Ruta por la Región de Murcia: ¿Qué ver en Lorca?

Lorca

Hoy visitamos la ciudad murciana de Lorca, ubicada al suroeste de la comunidad, cuenta con un importante conjunto monumental y un rico patrimonio histórico-artístico. En el año 2011 hubo un terremoto que destruyó y dañó gran parte su  patrimonio, por suerte hoy podemos decir que la mayor parte de los edificios han sido restaurados, y la ciudad vuelve a brillar de nuevo.

¿Cómo llegar a Lorca?

– En Coche

Desde Murcia podemos llegar por la autovía del Mediterráneo (A-7) que une Lorca con Murcia (70 km). También si venimos desde Cartagena tenemos la A-30 que conecta Madrid con Cartagena.

– En transporte público

Disponemos de la línea de ALSA que conecta Almería con Murcia, además del tren de largo recorrido desde Barcelona o los regionales que unen Murcia y Águilas.

¿Qué ver en Lorca?

Su posición estratégica y la fertilidad de sus tierras motivaron la llegada de íberos, cartagineses, romanos, visigodos, moros y cristianos que han dejado un rico legado arquitectónico, artístico y de tradiciones. Especialmente denso es el patrimonio heráldico, que motivó que se la llamara “La ciudad de los cien escudos”, prueba pétrea de los abundantes linajes hidalgos que habitaron en ella desde La Reconquista en 1243. Entre estas familias nobiliarias destacaron los Fajardo, que llegaron a enfrentarse con los Reyes Católicos por el dominio de Lorca.

Tras la conquista de Granada, permanecieron en la ciudad muchas de estas familias hidalgas, disfrutando en los siguientes años de un periodo de paz que permitió el considerable desarrollo de la agricultura y la ganadería.

A partir del XIX, el crecimiento de la villa se mantuvo a un ritmo constante pero manteniendo su patrimonio artístico y sus ricas tradiciones. Un patrimonio que se verá afectado por el terremoto de 2011.

A pesar de todos los avatares de la historia de Lorca, ésta conserva mucha de su antigua grandeza, siendo una de las ciudades más monumentales del sureste de España. Su casco antiguo y el recinto del castillo (siglo X-XVI), fueron declarados Conjunto Histórico-Artístico.

Llegamos a Lorca y para empezar la visita recomendamos subir primero al castillo. El motivo es que con la visita al castillo nos dan un pase para poder dejar el coche en el parking de la Oficina de Turismo todo el tiempo que queramos (tendréis que decírselo para que os los dé), solo pagando el mínimo del estacionamiento. Esto es útil ya que la mayor parte del centro de Lorca tiene aparcamiento regulado.

Castillo de Lorca
Castillo de Lorca

El castillo se encuentra en lo alto de un cerro, desde la plaza del Ayuntamiento y la Colegiata, tenemos la calle que nos lleva hasta al castillo. Un poco antes de llegar tenemos un parking gratuito para dejar el coche y ascender el último tramo andando. Si tenemos alojamiento en el Parador podremos subir hasta el final, sino tendremos que dejarlo en este parking.

El Castillo tiene su origen en una alcazaba musulmana que fue reforzada con nuevos baluartes tras su conquista por el rey Alfonso X el Sabio. Con su nombre se llamó a una de las torres, la Torre Alfonsina, formada por tres cuerpos con bóvedas de crucería y cuatro ventanas de estilo mudéjar en la parte superior. También se le añadió a finales del XIII la Torre del Espolón, la cual se desplomó a consecuencia del terremoto, pero que se ha podido recuperar.

El precio de la entrada al castillo es de 6 €/persona y la reducida de 4 €/persona. Los niños menores de 3 años entran gratis. Si queremos también ver la judería y la sinagoga la conjunta asciende a 10 € por persona. Para mi gusto es algo caro teniendo en cuenta que no es una visita guía sino con audio-guía y que no se conserva nada del mobiliario original del castillo, por lo que se limita a recorrer la explanada con pleno sol (máxime si vas en agosto) y escuchar el audio.

