Descubrimos Alcaudete, uno de los pueblos de la ruta de los castillos de Jaén

Alcaudete

Hoy visitamos Alcaudete situado a los pies de la Sierra Ahillos, en el extremo sur-occidental de la provincia de Jaén. Un pueblo que gira alrededor de un cerro donde se encuentra su espectacular Castillo, uno de los mejores conservados de Andalucía. Así que pocos motivos más tenemos que darte para que visites esta localidad, así que pasamos a mostrarte que ver y hacer en Alcaudete.

Un poco de historia

Hay constancia de restos de poblamiento del Paleolítico y Neolítico en las sierras próximas. Y ocupados posteriormente por los íberos en el siglo III a.C. Posteriormente la romanización de la zona queda atestiguada por el descubrimiento de un sarcófago de época de Constantino, del siglo IV, hallado en las huertas en torno a la calle Torres Ortega a finales del siglo XIX y que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

Posteriormente los musulmanes la llamaron hisn al-Qabdaq o al-Qibdaq, adscrita a la Cora de Ilbira (Granada), formando parte de su estructura defensiva junto con otros castillos y atalayas distribuidas por todo el territorio. Tras el triunfo de ‘Abd al-Rahman III, Alcaudete se convirtió en la cabecera de un distrito administrativo (Iqlim) para el control del territorio y la recaudación fiscal de la comarca.

Alcaudete
Alcaudete

Fue conquistada en 1246 por Fernando III y cedida a la Orden militar de Calatrava, convirtiéndose en el punto más avanzado de la frontera cristiana con el Reino Nazarí de Granada. Los monjes llevaron a cabo profundas reformas en el alcázar, no solo para adecuarla a la vida conventual, sino también para potenciar su carácter de inexpugnable.

En 1312, tanto la fortaleza como la villa pasan a formar parte de las tierras de la corona y desde entonces muy ligada a la familia Fernández de Córdoba y Montemayor. Alcaudete se convierte en Señorío en 1385 y posteriormente, en el siglo XVI, Carlos V lo transforma en condado.

La villa tuvo una gran expansión entre los siglos XVI al XVIII, construyéndose gran cantidad de edificios civiles y religiosos que continúan hoy en día en su casco histórico.

Qué ver en Alcaudete

Nada mejor que dejar el coche en la parte alta de la villa junto a la Plaza de Santa María y moverte desde aquí andando. Tuvimos la mala suerte de encontrar la iglesia de Santa María y el Castillo cerrado por obras, algo que no venía indicado en su página web. Un agradecimiento al Ayuntamiento por su falta de información. Así que llamar a la oficina de turismo antes de ir para confirmar si ya han terminado las obras.

Castillo de Alcaudete
Castillo de Alcaudete

Así que nos tuvimos que consolar con las vistas desde el perímetro del castillo y la silueta del castillo. Junto a él se encuentra la Iglesia de Santa María la Mayor, la más grande de las iglesias parroquiales de la localidad, de estilo gótica.

Iglesia de Santa María la Mayor - Alcaudete
Iglesia de Santa María la Mayor – Alcaudete

Desciende hacía el casco urbano para dirigirnos a la Iglesia de San Pedro (siglo XVI) obra de Francisco del Castillo, en planta de salón de tres naves y bóvedas vaídas.

Iglesia de San Pedro - Alcaudete
Iglesia de San Pedro – Alcaudete

Si continúas por la Calle Fuente Nueva verás el Cementerio Municipal de Santa Catalina, incluido desde 2016 en la Ruta de los Cementerios de España por su tercer premio al Mejor Cementerio de España en su conjunto. El origen del cementerio se encuentra en la ermita de mismo nombre, cuya existencia data de 1511. Aunque el cementerio actual es a instancias de Carlos III en 1807. Así que si te gusta este tipo de turismo puedes darte una vuelta por él.

