Ruta por la Costa Blanca: ¿Qué ver en Alicante?

Alicante

Se va acercando el buen tiempo, así que vamos a volver a conocer alguno destinos más relacionados con el verano. Hoy recorremos la ciudad de Alicante, uno de los grandes destinos del turismo de sol y playa, y sobre todo de los madrileños como nosotros que somos una plaga aquí.

Pero dejaremos de un lado el tomar el sol y darnos un baño en sus magníficas playas, porque vamos a hacer un recorrido cultural, porque Alicante también tiene lugares que visitar. Así que vamos a la obra, cogemos la mochila y la crema protectora, y vamos a recorrer la ciudad.

¿Cómo llegar a Alicante?

  • En coche

Dos son los accesos a Alicante por carretera. Si vienes por el litoral, ya sea desde el norte (Valencia) o desde el sur (Murcia) deberá coger la N-340 o la Autopista de peaje AP7. Si lo haces desde el interior, tu ruta será la N-330.

  • Transporte público

A Alicante también llega una gran cantidad de autobuses a diario desde ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Albacete, Murcia, Almería y Cartagena. La estación de autobuses está situada en el Puerto de Alicante. Además tenemos el AVE Madrid-Alicante, cuya estación se encuentra en el centro de Alicante muy cerca de la plaza de los Luceros.

¿Qué ver en Alicante?

Un poco de historia

Los íberos se asentaron en el monte Benacantil, solar del castillo de Santa Bárbara. En las afueras de la ciudad actual los griegos fundaron la colonia Akra Leuka que ocuparían los cartaginenses posteriormente. Y en el Tossal de Manises, cercano a la playa de Albufereta, se asentarían los romanos fundado la ciudad de Lucentum.

Con la llegada de los árabes se hacen con el control de Al-Laqant, donde edificarían una medina y un alcázar. El rey Jaime II conquista el castillo de Santa Bárbara en 1296, incorporando Alicante al Reino de Valencia. En 1356, al comenzar la Guerra de los Dos Pedros, los castellanos vuelven a ocupar la localidad, controlándola durante una década, cuando es devuelta a los aragoneses.

En el verano de 1521 se produce la ocupación de la ciudad por los rebeldes agermanados “hermanados” que fueron expulsados por las tropas del rey Carlos V. Por la lealtad de la población, el Emperador le otorga la máxima condecoración dinástica, el Toisón de Oro, que luce todavía el escudo de la ciudad.

Castillo de Santa Bárbara

Nuestro primer destino está en lo alto del macizo que domina el centro de la ciudad y la bahía de Alicante. En este enclave privilegiado se encuentra el castillo de Santa Bárbara, que recibe este nombre porque fue tomado a los árabes el día de su festividad. Su origen se refleja en el curioso perfil del monte Benacantil. Ya que su perfil se asemeja a la cara de un guerrero árabe, es por ello que se le llama “La Cara del Moro”.

Castillo de Santa Bárbara - Alicante
Castillo de Santa Bárbara – Alicante

Para llegar a lo alto del castillo, podemos subir andando o en coche desde la carretera de acceso que encontraremos a la altura del museo Arqueológico (yendo en tranvía corresponde a la parada MARQ).

Castillo de Santa Bárbara - Alicante
Castillo de Santa Bárbara – Alicante

Lo más importante del castillo son las vistas, ya que como hemos dicho se encuentra en el centro de la ciudad, por lo que es un mirador privilegiado. En el interior del castillo, además de visitar sus dependencias suelen realizarse exposiciones durante todo el año. En nuestro caso, había una sobre los clicks de Playmobil.

Vistas de Alicante
Vistas de Alicante

Barrio de Santa Cruz

Tras disfrutar de las alturas no nos vamos muy lejos, ya que junto a la montaña, pero en el otro extremo encontramos uno de los barrios más bonitos de la ciudad. El barrio de Santa Cruz, nos hará creer que estamos en algún de esos maravillosos pueblo blancos de Andalucía, con sus pequeñas casas de paredes blancas, sus macetas de colores, y como no, su tranquilidad. Pero no, todo esto se encuentra a un paso del centro de la ciudad.

Barrio de Santa Cruz - Alicante
Barrio de Santa Cruz – Alicante
Barrio de Santa Cruz - Alicante
Barrio de Santa Cruz – Alicante

Podemos disfrutar ascendiendo por sus escaleras hasta llegar a la Ermita de la Santa Cruz, junto a la muralla del castillo. Otro de los miradores de la ciudad, que cuenta la leyenda que fue construida sobre los restos de una antigua mezquita. En ella se guarda el Cristo de Medinaceli, llamado “El Cautivo” y que sale en procesión cada Semana Santa por las calles del barrio.

Ermita de la Santa Cruz - Alicante
Ermita de la Santa Cruz – Alicante
Barrio de Santa Cruz - Alicante
Barrio de Santa Cruz – Alicante

Museo Arqueológico de Alicante MARQ

El MARQ, es el museo arqueológico de Alicante, destaca por acercarnos a los hallazgos desde la prehistoria a la época moderna de una manera muy visual e interactiva. Un lugar ideal para ir con niños.