Comenzamos el recorrido viendo un arma de asedio, el almajaneque o lanzamiento de piedras, que como su nombre indica servía para arrojar grandes piedras por medio de un contrapeso.

Continuamos caminando hasta la torre del Espolón, que fue la parte más dañada por el terremoto. En el sótano se encuentra el aljibe, que al no tener agua ha sido habilitado para recrear una mazmorra medieval. En la primera planta tenemos una maqueta en madera del castillo. En la segunda planta hay una exposición sobre la fortaleza. Y por último llegamos a la azotea desde donde se pueden obtener unas bonitas vistas panorámicas de la ciudad de Lorca.

Seguimos caminando hasta llegar a una explanada, donde hay una cafetería y un parque infantil de estilo medieval, que Adrián supo aprovechar un buen rato.

Explanada del Castillo
Explanada del Castillo

Más adelante tenemos el aljibe del Espaldón, un antiguo aljibe del siglo XII, que se ha reconvertido en sala de exposiciones y conferencias. Y el rincón del arqueólogo, donde se recrea mediante maquetas, objeto y utensilios la importancia que tiene la arqueología como ciencia fundamental para entender el significado de la historia.

Llegamos al último punto de la visita estándar, Los hornos. En esta sala se recrean dos hornos de pan creados en el siglo XIX, que fueron descubiertos durante los trabajos de rehabilitación del castillo (uno está completamente restaurado y el otro se ve cómo se descubrió). Mediante figuras han recreado una escena donde se ve a una mujer vestida con el traje de la época amasando la harina, mientras un hombre introduce el pan en el horno.

Hornos
Hornos

Como ya hemos comentado antes, adicionalmente se puede visitar la torre Alfonsina por 4€ más o conjunta por 10 €. En su interior hay tres plantas. En la primera hay exposiciones, en la segunda planta se encuentra la reproducción historiográfica de Alfonso X El Sabio. En la tercera planta está vacía, y en la azotea, las vistas panorámicas.

La segunda visita adicional, es la de la judería y la sinagoga del siglo XIV, qué fueron encontradas durante las obras de edificación del Parador. Es de planta rectangular con dos entradas, patio, vestíbulo y sala de reunión. Tiene como curiosidad que es la única sinagoga de España que no ha sido reutilizada como iglesia católica, por lo que su aspecto se encuentra intacto.

Torre Alfonsina
Torre Alfonsina

Tras la visita cogemos de nuevo el coche, hasta el parking de las Mercedes, donde se encuentra la oficina de Turismo de Lorca (ojo que hay una segunda oficina al lado de la Colegiata) para dejar el coche y movernos por la ciudad andando.

La Oficina de Turismo se ubicado en el antiguo del Convento de la Merced. Hoy en día sólo se conserva la portada de acceso de estilo renacentista. Dentro podemos pedir información y visitar la exposición sobre la historia de la ciudad.

Según el plano, lo mejor es hacer una ruta circular que recorre la mayor parte de los monumentos y nos lleva de vuelta al Centro de Visitantes. Para ello tomamos la plaza Don Juan Moreno que nos lleva hasta el Museo Arqueológico Municipal, que expone hallazgos prehistóricos y explica la historia de la ciudad y de su comarca a través de las diferentes civilizaciones que la han ocupado.

Museo Arqueológico
Museo Arqueológico

En la misma calle encontramos el Conjunto Monumental de Santo Domingo (segunda mitad del siglo XVI). Se trata de la única fundación de los dominicos en la ciudad. Hoy aloja el Museo de Bordados del Paso Blanco (MUBBLA), que conserva algunos bordados en sedas y oro declarados Bien de Interés Cultural y, a su lado, la Capilla del Rosario, sede de una de las más importantes cofradías de Lorca, fundada en el siglo XVI.

MUBBLA
MUBBLA

En la Calle Álamo esquina Calle Lope Gisbert encontramos el escudo de los García Alcaraz (siglo XVI) de estilo renacentista. En él se pueden ver las armas familiares que se adornan con una guirnalda de frutas y a sus lados hay 2 guerreros.

