Ruta por la provincia de Valladolid: ¿Qué ver en Medina del Campo?

Medina del Campo

En nuestra segunda visita a la ciudad de Valladolid, decidimos hacer una parada en el camino para visitar Medina del Campo, la segunda ciudad más importante de la provincia. Pero sobre todo lo que queríamos ver de cerca era el castillo de la Mota, uno de nuestros 10 castillos que parecen de cuento.

Cómo llegar a Medina del Campo

La forma de llegar a Median del Campo es fácil, ya que es parada obligada para las rutas de tren y autobús que se dirigen a Valladolid. Si vamos en coche, tomaríamos la A-6 dirección A Coruña.

Ruta por Medina del Campo

Desde la estación de tren, la Avenida del castillo nos lleva directamente a La Mota. Para poder visitar el castillo, tenemos varias opciones:

  • Ver el exterior y el patio de armas de forma gratuita.
  • Hacer la visita guiada general por el interior del castillo. Incluye el yacimiento arqueológico que hay bajo el centro de visitantes, el patio de armas, las galerías subterráneas, la capilla y la sala de Juan de la cosa.
  • Hacer la visita guiada a la Torre del Homenaje.

Antes de nada, es muy recomendable, hacer reserva previa si vamos a hacer las visitas guiadas, ya que los grupos son pequeños y con que llegue un autobús de turista ya te quedas fuera (sí, nosotros no pudimos hacer la visita de la Torre del Homenaje).

Nuestra visita general, empezó por el yacimiento prehistórico de la Edad de Hierro, unos cuantos muros y lo que parece el hueco para hacer la lumbre.

Yacimiento de la Edad de Hierro

Yacimiento de la Edad de Hierro

Después pasamos al castillo, uno de los últimos castillos que se construyeron en España. Se fabricó íntegramente en ladrillo, el motivo es que aguanta mejor el impacto de las balas de cañón, ya que lo erosiona pero no provoca una brecha como ocurre con los castillos en piedra.

Castillo La Mota

Castillo La Mota

Otra curiosidad es la forma en codo de la entrada, una solución táctica para frenar la velocidad de los soldados intentaban tirar la puerta con un ariete cogiendo carrerilla.

Una vez en el patio de armas, nos dirigimos a una de las entradas subterráneas. Estas galerías altas y estrechas eran donde se situaban los soldados para poder disparar. Te preguntarás que siendo el “macho ibérico” por definición bajito, para que tanta altura. Aquí es una cuestión práctica, ya que los cañones provocaban tal humareda, que el humo se acumulaba en la parte alta, por encima de las cabezas de los soldados para que no les afectara a la visión. Sin contar los pozos de agua que se utilizaban para enfriar los cañones por cada disparo que provocaba una masa de vapor considerable.

Galerías subterráneas

Galerías subterráneas

Otro de los lugares curiosos, es un pozo, llamado la pudridera, un nombre no muy hermoso para definir al lugar donde arrojaban a los soldados enemigos para que se pudrieran ahí abajo hasta que murieran o sirvieran de moneda de cambio, en un intercambio de rehenes.

Finalmente llegamos a la parte del castillo que todavía se utiliza, y a la capilla. Esta fachada tiene una anécdota muy curiosa, si eres de Madrid. Ya que es una réplica de la que podemos ver en la faculta de Arquitectura de la UCM. Y su origen es muy revelador. En época de Isabel La Católica, ésta tenía una profesora de latín llamada Beatriz Galindo, la cual tras terminar su servicio se trasladó a Madrid, donde fundó un hospital con está fachada, el hospital se llamo La Latina (por razones obvias) y aunque ya no queda nada de él, si le dio nombre al barrio donde se encontraba, La Latina. Es curioso que haya tenido que ir a un sitio con el castillo de La Mota, para descubrir el origen de uno de los barrios más castizos de Madrid.

