Ruta por la provincia de Burgos: ¿Qué ver en Frías?

Frías

Hoy visitamos Frías, conocida como la ciudad más pequeña de España, se asienta junto al Ebro, a la entrada del valle de Tobalina, bajo la atenta mirada de la torre del Castillo de los Velasco que parece querer despeñarse sobre las casas.

¿Cómo llegar a Frías?

Desde Burgos debemos tomar la N-1 en dirección Briviesca y Cubo de Bureba, hasta llegar al cruce por la N-232 (dirección Oña, Santander). A continuación seguimos hasta Busto de Bureba, donde cogeremos dirección a Frías por la BU-520.

¿Qué ver en Frías?

Frías fue uno de los primeros núcleos de la repoblación medieval, citada la población ya en la temprana fecha del año 867. Además de un importante centro de comunicaciones de La Bureba con el Norte a través de su puente medieval sobre el Ebro.

Calles de Frías
Calles de Frías

En 1435 Juan II la concede el título de ciudad y pocos años después la cede a don Pedro Fernández de Velasco, aunque con fuerte oposición de sus vecinos. En 1492 los Reyes Católicos crean para la familia Velasco el Ducado de Frías, asociando el título de Condestables de Castilla, de forma hereditaria durante los siguientes siglos. Por ello Frías permanecería bajo su señorío hasta 1811, en que estos fueron derogados en toda España.

El pueblo está construido sobre una roca llamada “La Muela“, una extraordinaria conjunción de geología y arquitectura.

Torre de Frías
Torre de Frías

El Castillo es una fortaleza gótica con restos románicos construida entre los siglos XII y XV. Su historia se remonta a las primeras fortalezas del siglo X. En 1201 sucede en función defensiva al Castillo de Petralata por disposición de Alfonso VIII. En ese año se construye la muralla. Pocos años después su nuevo señor, el Condestable don Pedro Fernández de Velasco, lo reforzó para asegurarse el dominio sobre la villa. Su puerta de entrada ojival dispone de un puente levadizo y está defendido desde la muralla por almenas y troneras; su Torre del Homenaje es el símbolo de la ciudad.

Castillo de Frías
Castillo de Frías

Las casas, con entramados de madera, cuelgan sobre el desfiladero, dispersándose por la estrecha ladera  de La Muela, de la misma forma que sus hermanas las Casas Colgadas de Cuenca. Si accedemos a la villa por la parte sur, tenemos la mejor vista de estas construcciones.

Casas de Frías
Casas de Frías

De entre los monumentos que restan destaca la Iglesia de San Vicente, con varias capillas góticas y renacentistas. Su portada románica se encuentra en el Cloister Museum de Nueva York. Parece ser que fue vendida para sufragar la reconstrucción de la iglesia románica primitiva cuya torre se cayó en 1904. Posee 3 retablos, el del Cristo de las Tentaciones, barroco, el de la Soledad y el Mayor, ambos neoclásicos.

Iglesia de San Vicente
Iglesia de San Vicente

Además de restos de diversos conventos tenemos la Iglesia de San Vitores, cuya primera referencia es de 1211. Tras su deterioro fue rehabilitada a mediados del siglo XIX. Lo más interesante es su portada gótica y su espadaña.

Por último tenemos el puente gótico, que con sus nueve arcos y 139 metro de longitud salva el río Ebro, está a la entrada a la villa. Fue una construcción romana rehecha varias veces en época medieval. Por él pasaba la calzada romana que unía la Meseta y la Costa Cantábrica. Está provisto en su centro de una puerta torreada bajo la que se cobraba derecho de pontazgo.

Puente gótico
Puente gótico

Más información

Web de Frías: http://www.ciudaddefrias.es/

Dónde comer

Los más recomendables:

  • Bar-Restaurante Ortiz (C/Mercado, 19): un restaurante sin pretensiones, comida sencilla y casera, con un servicio rápido y profesional.
  • Mesón Fridas (C/Mercado, 10): igual que el anterior. En verano hay muchas afluencia de genta sí que ir a comer pronto si no queréis tener que esperar a sentaros.

Donde dormir

Si queréis descubrir todo el encanto de la comarca de las Merindades, aquí tenéis los alojamientos más recomendables de la zona.

También te puede interesa…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*