Ruta por la provincia de Alicante: ¿Qué ver en Altea?

Altea

Ubicada en un pequeño montículo junto al mar, Altea está considerada como una de las localidades más bellas de la Costa Blanca. Entre el caserío bajo se encuentra su precioso pueblo viejo donde sobresale la preciosa cúpula azul y blanca de la Iglesia de la Virgen de la Consolación. Un lugar ideal para disfrutar de la playa y del ambiente bohemio que se respira es sus calles.

¿Cómo llegar a Altea?

– En coche

Desde Alicante tomaríamos la N-322 o la AP-7. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– En transporte público

En tren. Podemos llegar a Altea desde Alicante con el tranvía que va dirección Dénia.

En Autobús. La empresa ALSA lleva la ruta que nos lleva a Altea desde Madrid o Barcelona.

¿Qué ver en Altea?

Situada en una colina con manantiales de agua, propicio el asentamiento de diferentes pobladores desde íberos, fenicios, griegos, cartagineses hasta romanos. Con la conquista árabe paso a dependen del reino taifa de Denia hasta que es recuperada por las tropas de rey Jaime I el Conquistador y anexionada a la corona de Aragón.

Los continuos ataques de los corsarios berberiscos hacen necesaria la construcción de una moderna muralla, que consigue disuadir las nuevas incursiones. Ya pasado los peligros de los corsarios, se decide demoler el castillo y poco a poco la población se va trasladando desde la colina fortificada al más creciente núcleo urbano a la orilla del mar.

Playa de Altea

Playa de Altea

El tren nos deja muy cerca de la playa. A diferencia de otros lugares de la costa levantina, Altea conserva todavía su playa original de de piedras por lo que por suerte no es un destino de masas como puede ser su vecina Benidorm. Así que todo tiene su lado bueno y su lado malo.

Panorámica de Altea

Panorámica de Altea

Junto al paseo marítimo tenemos unas preciosas vistas del paisaje que rodea a Altea. Por un lado la Serra Gelada que separa Benidorm de Alfaz del Pí al sureste y por otro el Peñón de Ifach al norte.

Mirador del Mediterráneo

Mirador del Mediterráneo

Si nos adentramos al interior de Altea, accedemos a su casco histórico formado por una maraña de calles estrechas, casas encaladas con tonos azules, tejas árabes y rejas de color negro. A medida que vamos accediendo por la colina tendremos a la vista uno de los mejores miradores del Mediterráneo. Por lo que las mejores horas del día para subir son al amanecer o al atardecer para disfrutas de los diferentes tonos del cielo y los reflejos del sol en el mar.

Subiendo por Altea

Subiendo por Altea

En lo alto de la colina se encuentra la Plaza de la Iglesia, el espacio más animado del pueblo; donde instalan su mercadillo artesanal, se celebran algunos eventos musicales y se celebran sus fiestas patronales. Aquí se encuentra la Iglesia de la Virgen de la Consolación (siglo XX), conocida como “Iglesia de Arriba”. Destacan sus dos cúpulas de tejas vidriadas azules y blancas cuyos dibujos fueron realizados artesanalmente.

Iglesia de la Virgen de la Consolación

Iglesia de la Virgen de la Consolación

Alrededor de la plaza se concentran la mayor parte de los restaurantes de Altea. Donde poder pasar una velada romántica o disfrutar del aire bohemio de la villa.

Rincones de Altea

Rincones de Altea

La estampa de casas blancas y azules ha sido propicio para la actividad creadora de muchos artistas, así, en las últimas décadas, se han multiplicado las galerías de arte e infraestructuras culturales. Como la Fundación Schlotter instalada en una casona del siglo XVIII en la Plaza de Tonico Ferrer. Allí se exhiben cuadros, se organiza ferias de arte, conciertos y conferencias. O el Museo Municipal Navarro Ramón en honor al pintor alteano.

Iglesia Ortodoxa de Altea

Iglesia Ortodoxa de Altea

Para finalizar no debemos irnos, sin acercarnos a la curiosa Iglesia Ortodoxa de Altea, situada en la N-332 en dirección a Calpe. Es la primera iglesia Ortodoxa que se construyó en España, y los materiales fuero traído desde la región de los Urales.

Más información

Web de Altea: http://www.altea.es

Dónde comer

Los más recomendables:

  • La Farándula (Calle Concepción 16): el servicio es muy atento y la comida de alta calidad. Los precios no son los más económicos pero la cantidad de las raciones es adecuada.
  • Octopussy (Plaza De la Iglesia, 7): tienen un menú del día por 15 € que está muy bien, una opción si no queremos gastarnos mucho.
  • Mar & Co (Calle San José, 1): si quieres llevar a tu pareja a un sitio romántico y que se come bien, este es tu sitio.

Dónde dormir

Tanto si quieres pasar las vacaciones de verano aquí como si quieres hacer una escapada de fin de semana paseando por sus calles, aquí tiene los alojamientos ideales para tu visita.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario