusto los mejores son El Sitio (calle Infanta Isabel) y la Tasquina (calle Valdelaguila, 3)


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

8 Comments

  1. El Acueducto es una maravilla, pero en Segovia hay mucho que ver y disfrutar. Y si hay tiempo, muy recomendable la visita a los jardines del Palacio de la Granja de San Ildefonso.

  2. Mi madre estuvo allí el pasado julio. Es increible como a perdurado ese acueducto tanto tiempo y sin una gota de cemento, además de ser una obra de ingeniería magnífica.

  3. Hola buenos días. Lo primero y antes de nada, felicitaros por el post ya que me parece una información muy interesante para hacer una ruta turísitca para ver Segovia. Por otro lado es muy interesante que dediquéis este tiempo a crear contenido como este. Un saludo y buen trabajo!!

Responder a Viaje a Vietnam Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*