Ruta por los Caminos de Pasión: ¿Qué ver en Baena?

Baena

Hoy llegamos a Baena la última de las ciudades cordobesas de la ruta de los Caminos de Pasión. Situada en plena Campiña y rodeado de montes de olivares, es conocido por la gran calidad de su Aceite de oliva que le ha valido la Denominación de Origen Baena.

Cómo llegar a Baena

Baena discurre por la N-432 que une las ciudades de Badajoz y Granada, formando parte de la afamada Ruta del Califato y convirtiéndose, de este modo, en paso obligado entre Córdoba y Granada.

Si queremos ir en autobús podemos llegar desde Granada, Sevilla o Córdoba.

Ruta por Baena

El origen de la actual Baena fue la población ibérica de Iponuba, situada en el cercano Cerro del Minguillar; tras su destrucción por los visigodos, los habitantes se reagruparon en una antigua villa romana que los árabes ocuparon y fortificaron, dándole el nombre de Bayyana. Tras la reconquista se convierte en dominio señorial de don Diego Fernández de Córdoba, conde de Cabra.

Comenzamos nuestra ruta en la popular plaza del Coso, hoy de la Constitución, uno de los principales conjuntos urbanísticos de la provincia. En un costado resalta la Casa del Monte una casa en ladrillo del siglo XVIII de tradición mudéjar.

Casa del Monte

Casa del Monte

Desde aquí se alzan las enrevesadas calles y plazuelas del casco antiguo medieval. Nuestra siguiente parada es el Museo Arqueológico instalado en la llamada Casa de la Tercia (siglo XVIII), un antiguo  almacén de grano destinado para el diezmos eclesiásticos. Hoy cuenta entre sus fondos con importantes colecciones de arqueología, la mayoría procedentes de las excavaciones realizadas en el yacimiento de Torreparedones, de las que destacan especialmente el conjunto votivo del santuario y las esculturas romanas del foro romano. Un conjunto impresionante de esculturas que ya las quisiera para sí el Museo Arqueológico Nacional.

De la ciudad árabe fortificada quedan todavía algunos fragmentos a lo largo del recorrido. Los más significativos se encuentran en el lado sur, donde se acentúa la pendiente del cerro. Entre ellos encontramos lienzos de muralla, torres y dos puertas en recodo situadas muy próximas entre sí y conocidas como Arco de Consolación y Arco Oscuro.

Arco Oscuro

Arco Oscuro

En este último arco se encuentra una torre cubierta por un tejado, que en el pasado fue sala de reuniones del cabildo municipal. Al norte, encontramos el moderno Arco de Santa Bárbara y una torre albarrana.

Pero la más importante fortificación de Baena es su castillo. Edificado sobre una torre romana fue reconstruido y ampliado en época del califato de Córdoba. Pasando con los cristianos a su uso como palacio por el Conde de Cabra. Finalmente es subastado y pasa a manos particulares, que termina con su abandono y uso como cantera para la construcción de viviendas en el ensanche de Baena. A ello hay que sumar la construcción de los depósitos de agua en el interior del patio de armas.

Castillo de Baena

Castillo de Baena

Hoy por suerte ha sufrido una enorme restauración, la cual ha mantenido todos los añadidos (o destrozos históricos) para uso museístico y cultural. Donde podemos ver claramente diferenciados los lienzos originales frente los añadidos en la restauración.

Muy cerca del castillo se encuentra el Convento Madre De dios (siglo XVI), fundado por el tercer conde de Cabra, siendo su priora Doña Juana Fernández de Córdoba, hija del fundador. Destaca en su interior una gran cantidad de obras de arte, entre ellas dos lienzos de la escuela de Bassano del retablo mayor y el manifestador, obra en bronce con incrustaciones de lapislázuli, realizado por Jacome Trezzo.

Convento Madre de dios

Convento Madre de dios

Y junto a la plaza del Ángel, tenemos la iglesia de Santa María La Mayor (siglo XIII), que se cree que sustituyó a la mezquita mayor de Baena. En su interior encontramos la Virgen de la Antigua, de estilo gótico y esculpida en piedra.

Iglesia Santa María La Mayor

Iglesia Santa María La Mayor

No podemos irnos de la ciudad sin visitar alguna de las almazaras donde se saca el magnífico aceite de Baena. Una de las más antiguas es la Almazara Núñez de Prado, en la que podemos visitar una bodega de 1795 con las tradicionales tinajas de barro para almacenar el aceite. Además de participar en catas de aceite o degustar desayunos y almuerzos típicamente “Molineros” en unos salones que ocupan unas antiguas estancias agrícolas.

Almazara Núñez de Prado

Almazara Núñez de Prado

No podemos terminar la visita a Baena sin acercarnos al Parque Arqueológico de Torreparedones. Al sitio se puede acceder por la A-3125 de Baena a Cañete de las Torres, en cuyo km 17 parte un camino que conduce directamente al yacimiento.

Más información

Web de Baena: http://www.baena.es

Dónde comer

Los más recomendables:

  • Restaurante Casa del Monte (plaza de la Constitución, 12): uno de los mejores de Baena situado en la plaza del ayuntamiento en un edificio con encanto propio.
  • Picoteo (Avenida Padre Villoslada, 29): como su nombre indica, una buena opción para ir de tapas.
  • Taberna Gourmet El Violín (Avenida Padre Villoslada n 7): cocina de autor estupenda y a un precio ajustado. Las croquetas y los flamenquines son una maravilla.

Dónde dormir

Si tras disfrutar de los encantos de la ciudad de Baena quieres pasar una noche aquí, te mostramos los alojamientos más interesantes.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

Deja un comentario