Ruta por Cantabria: ¿Qué ver en Comillas?

Comillas

Comillas es una de las localidades más bellas de Cantabria, un lugar de veraneo para la burguesía desde el siglo XIX que podremos recorrer en un día. El Capricho de Gaudí, la Fuente de los tres caños, el Palacio de Sobrellano o el Cementerio de San Cristóbal, son algunos de los lugares de esta villa que no te puedes perder.

¿Cómo llegar a Comillas?

  • En coche

Podemos tomar la autovía A-8 que une Santander y Oviedo hasta la salida 249 (Comillas). También podemos tomar la carretera nacional CA-131 que une San Vicente de la Barquera-Comillas-Santillana del Mar y Suances.

  • En transporte público

La empresa de autobuses La Cantábrica conecta diariamente Santander con Comillas.

¿Qué ver en Comillas?

La primera mención de Comillas aparece en el siglo XI, en una donación a la abadía de Santillana de unas casas en esta villa. Entre los siglos XVI y XVIII su puerto destacó por la pesca de la ballena, siendo de hecho el último puerto base del Cantábrico para barcos balleneros.

La villa alcanzó su apogeo a mediados del siglo XIX, gracias a Antonio López y López, comillano de origen humilde que a los 14 años emigró a Cuba, donde hizo fortuna, casándose a la vuelta con la hija de un catalán enriquecido también en la isla. López fundó, entre otras, la Compañía Transatlántica Española y la Compañía General de Tabacos de Filipinas. Inmensamente rico, prestó ayuda al rey Alfonso XII quien le recompensó con el título de marqués de Comillas y Grande de España. El Rey, invitado por el marqués, acudiría a la villa a veranear con su corte, lo que animó a nobles y adinerados a elegir la comarca como lugar de descanso. De la mano del marqués y de su hijo trabajaron en Comillas los mejores arquitectos modernistas catalanes: Joan Martorell, Lluís Domènech i Montaner y el joven Antonio Gaudí. Así Comillas se convirtió en un lugar de ensayo del modernismo que poco después se llevaría a Cataluña.

El casco antiguo

Llegamos a Comilla, la zona monumental está muy concentrada así que podemos dejar el coche en el Paseo de Estrada y movernos andando. Empezamos recorriendo su pequeño casco histórico declarado conjunto histórico-artístico. En la cercana plaza de Joaquín de Piélago se encuentra el Ayuntamiento Nuevo (siglo XIX), mandado construir como escuela por Manuela del Piélago y Sánchez de Movellán. En una esquina se encuentra la Casa Ocejo de estilo indiano, perteneció al primer marqués de Comillas. En ella se alojó durante el verano de 1881 el rey Alfonso XII y en ella presidió un Consejo de Ministros. No se puede visitar, pero como anécdota, Gaudí realizó en su interior el diseño de la chimenea y del salón principal así como un quiosco chinesco para el jardín.

Casco antiguo
Casco antiguo

Al lado se encuentra la Plaza de los Tres Caños con la modernista Fuente de los Tres Caños, fuente-farola en piedra del arquitecto Lluis Domènech dedicada a Joaquín del Piélago quien financió la traída de aguas a la villa. La bombilla en lo alto de la fuente simboliza que Comillas fue el primer pueblo de España con luz eléctrica.

Fuente de los tres caños
Fuente de los tres caños

Adentrándonos en el casco antiguo llegamos al Ayuntamiento Antiguo presidido en su fachada los escudos de los arzobispos nacidos en Camillas. Al lado tenemos la Iglesia de San Cristóbal (siglo XVII) que fue financiada y construida por los propios habitantes de Comillas. En el interior se venera la imagen del Cristo del Amparo, patrón de los pescadores.

El siguiente monumento interesante es El Espolón (1804) obra del maestro cántabro Cosme Antonio de Bustamante, fue mandado construir por uno de los cinco arzobispos originarios de la villa, Juan Domingo González de la Reguera, como escuela para niños y tuvo incluso una cátedra de latín.

Continuando con por el camino de Santa Lucía llegamos al Mirador de Santa Lucía, desde el que tenemos unas estupendas vistas de la Playa de Comillas y del Puerto.