El MARQ -Alicante
El MARQ -Alicante

Plaza de los Luceros

Bajamos al centro monumental para conocer sus principales monumentos. Empezamos por la plaza de los Luceros, una de las plazas más emblemáticas de la ciudad obra del escultor Daniel Bañuls Martínez (nos encontramos junto a la parada de tranvía Luceros).

Plaza de los Luceros
Plaza de los Luceros

Seguimos hacia la plaza de Santa María, donde encontramos una de las iglesias más antiguas de Alicante, la Basílica de Santa María. La iglesia es de estilo gótico, y en el interior destaca su altar mayor dorado rococó, el coro también gótico y la capilla de la Inmaculada.

Basílica de Santa María - Alicante
Basílica de Santa María – Alicante

Concatedral de San Nicolás

Seguimos con otra iglesia en este caso la Concatedral de San Nicolás, construida sobre los restos de una mezquita. Como es una concatedral, eso significa que existe otra catedral dentro de la diócesis de Alicante. En este caso la primera catedral es la del Salvador en Orihuela.

Concatedral de San Nicolás - Alicante
Concatedral de San Nicolás – Alicante
Concatedral de San Nicolás - Alicante
Concatedral de San Nicolás – Alicante

La Explanada de España

De camino al puerto de Alicante, pasaremos por uno de los paseos más concurridos de la ciudad. La Explanada de España discurre en paralelo al puerto de Alicante y su suelo recrea las olas del Mediterráneo con un mosaico de más de 6 millones de pequeñas teselas rojas, azules y blancas.

Pasea entre sus hileras de palmeras, curiosea entre sus puestos callejeros o algún concierto de música en su pequeño escenario con forma de concha marina.

Explanada de España - Alicante
Explanada de España – Alicante

Puerto de Alicante

Pasear por su puerto es una de las principales cosas que hacer en Alicante, tanto para turistas como para locales. Entre grandes yates, barcos y barcas de recreo, encontramos bares y restaurantes.

Puerto de Alicante
Puerto de Alicante
Puerto de Alicante
Puerto de Alicante

Uno de los barcos más curiosos es la réplica a escala real del buque de guerra que fuera insignia en la famosa batalla de Trafalgar (1805), el Santísima Trinidad, que comparte aguas con los modernos yates.

Puerto de Alicante
Puerto de Alicante

Yacimiento arqueológico de Lucentum

Tras dar unas vueltas por las calles del casco antiguo, nos volvemos a desplazar hacia el yacimiento arqueológico de Lucentum (estación de tranvía Lucentum). Aquí encontramos los restos de un asentamiento romano. Lamentablemente, los restos son poco interesantes, así que no es una visita que recomendamos, ya que solo quedan cimientos..

Lucentum - Alicante
Lucentum – Alicante
Lucentum - Alicante
Lucentum – Alicante

Las playas de Alicante

Como no, tenemos que terminar nuestro recorrido por lo que hay que ver en Alicante, disfrutando de algunas de su playas. Si te alojas en el centro de la ciudad, hay tres playas que puedes ir caminando o en transporte público:

  • El Postiguet: es la playa por excelencia de la ciudad. Se encuentra a unos cinco minutos andando del centro y es la preferida por los turistas que se quedan en los hoteles céntricos. No tiene más de 600 metros de largo y suele estar muy concurrida en verano.
  • La playa de la Albufera: es una pequeña cala de unos 500 metros y bastante tranquila.
  • La playa de San Juan: es la más larga con unos 6 km de arena. Está totalmente urbanizada y cuenta con un paseo marítimo plagado de restaurantes, heladerías, bares. Puedes llegar tomando el tranvía (una media hora desde el centro de la ciudad).
Playas de Alicante
Playas de Alicante
Playas de Alicante
Playas de Alicante

Finalizamos nuestro recorrido por la ciudad, para invitaros a que este verano, entre baño y baño, descubráis algunos de los rincones que ofrece Alicante.

Más información sobre Alicante

Web Oficial de Alicante: https://www.alicanteturismo.com

Dónde dormir en Alicante

Al ser una ciudad grande la oferta hotelera es muy variada, aquí tenéis algunas ofertas de hoteles en la Costa Blanca y otras ofertas de hoteles en Alicante.

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

4 Comments

  1. Sin dudarlo, el castillo es de obligada visita para los frikis de las fotos.. tambien tiene un acceso desde la playa del postiguet, por un elevador que atraviesa la roca hasta llegar a la cima.

  2. Me encanta, soy de la zona y me parece muy interesante.
    Creo que uno de los destinos principales que no aparece seria Benidorm.

    Dejo un vídeo donde se ve las playas y pasajes de Benidorm. Por si os interesa.
    Gracias y seguid así. Magnífico Blog!

    • Buenas Isabel, el post es sobre la ciudad de Alicante, por ahora Benidorm no se ha anexionado a Alicante sigue teniendo ayuntamiento propio. Además ni el video ni el enlace a tu página de apartamentos en Benidorm aporta nada a los lectores, este no es lugar para “colar” enlaces, un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*