Ruta por la Provincia de Segovia: ¿Qué ver en Segovia?

Segovia

Ya son unas cuantas las veces que he ido a Segovia, una ciudad con lugares maravillosos y una gastronomía estupenda. Pero claro, muchas veces te preguntan, que tiene de ver Segovia aparte del acueducto. Parece que por más que pase los años todavía Segovia es sólo conocido por su acueducto y el cochinillo, pero sintiéndolo mucho te estás perdiendo lo mejor.

Cómo llegar

Lo primero de todo es como llegar. Aunque tiene tren y autobús, en este caso te diré que mejor cojas el autobús. El motivo es que la estación de tren, más bien la del AVE, tiene la parada donde Cristo perdió el mechero, así que la única forma de llegar a la ciudad será coger el autobús. Me acuerdo las primeras veces cuando sólo había un autobús y era como un tren en Japón en hora punta, por suerte ahora existen varios, pero aún así no espera entrar en el primero que pase. Concluyendo, el ahorro de tiempo en el tren (media hora) lo vas a perder cuando cojas el bus, así que para eso mejor el autobús (una hora) que te deja en todo el centro y cuesta menos. En cambio, si prefieres venir en coche, la AP -61 te lleva desde Madrid.

Ruta por Segovia

El comienzo de nuestra visita es en la Plaza del Azoguejo, que por ese nombre no te dirá nada pero sobre ella se sitúa el monumento más conocido de la ciudad, el Acueducto. Fue construido a finales del Siglo I con un trazado de 17 km y que alcanza en esta plaza su mayor altura los 28 metros. Estamos ante uno de los acueductos mejor conservados de todo el mundo, que no es poco.

Acueducto

Acueducto

Pues para alguno aquí terminaría nuestra visita, ya que el Restaurante Mesón de Cándido, donde se come el mejor cochinillo de la ciudad, también se encuentra en esta plaza. Pero eso lo dejaremos para luego, porque sólo acabamos de empezar.

Ruta por la calle Real

Desde el Acueducto subiremos por la calle Juan Bravo hasta llegar al Palacio del Conde Alpuente, edificio del siglo XV construido sobre uno anterior de tipo árabe. A continuación llegamos a la Iglesia de San Martín, de estilo románico con una torre mudéjar. En la misma plaza de San Martin encontramos el Torreón de Lozoya, donde actualmente se realizan diferentes exposiciones de arte. Su aspecto defensivo, en una posición dentro de la muralla hace pensar que su construcción se debe a las frecuentes luchas entre nobles que había en la Edad Media.

En la parte más abrupta de la calle Real encontramos la Casa de los Picos, su fachada le da un aspecto defensivo, pero las malas lenguas decían que perteneció a un judío o al verdugo de la ciudad, así que el nuevo dueño cambio la fachada para que la gente olvidara su anterior denominación.

Casa de los picos

Casa de los picos

Si seguimos subiendo llegaremos a la Plaza Mayor, centro de la vida social en Segovia. Aquí se encuentra la Catedral de Segovia, llamada la “Dama de las catedrales” por su singular belleza y grandes dimensiones. Es del siglo XVI en estilo gótico renacentista.

Catedral d Segovia

Catedral de Segovia

El final del camino nos lleva al Alcázar de Segovia, un castillo de cuento, situado en la confluyen los ríos Eresmas y Clamores. En la entrada podemos ver sus jardines donde se encuentra el monumento a los héroes de la Independencia. Además de visitar la Casa de la Química, el primer laboratorio que hubo en España, y en donde el científico francés Louis Proust descubrió la llamada Ley de Proust o Ley de las proporciones definidas.

Alcázar

Alcázar

Esta fortaleza de origen incierto (podría tener su origen en los celtas o romanos) fue lugar de residencia de reyes como Alfonso X el Sabio o los Reyes de Castilla. En el Alcázar de Segovia se celebraron algunas Cortes Generales e incluso Isabel la Católica salió de él para ser luego proclamada Reina en la Plaza Mayor.

Desde el castillo podemos ver las murallas de la ciudad que tienen un perímetro de 3 kilómetros que empiezan y acaban en el Alcázar. De las 5 puertas que tenía se conservan 3: Consuelo, San Juan, El Sol y la Luna.