Fachada de La Latina

Fachada de La Latina

Bueno, ya nos hemos alargado mucho en el castillo, así que toca visitar la ciudad. Una ciudad que tuvo mucha importancia en la Edad Media, alcanzando una población de 20.000 habitantes, gracias a la cantidad de ferias que se realizaban aquí cuando Valladolid era la capital del Reino. Aunque cuando dejo de serlo la población cayó estrepitosamente, hasta los 80 que volvió a su población original gracias a su posición de principal nudo de comunicación entre el centro y norte de la península.

Desde el castillo, deberemos cruzar las vías del tren por un paso subterráneo para llegar al otro lado. Una de los primero lugares que podemos ver es el mercado de Abastos, que pese a su antigüedad, lo que más nos interesa es un bar que hay dentro con unas tapas caseras estupendas y a buen precio.

Mercado de Abastos

Mercado de Abastos

Llegamos a la Plaza Mayor de la Hispanidad, donde encontramos el Ayuntamiento y la Colegiata de San Antolín. Data del siglo XVI y XVIII y su parte más interesantes son su gran altar mayor, y su torre del reloj, donde aparecen las figuras de “los maragatos”.

Colegiata de San Antolín

Colegiata de San Antolín

Pero uno de los grandes personajes históricos que dejaron su marca en la ciudad fue Isabel La Católica, que murió, junto a esta plaza en el interior del Palacio Real Testamentario. Hoy podemos ver las dependencias de la reina y el testamento en el que marcaba las indicaciones que daba a su marido y a sus hijos.

Palacio Real Testamentario

Palacio Real Testamentario

El Palacio Real Testamentario, es la entrada de un conjunto de calles por las que encontraremos casas nobles (como el Palacio de Dueñas) e iglesias. Como parada obligada es el Museo de las Ferias, en el interior de la iglesia de San Martín, un lugar que nos recuerda la gran importancia internacional que tuvo las ferias en Medina del Campo durante los siglos XV y XVI.

Más información sobre Medina del Campo

Dónde dormir en Medina del Campo

La zona monumental de Medina del Campo se puede ver perfectamente en una mañana, por lo que no será necesario hacer noche. Pero si vas a visitar varios lugares de la provincia, seguramente Medina del Campo sea una buena opción y más barata que la capital. Puedes buscar en Expedia los alojamientos de la zona para ver las opciones más interesantes.

Dónde comer en Medina del Campo

En esta ocasión, os podemos decir que en la Plaza Mayor están los restaurantes donde se come mejor (no es lo habitual, pero en este caso sí). Además del Mercado de Abasto que ya comentamos antes, aquí tienes los más recomendables:

  • Restaurante Mónaco (Plaza Mayor de la Hispanidad, 26): en plena plaza Mayor tienes este restaurante donde comer de tapas o de menú, comida de calidad a buen precio.
  • Villa de Ferias ( Avda. del V Centenario de Isabel la Católica, 4): en el hotel encontramos este restaurante donde tanto a la carta o de menú comerás bien a buen precio.
  • Restaurante Continental (Plaza Mayor de la Hispanidad, 15): otro de los emblemáticos de la plaza Mayor, con comida como hecha en casa (Actualización: me han comentado que está cerrado, una pena).

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

4 comentarios

  1. Marimar dice:

    Hola Alicia. Dais buenas explicaciones pero creo que os basais en las guias y no por vuestra experiencia: el restaurante Continental de Medina del Campo en Navidad ya no estuvo abierto, osea que en enero no pudistes probar su comida. Puedo pensar que no te hace falta estar para escribir de los lugares.
    Un saludo

    • Buenas, no sabía que lo habían cerrado, pero te equivocas en tu suposición, das por hecho que hemos ido el mismo día que hemos publicado el post? a Medina del Campo como muchos destinos hemos ido hace un tiempo y vamos publicando cada semana según vamos redactando, así que hay un desfase en cuándo hemos ido y cuándo hemos publicado, con esto te aclaro que no escribo sacando la información de ningún lado sino que fue parte de mi viaje que hice en Semana Santa del año pasado por la provincia de Valladolid, un saludo

  2. pablito dice:

    podiais haber pedido otra foto de las galerías subterráneas que ya no tienen pintadas y estan mejor

Deja un comentario