Viaje a la Alcarria: ¿Qué ver en Brihuega?

Brihuega

Nuestra tercera parada siguiendo los pasos de Camilo José Cela en su obra Viaje a la Alcarria nos lleva a Brihuega, a orilla del río Tajuña encontramos esta villa monumental, declarada Conjunto Histórico Artístico.

Cómo llegar a Brihuega

Podemos llegar a Brihuega en autobús con la línea que conecta Brihuega con Guadalajara y Madrid. En coche, tenemos que coger la A-2, dirección N-II Barcelona, y tomar la salida 73 hacia Torija, Brihuega o Torre del Burgo.

Ruta por Brihuega

“Desde el atajo, Brihuega tiene muy buen aire, con sus murallas y la vieja
fábrica de paños, grande y redonda como una plaza de toros. Por detrás del
pueblo corre el Tajuña, con sus orillas frondosas y su vega verde.
Brihuega tiene un color gris azulado, como de humo de cigarro puro.
Parece una ciudad antigua, con mucha piedra, con casas bien construidas y
árboles corpulentos…[Viaje a la Alcarria, Camilo José Cela]”

Brihuega fue una villa amurallada, de la que hoy se conserva algunos lienzos y dos de sus puertas. La del Arco de Cozagón, situada cerca de la plaza de toros, y la de la Cadena, en el lado opuesto, junto al parque de María Cristina.

Muralla de Brihuega

Muralla de Brihuega

El sistema defensivo de la villa, terminaba con el Castillo de la “Peña Bermeja”, llamado así por la piedra de color rojo de la fortaleza que dominaba el valle del Tajuña. Curiosamente el interior del castillo no es otra cosa que el cementerio de la localidad.

Junto al castillo encontramos el bello recinto del Prado de Santa María, delimitado por las Puertas de Santa María y de la Guía, abiertas sobre la muralla por el General francés Hugo (padre del escritor Victor Hugo) con el fin de conquistar el castillo durante la Guerra de la Independencia.

Dentro del Prado encontramos la Iglesia de Santa María de la Peña (XIII), donde se encuentra la patrona de Brihuega.

Iglesia de Santa María de la Peña

Iglesia de Santa María de la Peña

Llegamos a la Plaza del Coso, principal plaza de la villa donde encontramos la antigua Real Cárcel de Carlos III (hoy Oficina de Turismo), el archivo histórico, el Ayuntamiento (1975) y las llamadas “Cuevas Árabes” (siglo X). Estas cuevas de varios kilómetros, eran un sistema defensivo en caso de asedio para poder ocultarse o moverse por la villa.

Cuevas Árabes

Cuevas Árabes

De las numerosas fuentes que encontramos en Brihuega, la más bonita es sin duda, la Fuente Blanquina o de los Doce caños, aunque erróneamente no tiene 12 sino 24 caños, 12 a un lado y 12 a otro.

Fuente Blanquina

Fuente Blanquina

Otro de los edificios importantes de Brihuega es la Real Fábrica de Paños (1787), que llegó a tener 84 telares en los que trabajaban unos mil empleados. Hoy en desuso, espera una nueva utilidad como parador u hotel. Merece la pena dar un paseo por sus jardines de estilo versallescos y disfrutar de las vistas del valle del Tajuña.

Jardines de la Real Fabrica Paños

Jardines de la Real Fabrica Paños

Nos dirigimos al Convento de San José, donde se encuentra el curioso Museo de Miniaturas del Profesor Max, ilusionista y mago natural de Brihuega, cuya colección abarca 65.000 piezas de miniaturas de objetos cotidianos de diferentes épocas, además de casas de muñecas y edificios a escala minúscula.

No nos podemos ir de Brihuega sin descubrir uno de los paisajes que en los últimos años está atrayendo a miles de turista cada inicio de verano. Ya que en los campos de la localidad se cultiva grandes extensiones de lavanda y espliego para las empresas cosméticas. Dejando un bello paisaje en tono violácea, único en España.

Campos de Lavanda

Campos de Lavanda

Cívica: una aldea excavada en la roca

En dirección a la localidad de Masegoso de Tajuña, junto a la carretera nos toparemos con un curioso lugar, más propio de una novela de Tolkien que de la Alcarria. Se trata de un pequeño conjunto urbano, cubierto de vegetación, arroyos, cascadas; entre los que se asoma elementos arquitectónicos como escaleras, terrazas, arcos y puertas.

Cívica

Cívica

Esta aldea tan curiosa, fue fruto del sacerdote Don Aurelio, que heredó estos terrenos. Durante años, se dedicó a construir este lugar, acondicionando los túneles, grutas y pasadizos que se habían formado por la erosión del agua sobre la pared, y levantó arcos ojivales, barandillas y escaleras para comunicar las cavidades entre sí. Un proyecto que se prolongó hasta los años 60.

Más información

Web de Turismo de Brihuega: http://brihuega.es/turismo/

Dónde comer

Los más recomendables son:

  • Asador el Tolmo (Avda de la Constitución, 26): cocina castellana tradicional, asados de leña y postres caseros. Y sobre todo a buen precio.
  • Quiñoneros (Paseo de María Cristina 10): un restaurante muy recomendable, con platos buenísimos y un trato que te hará sentirte como en casa.
  • La Peña Bermeja (C/ Molinillo, s/n): el restaurante se encuentra junto al castillo con una amplia terraza y su especialidad son las carnes a la brasa.

Dónde dormir

Recorrer la Alcarria bien merece pasar unos días, y disfrutar de la tranquilidad del entorno. Si quieres hacer noche en Brihuega aquí tienes una lista de los alojamientos de la zona.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

3 comentarios

  1. Hector en benidorm dice:

    Tiene muy buena pinta! muy pintoresco, tranquilo, y el post deja clarísimo que ver en brihuega. Muchas gracias por la info!

  2. Carmen Granada dice:

    Muy chulas las fotos! Me han encantado 🙂

Deja un comentario