Escudo de García Alcaraz
Escudo de García Alcaraz

Continuamos por la Calle Lope Gisbert hasta el palacio Guevara (finales del siglo XVII), también llamado la Casa de las columnas, es una vivienda palaciega mandada construir por Juan de Guevara García de Alcázar para residencia familiar. Cuenta con un gran pórtico barroco de dos cuerpos con columnas salomónicas y escudos heráldicos. Actualmente, aloja un museo además de utilizarse para actividades culturales, exposiciones y visitas guiadas.

El centro Regional para la Artesanía de Lorca (1988) de arquitectura contemporánea obra de Juan Antonio Molina. Acoge a una exposición permanente, una sala de exposiciones temporales, una zona dedicada a demostraciones de artesanía en directo y a la venta de productos hechos por los artesanos de la comarca.

La iglesia de San Mateo, fue trasladada a su actual emplazamiento en 1800, en lo que era un viejo edificio de los jesuitas. En su interior encontramos un retablo mayor obra de Jerónimo Caballero, procedente del Convento de la Merced.

Iglesia de San Mateo
Iglesia de San Mateo

El casino Artístico y Literario, este edificio fue diseñado bajo la dirección de Manuel Martínez creado en el desamortizado hospital de San Juan de Dios, fue finalizado en 1885 y el salón de baile acabado entre los años 1914 y 1916.

El teatro Guerra, diseñado por el arquitecto Diego Manuel Molina, este inmueble abrió sus puertas al público gracias a la colaboración de inversores particulares de Lorca y al Ayuntamiento, en el año 1861. Hoy en día ofrece una amplia programación en danza, teatro y música durante todo el año.

Teatro Guerra
Teatro Guerra

Seguimos por la Cuesta de San Francisco hasta Museo Azul de la Semana Santa, situado en el antiguo convento de San Francisco (siglo XVI-VIII), tuvo que ser rehabilitado tras el seísmo. En él podemos ver un taller de bordados, mantos, pertenecientes a la cofradía del Paso Azul. Desde el propio museo se puede acceder a la iglesia de San Francisco. En el templo hay un coro del siglo XVIII, lienzos del pintor Camacho, retablos barrocos y las tallas escultóricas del Paso Azul, que salen en la Semana Santa de Lorca.

Iglesia de San Francisco
Iglesia de San Francisco

Ya siguiendo por la calle de Alfonso X El Sabio, llegaremos hasta la plaza de España, formada por la antigua Colegiata de San Patricio y el Ayuntamiento. La Colegiata (siglo XVI-XVIII) posee una fachada principal renacentista y cuenta con ciertas influencias barrocas. Concebida casi con las proporciones de una catedral, se distribuye en tres naves con capillas laterales y torre-campanario. En cuanto al Ayuntamiento, es un edificio barroco (siglo XVII-XVIII) diseñado por Alfonso Ortiz de la Jara. Originariamente fue una cárcel, destruida con el terremoto de 1674 y ampliada posteriormente.

Colegiata de San Patricio
Colegiata de San Patricio
Ayuntamiento
Ayuntamiento

Tomamos la calle Zapatería hasta llegara a la Muralla medieval, de la que conserva algunos tramos en esta parte de la ciudad como la de la calle del Gigante y el Porche de San Antonio. Es desde aquí por donde cruzamos la muralla por una de sus puertas, la llamada puerta de codo.

Puerta de Codo

Poco después llegaremos de nuevo al Centro de Visitantes donde empezamos nuestra ruta y donde terminamos la vista a Lorca.

Más información

Web turismo: http://www.lorcaturismo.es

Dónde comer

Los más recomendables:

  • Casa Roberto (C/Corredera, 21): comida de buena calidad, lugar con encanto diferente a otros y con buena relación calidad precio.
  • Polonia (Avenida Fuerzas Armadas, 56): un buen sitio para comer tanto por su calidad como su servicio, cuidado porque se llena pronto.

Dónde dormir

Si quieres pasar un fin de semana en Lorca y descubrir todos sus tesoros, aquí tienes los mejores alojamientos de la zona.

También te puede interesar

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*