Cementerio Municipal de Santa Catalina - Alcaudete
Cementerio Municipal de Santa Catalina – Alcaudete

Ascendiendo por la calle Campiña llegamos hasta la Plaza 28 de Febrero, centro neurálgico de la villa. En ella se localiza la Casa Consistorial, de estilo Barroco, custodiado por la figura de San Miguel, su patrón. Adosado a él el Arco de la Villa (siglo XVI), que era la puerta principal de acceso a la ciudad medieval.

Casa Consistorial de Alcaudete
Casa Consistorial de Alcaudete

Desde la plaza tienes unas fantásticas vistas del Ayuntamiento con la Iglesia de Santa María y el Castillo como telón de fondo.

Si sigues por la calle Llana veremos varias casas palaciegas, ejemplo de ello son la Casa de los Leones (Casa de la Virreina), la Casa de Alcalá Zamora (Presidente de la II República) y al final de la calle Torres Ortega la casa popularmente conocida como de «la Baronesa«.

Desde aquí, nos encaminamos hacia la Iglesia de la Encarnación o del Carmen. Es el único edificio que se conserva del desaparecido convento de carmelitas, del que toma el nombre. En su interior podemos ver dos de las imágenes más importantes de Alcaudete, San Elías, de Pedro de Mena y un Cristo Yacente, se le atribuye a José de Mora, estas imágenes procesionan por las calles de la villa en Semana Santa.

Iglesia de la Encarnación - Alcaudete
Iglesia de la Encarnación – Alcaudete

Adosada a ella, está la Plazoleta del Carmen, cuyo trazado puede identificarse con parte del claustro del convento. En ella podrás contemplar el diseño neoclásico del edificio de los Juzgados, a modo de templete griego.

Edificio de los Juzgados - Alcaudete
Edificio de los Juzgados – Alcaudete

Siguiendo la calle del Carmen en el número 21 verás la Fuente de la Villa, de sus caños se abastecieron de agua el Convento del Carmen y parte de los vecinos del pueblo. En 1775 fue restaurada colocando tres caños, que sustituyeron a los dos que anteriormente tenía.

Fuente de la Villa - Alcaudete
Fuente de la Villa – Alcaudete

Siguiendo por la calle del Carmen, la principal vía de comunicación entre el casco antiguo y el nuevo Alcaudete, llegamos hasta el Convento e Iglesia de Santa Clara, asociada a la congregación de monjas Clarisas que viven en clausura tras sus puertas. Destaca la impresionante portada barroca de su iglesia, flanqueada por columnas salomónicas, únicas portada de su estilo de la provincia de Jaén.

Si continúas por la calle Carnicería, verás varios casas nobles, fruto de la expansión del municipio a extramuros de la villa medieval. Destaca el Antiguo hospital de la Misericordia y la casa de los Condes construida en la primera mitad del siglo XVIII, con una fachada con el escudo de los Condes de Alcaudete y el Toison de Oro.

Tras lo cual llegamos de nuevo a la Plaza 28 de Febrero. Solo nos queda para terminar el Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta (Carretera de la Fuensanta nº 102), data del siglo XVI, pero tras un terremoto tuvo que ser derribada y se construyó el nuevo santuario que data de 1963. Aquí se venera la Virgen de Fuensanta (patrona de Alcaudete).

Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta - Alcaudete
Santuario de Nuestra Señora de la Fuensanta – Alcaudete

Más información

Turismo de Alcaudete: https://www.alcaudete.es

Dónde comer

Si quieres comer bien tiene el restaurante Almocaden (Carretera Fuensanta, 38) con estrella Michelín. Y si quieres algo más económico tienes Casa Rafa (Calle Juan de Alcaudete, 37) o la Cazuela Andaluza (Carretera de la Fuensanta, 60) con comida casera de calidad.

Dónde dormir

Si quieres descubrir Alcaudete dentro de tu ruta por los castillos de Jaén, no lo piensen más y reserva tu alojamiento:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

Sobre Alicia y José 568 artículos
Somos una pareja apasionados por viajar, nos encanta conocer nuevos rincones y disfrutar del paisaje y los lugares que hay por descubrir.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*