Muralla

Muralla

Un consejo, si queréis sacar la mejor instantánea del Alcázar, sólo tenéis que descender hacia el barrio de San Marcos, una vez allí, cruzaremos la carretera y accederemos a la pradera de San Marcos. Desde aquí podréis fotografiar el castillo en todo su esplendor. Además al lado tenéis el santuario de la Fuencisla y la iglesia de la Vera Cruz.

Ruta de la Judería

La siguiente de las rutas es la visita al Barrio de la Judería. A finales del siglo XI ya existía un núcleo de población judía que vivía en torno a la Plaza de la Merced. Nuevas normas hicieron que se desplazarán en torno a la Almuzara y el tramo de muralla de la Puerta de San Andrés. Hasta que en 1480 los Reyes Católicos establecen su confinamiento entre la Iglesia del Corpus Christi (antigua Sinagoga Mayor) hasta la plaza del Socorro. Un recinto cerrado por 7 puertas y cuyo eje principal fue la actual calle de Judería Vieja hasta la Puerta de San Andrés.

La Sinagoga mayor construida probablemente en siglo XIII, es la que mejor se conservo de las 5 sinagogas que tenía Segovia, hasta que fue incautada por la corona y convertida en la Iglesia del Corpus Christi.

En nuestro recorrido por el barrio judío encontraremos calles tan evocadoras como Judería Vieja, Judería Nueva, Calle de Santa Ana, Corralillo de los huesos,.. Hasta llegar a la Puerta de San Andrés, actual espacio informativo de la Muralla, y que da paso al cementerio judío. Situado en la ladera izquierda del río Clamores y que abarcaba desde la Puerta de San Andrés hasta la Casa del Sol.

En la Casa del Sol, se encontraba la antigua carnicería judía, cuya situación junto al desagüe de la muralla facilitaba la evacuación de la sangre y despojos de los animales. Actualmente es la sede del Museo de Segovia.

Una vez finalizada la visita a Segovia, si tenemos más tiempo, no podemos irnos sin acercarnos al Palacio de la Granja de San Ildefonso; es un complejo de edificaciones de estilo barroco a imagen y semejanza al palacio de Versalles.

Ya conoces un poco mejor todo lo que te espera en Segovia, pero sobre todo disfruta de su gastronomía, con el cochinillo asado como plato estrella. Además de probar el cordero lechal y el cabrito, o algo más ligero como la sopa castellana, los judiones de La Granja o la caldereta de cordero.

Más información sobre Segovia

Web de Turismo de Segovia: www.turismodesegovia.com

Dónde dormir en Segovia

Segovia es una ciudad que además de conocerla hay que disfrutar de su gastronomía y de su gente, por lo que un fin de semana te sabrá a poco. Aún así, aquí tienes los alojamientos más interesantes de Segovia y pasa un fin de semana estupendo.

Dónde comer en Segovia

Los más recomendados son:

  • Mesón de Cándido (plaza del Azoguejo, 5): un clásico de Segovia, si bien el cochinillo es algo más caro que los dos siguientes.
  • Restaurante California (plaza Del Doctor Gila, 9): tienen un menú de cochinillo enorme a buen precio, como no reserves no vas a comer.
  • Restaurante José María (calle Cronista Lecea, 11): otro de los mejores para pedir un cochinillo, aunque el resto de platos también son estupendos.
  • El Bernardino (calle Cervantes, 3): ideal para probar la gastronomía segoviana.
  • La tasquina (calle Valdelaguila, 3): para tapear antes de la comida.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

4 comentarios

  1. Viajes a India dice:

    Me gusta las imagenes, Muy buen post de Qué ver en Segovia.

  2. Alquiler de furgonetas dice:

    El Acueducto es una maravilla, pero en Segovia hay mucho que ver y disfrutar. Y si hay tiempo, muy recomendable la visita a los jardines del Palacio de la Granja de San Ildefonso.

  3. Mi madre estuvo allí el pasado julio. Es increible como a perdurado ese acueducto tanto tiempo y sin una gota de cemento, además de ser una obra de ingeniería magnífica.

Deja un comentario