Ángel Exterminador
Ángel Exterminador

Desde el mirador comenzamos la bajada hasta llegar a la playa y el Puerto. El siguiente destino es el Cementerio, donde podemos admirar la estatua del Ángel Exterminador de Llimona, empuñando su espada mirando al mar en el muro más alto del cementerio. Esta estatua se esculpió para ser colocada en la Capilla-Panteón del Palacio de Sobrellano, pero debido a un error en las dimensiones, no entraba dentro de la capilla y lo trajeron aquí. De camino tenemos el Monumento al Marqués de Comillas, diseñado por el arquitecto catalán Domenech i Montaner.

El Modernismo

Volvemos donde empezamos ya que nos queda otra de los lugares más interesantes de Comilla, el cual le ha dado tanta fama. Cada edificio tiene su propio horario, precio y régimen de visitas, así que debemos de planificar el orden para evitar tiempos muertos.

Empezamos por El Capricho (1883-1885) primer trabajo en la villa del célebre Antonio Gaudí. El edificio es una residencia de verano de estilo modernista con influencia mudéjar encargado por el músico Máximo Díaz de Quijano, un gran pianista. El diseño de las habitaciones está pensado para que la luz solar vaya iluminando todas las estancias a lo largo del día y el uso del girasol, como elemento decorativo, hace referencia al recorrido de la luz.

Capricho de Gaudí
Capricho de Gaudí

A su lado, sobre la colina de Sobrellano, se encuentra el Palacio de Sobrellano o Palacio del marqués de Comillas (1882-1888), de estilo neogótico. Fue encargado por el primer marqués de Comillas al arquitecto catalán Joan Martorell, y ejecutado por Cristóbal Cascante.

  • Horario: Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de martes a viernes a las 10:30, 11:30, 12:30, 13:30 y 14:30 h y los sábados, domingos y festivos a las 10:30, 11:30, 12:30, 13:30, 15:30 y 16:30 h. Del 1 de abril al 1 de junio y del 16 de septiembre al 31 de octubre: de martes a domingo a las 10:30, 11:30, 12:30, 13:30, 15:30, 16:30 y 17:30 horas. Del 16 de junio al 15 de septiembre: de martes a domingo a las 10:30, 11:30, 12:30, 13:30, 15:30, 16:30, 17:30 y 18:30 horas.
  • Precio: 3€
Palacio de Sobrellano
Palacio de Sobrellano
Interior del Palacio de Sobrellano
Interior del Palacio de Sobrellano

Forma conjunto con el palacio la Capilla-Panteón del Palacio de Sobrellano, también de Martorell, en la que sobresalen las vidrieras y los panteones esculpidos por Llimona y los hermanos Vallmitjana. Parte de su mobiliario fue también diseñado por Gaudí.

  • Horario: mismo horario que el palacio de Sobrellano (la visita se realiza a continuación de la del palacio).
  • Precio: 3€
Capilla-Panteón del Palacio de Sobrellano
Capilla-Panteón del Palacio de Sobrellano

En la colina de La Cardosa encontramos la Antigua Universidad Pontificia (1883-1946), encargo de Antonio López como seminario de jesuitas para pobres, actualmente sede de la Fundación Comillas, destinada a la enseñanza especializada del español. Obra ecléctica gótico-mudéjar del arquitecto Martorell, mantiene en planta el esquema de las obras de la Compañía de Jesús. Destaca el arco rebajado de la escalera de Domènech y la puerta de las Virtudes del escultor Eusebio Arnau.

  • Horario: 10:00, 11:00, 12:00 y 13:00
  • Precio: 3,50 € (si queremos subir con el coche, el acceso cuesta 2 €)
Universidad Potificia
Universidad Potificia

Más información

Web turismo: http://www.comillas.es/

Dónde comer

Junto a la plaza del Ayuntamiento hay varios bares donde disfrutar de unas raciones durante nuestra visita a Comillas. Si queremos comer en el mejor sitio de Comilla, la mejor opción es el Restaurante La Aldea Comillas (Calle la Aldea, 5).

Dónde dormir

Si quieres descubrir uno de los pueblos más monumentales de Cantabria aquí tienes los mejores alojamientos:

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dale un like o compártelo y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*