Descubre todo lo que ver y hacer en el pueblo medieval de Almansa

Almansa

Hoy te mostramos Almansa, un pueblo presidido por un Castillo, de origen árabe, que fue reconstruido por don Juan Manuel en el siglo XIV. Su buen estado le hace ser uno de los mejor conservados de la provincia de Albacete. Además su casco antiguo, no se queda atrás ya que está declarado Conjunto Histórico Artístico, formado por calles estrechas de aspecto medieval y que circundan el castillo. Así que si quieres descubrir todo lo que tiene que ofrecer Almansa, a continuación te lo contamos.

Un poco de historia

La ciudad de Almansa tiene sus orígenes en la urbe romana de Ad Aras. Sobre esta más tarde se edificaría la localidad árabe de Almanzah, que significa “El mirador”.

En 1241, tras el avance reconquistador, Almansa es entregada al príncipe don Alfonso. Poco después pasaría a manos del infante don Manuel y con él, a su hijo el famoso escritor Don Juan Manuel (autor de El conde Lucanor entre otros), que le dará el título de villa.

Como parte del Marquesado de Villena, estuvo en manos de Diego López Pacheco que debido a su apoyo a Juana la Beltraneja, perdida la guerra con los Reyes Católicos, en 1476 Almansa pasó a ser villa de realengo. No obstante, seguiría estando bajo la influencia del marquesado de Villena hasta finales del siglo XVI.

El acontecimiento más importante de su historia tuvo lugar el 25 de abril de 1707, durante la Guerra de Sucesión, día en que el ejército de Felipe V derrotó al del Archiduque Carlos de Austria, consiguiendo un importante avance para asegurarse el Trono de España. Este acontecimiento se conmemora anualmente por la población.

¿Cómo llegar a Almansa?

  • En transporte público

Puedes llegar en autobús y en tren desde Albacete capital.

  • En coche

Desde Madrid puedes llegar por la A-31 y A-3 quedando a tan solo 325 km de la capital española. La A-7 sitúa a solo 115 km de Valencia y la A-31 a 96 km de Alicante.

¿Qué ver en Almansa?

Empezamos nuestra ruta por Almansa desde el Cerro del Águila, un escarpado peñascal que sobresale sobre la llanura manchega. Aquí se alza el Castillo de Almansa, una fortaleza edificada en el siglo XIV por el infante Don Juan Manuel sobre otras fortalezas anteriores. Destaca su majestuosa torre del homenaje, de planta cuadrada y el escudo del famoso Juan Pacheco.

Castillo de Almansa
Castillo de Almansa
Castillo de Almansa
Castillo de Almansa

Tras el castillo a sus pies encontrarás la Plaza de Santa María, aquí se encuentra el Palacio de los Condes de Cirat o “la Casa Grande”, mandado construir por Alfonso de Pina sobre un antiguo palacio barroco del siglo XVI. Actualmente es la sede del ayuntamiento, y destaca por su fachada principal de estilo manierista y el patio interior porticado.

Palacio de los Condes de Cirat - Almansa
Palacio de los Condes de Cirat – Almansa

En la misma plaza tienes la Fuente de los Patos. Y frente a ella la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, un templo de varios estilos, dotado de torre barroca, portada renacentista e interior neoclásico.

Fuente de los Patos - Almansa
Fuente de los Patos – Almansa
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción - Almansa
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción – Almansa
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción - Almansa
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción – Almansa

Muy cerca de aquí se encuentra el Convento de las Monjas Agustinas (siglo XVII) con una iglesia con portada barroca de columnas salomónicas. Al lado del templo, podrás visitar el Centro de Investigación y Documentación de la Batalla de Almansa en el que se exhiben uniformes, documentos, maquetas y otros objetos originales recuperados del campo de batalla.

Si sigues la calle de San Agustín podrás ver varias casas solariegas. Entre ellas la casa de los Enríquez de Navarra, que fue donde se firmó la capitulación de la Batalla de Almansa, o también la de los marqueses de Montortal, levantada en torno a un bello jardín y dotado de unas magníficas rejerías de forja en su exterior.

Calles de Almansa
Calles de Almansa

Otros monumentos interesantes que ver en Almansa son la Ermita de San Blas de estilo barroco de llamativa cúpula, la Lonja (1800) dotada de una galería porticada o el antiguo Barrio de la Morería situadas extramuros del recinto fortificado y que aglutina algunas de las tiendas más antiguas de la ciudad y la zona de vinos.

Y si te gusta el arte urbano, puedes darte una vuelta por el pueblo, ya que tienes unos cuantos.

Arte Urbano - Almansa
Arte Urbano – Almansa

Más información

Turismo de Almansa: https://almansaturistica.es

Dónde comer Almansa

Si quieres comer ligero o de tapas te recomiendo el Bodegón (Calle de la Corredera, 118) y la tapería Las Cazuelas (Calle de Gustavo Adolfo Becquer, 11) con tapas de la gastronomía manchega con toque modernos.

Ya para comer bien tiene el restaurante Maralba (Calle Violeta Parra, 5) con estrella michelín o la Ventica (Autovía de Levante salida 140) un restaurante de carretera donde se come muy bien.

Dónde dormir

Si quieres pasar unos días en Almansa, aquí tienes los mejores alojamientos de la zona:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

2 Comments

Responder a Yeney Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*