Ruta por Galicia: ¿Qué ver en Santiago de Compostela?

Santiago de Compostela

Cuando iniciamos nuestro viaje por Galicia, teníamos claro que queríamos visitar Santiago de Compostela. Sin duda el final del camino de Santiago, su catedral y todos los siglos de historia que atesora, son más que motivos para visitar esta bella ciudad. Esta sería nuestra primera toma de contacto con la ciudad, esperemos que la siguiente vez que volvamos sea caminando por el Camino de Santiago, mientras tanto descubriremos Santiago como un visitante más.

¿Cómo llega a Santiago de Compostela?

– En coche

La AP-9 enlaza con localidades de la costa de Galicia y con Portugal, desde Ferrol y A Coruña pasando por las Rías Baixas, Pontevedra y Vigo. Mientras que desde Madrid se llega a través de la A-6, enlazando con la A-52. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– Transporte público

Para llegar a Santiago de Compostela podemos venir caminando, haciendo el camino, o si quieres algo más relajado puedes llegar cómodamente en tren desde A Coruña o Pontevedra. La estación de tren está muy cerca del centro, algo a agradecer.

¿Qué ver en Santiago de Compostela?

El enterramiento del Apóstol Santiago debió de ocurrir entre el 820 y el 835. Sobre la tumba se construyó una iglesia a la que los reyes de León le concedieron toda clase de privilegios, favoreciendo su influencia en todo el reino gracias a aparecerse oportunamente en batallas como “Santiago Matamoros”.

En la Edad Media, cuando la peregrinación a Jerusalén era muy difícil, fue el lugar sagrado más visitado de la Cristiandad, después de Roma. Para atraer población, el rey Ordoño II decretó que cualquier siervo que permaneciera en Santiago más de cuarenta días sin haber sido reclamado por su amo, pasaba a ser un residente libre de la población.

En 1309 el rey Fernando IV de León entregó el señorío de la villa al arzobispo de Santiago, gesto que no gustó nada a los burgueses. Nueve años después, al tratar de tomar posesión de la mitra compostelana, un clérigo francés designado por el Papá, Berenguel de Landoira, se encontró con que la ciudad le cerró las puertas. No consiguió someter a los compostelanos hasta dos años después en el “Día de la ira” (16 de septiembre de 1320).

A finales del siglo XVIII y principios del XIX Santiago tuvo un ambiente erudito y liberal. Se fundó una Sociedad Económica de Amigos del País, y durante la Guerra de la Independencia se formó un batallón de estudiantes patriotas que combatieron contra los franceses. Pero el enfrentamiento del Gobierno Liberal de Madrid con la Iglesia motivó que el arzobispado se convirtiera en un importante apoyo de los carlistas.

Nuestra primera parada como no podía ser de otro modo es la Catedral. La catedral de Santiago de Compostela se encuentra en la plaza del Obradoiro, una plaza muy concurrida, final del camino de Santiago, y dónde podremos ver multitud de peregrinos recuperando fuerzas o entrando en la Catedral para obtener el jubileo.

Plaza del Obradoiro

Plaza del Obradoiro

Dentro de la catedral destaca el botafumeiro, un enorme incensario que oscila por la nave lateral de la Catedral. También veréis una gran cola de gente, como podéis suponer es para ver las reliquias de Santiago apóstol. Si esperáis la cola como nosotros, no veréis gran cosa, bajareis a la cripta dónde detrás de una reja hay un cofre cerrado, lo veis y listo, eso es todo.

Nuestro siguiente destino era la plaza de Quintana, situada detrás de la Catedral, el edificio más destacable es la casa de Parra, con su fachada decorada con racimos de uvas. Más abajo llegamos a otra de las plazas importantes la plaza de Platerías con su fuente de los caballos.

Plaza de Pratería

Plaza de Pratería

Desde aquí, os recomendamos un paseo por las calles del casco antiguo y ver algunas de las cientos de iglesias que existen.

Como no todo van a ser iglesias en Santiago, nuestra siguiente parada es el parque de la Alameda es uno de los mejores parques urbanos de la ciudad. En nuestro recorrido veremos fuentes, árboles y un mirador con las mejores vistas de la catedral. Si nos internamos en su interior podemos ver las ruinas de la iglesia de Santa Susana.

Parque de la Alameda en Santiago de Compostela

Parque de la Alameda en Santiago de Compostela

Tras dar un paseo y disfrutar de la tranquilidad de este parque, nos dirigimos a una de las iglesias más alejadas y más curiosas de la ciudad. La iglesia de Santa María la Real del Sar, debido a la situación del terreno, en una de las riadas frecuentes cedió por lo que tuvieron que instalar unos contrafuertes para su sujeción.

Iglesia Santa María la Real del Sar

Iglesia Santa María la Real del Sar

Para terminar nos dirigimos al mercado de abastos, el segundo lugar más visitado de la ciudad. Debido a que tras hacer la compra en el mercado, podemos llevar a unos de sus bares la comida para que nos la cocinen y comerla al momento.

Mercado de abastos

Mercado de abastos

Más información sobre Santiago de Compostela

Oficina de Turismo de Santiago de Compostela: www.santiagoturismo.com

Dónde comer en Santiago de Compostela

Podemos ir al mercado de abastos a comprar marisco y pescado para que nos lo hagan al momento, pasarnos por alguna de las pastelerías y comprar alguna empanada (no pidas una empanada gallega, que gallegas son todas). Y si no alrededor de la plaza de Quintana o de Platerías tenemos bastantes restaurantes. Los más recomendables son los siguientes:

  • Café-bar A Gamela (Rúa Oliveira, 5): si te gustan las setas este es tu sitio.
  • La Bodeguilla de San Roque (Rúa de San Roque, 13): una manera de probar la comida gallega sin que se resienta tu cartera.
  • Restaurante O Celme do Caracol (Rúa da Raiña, 18): está en pleno casco histórico y tiene un ambiente muy cosmopolita. La comida es a base de productos gallegos pero le dan un toque muy diferente y peculiar.
  • Restaurante O’faladoiro (Rúa de Santa Cristina, 26): todo tipo de vinos, tostas y raciones.
  • Restaurante A Colleita (Avenida de Ferrol, 11): un bar de tapas de los de toda la vida en un ambiente agradable.

Dónde dormir en Santiago de Compostela

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los cientos de alojamientos de la ciudad, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de Santiago de Compostela.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

2 comentarios

  1. Federico dice:

    Buenas, vengo a hacer spam sobre hoteles baratos, gracias

Deja un comentario