Ruta por la provincia de Cáceres: Los Dólmenes de Valencia de Alcántara

Dólmenes de Valencia de Alcántara
Dólmenes de Valencia de Alcántara

El municipio cacereño de Valencia de Alcántara, posee una larga historia debido a su posición colindante con Portugal. Pero su verdadero origen viene de mucho más atrás. El término municipal de Valencia de Alcántara ha sufrido una ocupación continuada desde la prehistoria, cuyos pobladores han ido dejando muestras de su paso por estas tierras. Uno de los ejemplos más llamativos que se han podido encontrar, es sin duda los dólmenes neolíticos.

Actualmente se tienen identificados en la zona 41 dólmenes, siendo uno de los conjuntos megalíticos más importante de toda Europa. Para poder descubrir cada uno de ellos, la Oficina Comarcal de Turismo ha trazado cinco rutas diferentes: Tapias, Zafra, Las Lanchas, Huertas de las Monjas y Los Mellizos.

Cada una de las rutas, están perfectamente señalizadas y pese a la antigüedad de los dólmenes, datan del cuarto y tercer milenio antes de Cristo, se conservan en buen estado la mayoría de ellos. Además las rutas son cortas, lo que permitirá poder hacer varias en un solo día.

Como no teníamos mucho tiempo decidimos hacer solo una de ella. En la oficina de turismo no recomendaron la ruta 5, que parte desde el cercano pueblo de Aceña de la Borrega, que posee los dólmenes mejor conservados. La ruta se puede hacer andando o en bicicleta. Incluso se puede circular en coche, ya que son pistas agrícolas muy anchas.

La Aceña de la Borrega es una pedanía de Valencia de Alcántara, situada a unos 12 kilómetros. Para llegar debemos salir de Valencia de Alcántara por la N-521 (dirección a Portugal) y tomar, como a kilómetro y medio el desvío a la izquierda por la carretera CCV-112.

El pueblo, es muy pequeño, pero tiene un bar-restaurante donde se come muy bien. La ruta parte desde el centro de la localidad, donde se cruzan la calle Camino de Chivarria con la de Paraje el Llano. Siguiendo la senda, llegaremos a un punto en el que el camino se divide en dos, un sendero por la izquierda y otro por la derecha. Los paneles informativos nos recomiendan tomar el camino de la izquierda, así que no seremos nosotros los que le llevemos la contraría.

Seguimos el camino forestal, y tras subir una pendiente llegaremos a una bifurcación, donde nos marca las indicaciones a los dos primeros dólmenes, Data I y Data II. El primero, Data I, está justo enfrente de la casa de La Data. La cámara está compuesta por cinco ortostatos (piedras individuales que forman el dolmen) de gran tamaño y de forma cuadrada. La losa que en su momento era su cubierta está caída y se encuentra detrás del conjunto.

Señalización de los dólmenes
Señalización de los dólmenes

Bajando por el camino de la izquierda, llegaremos a otra finca en cuyo interior se encuentra el dolmen Data II. La cámara de este dolmen está formada por siete ortostatos apoyados entre sí. La cubierta está fragmentada y caída a un lado del monumento.

Dolmen Data I
Dolmen Data I

Para continuar la ruta debemos salir de la finca y regresar por el camino por el que veníamos, por el que recorremos 200 metros para girar a la izquierda y dirigirnos al “El Mellizo”, uno de los dólmenes más importantes de toda la ruta por su estado de conservación. El acceso nuevamente es por una finca privada en la que se ha habilitado un camino entre paredes de piedra para facilitar el acceso.

La cámara es circular y está compuesta por ocho ortostatos de granito, estando roto el de cabecera y otros dos bastante dañados. En este dolmen se han encontrado restos como puntas de flecha y lascas de sílex en diferentes excavaciones.

Dolmen El Mellizo
Dolmen El Mellizo

Regresamos al camino y continuamos por éste de frente durante unos trescientos metros. Allí nos encontraremos con un cruce en el que hemos de girar a la izquierda para visitar los dólmenes Cajirón I y II.

A 800 metros encontraremos las señales que nos indican el acceso al Cajirón I. Este dolmen se ubica sobre un promontorio natural y del mismo sólo se mantienen en pie cuatro ortostatos. La cubierta de la cámara, se encuentra en el suelo, a unos metros de la cámara.

Dolmen Cajirón I
Dolmen Cajirón I

Regresamos al camino para recorrer los 500 metros que nos separan del Cajirón II. Todo el monumento está formado por piezas graníticas. La cámara la componen siete ortostatos apoyados unos en otros y cubiertos con una gran losa.

Dolmen Cajirón II
Dolmen Cajirón II

Ahora tendremos que volver sobre nuestros pasos hasta la bifurcación por la que veníamos de visitar el Mellizo. Aquí tomaremos el otro camino que nos llevará de vuelta al pueblo hasta la bifurcación que tomamos al principio. Ya solo queda andar los últimos metros que nos llevan a La Aceña para terminar con la ruta.

Más información

La ruta 5 de la Aceña de la Borrega, es una senda circular bastante sencilla, sin apenas desnivel. Su duración es de dos horas. El terreno tiene poca vegetación por lo que es mejor hacerla a primera hora de la mañana, no hagáis como nosotros que la hicimos a las cuatro de la tarde, en agosto y sin llevar agua.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*