Restaurante Maru, un coreano en Madrid

Restaurante COreano Maru

Siguiendo nuestro recorrido por los restaurantes más curiosos que podemos encontrar en Madrid, hoy conocemos un poco de la gastronomía coreana de la mano del restaurante Maru. De primeras te preguntarás cómo es la gastronomía coreana. ¿Es cómo la china? Pues en parte sí, y en parte no. Por su proximidad con Japón, comparte el gusto por el sushi. Pero a diferencia de su vecino, su comida es más picantes, y su plato estrella es la parrilla coreana.

Tras conocer un poco su gastronomía, decidimos acercarnos y comprobarla que era eso de la parrilla coreana. El restaurante se encuentra muy cerca de la Gran Vía, y junto a un restaurante de un tal Chicote ¿Quién será? ¿Será el dueño del Museo Chicote?

De primeras la decoración del local no recuerda para nada a un restaurante oriental, que salvo por las palabras escritas en coreano del baño, podríamos encontrarnos en cualquier restaurante de la calle Fuencarral.

Nos sentamos en la mesa y justo en el centro encontramos una tapa de cristal donde se situará la parrilla. Tras echar un vistazo a la carta decidimos, dejar a un lado el sushi, y degustar alguno de los platos más desconocidos.

De primero optamos por una ración de 6 unidades de Mandu Gyozi (empanadillas rellenas de carne con zanahoria, cebolla y calabacín; marinada con cebolla caramelizada) y una tempura de lomo de cerdo y ternera con salsa agridulce de soja. Las empanadillas eran más grandes que los típicos dim sum chinos, y la salsa dulce le daba un buen sabor. En cuanto a la tempura, se notaba que era casera y no congelada, por lo crujiente del rebozado.

Mandu Gyozi

Mandu Gyozi

De segundo elegimos el Je yuk bo kum (panceta de cerdo con salsa de guindilla dulce con verduras) que es picante, y el Buigoki (tiras de aguja de ternera marinada con salsa de soja) que no es picante. Todo ello preparado sobre la parrilla coreana. ¿Y cómo se prepara esto? Sencillo, te encienden la parrilla eléctrica, y poco a poco vas echando en la plancha la carne cruda, pero marinada. Y una vez éste lista, pues lo vas poniendo sobre unas hojas de lechuga a modo de un burrito, acompañado de una salsa de color rojizo, muy buena, pero no picante.

Parrilla coreana

Parrilla coreana

No sabemos qué tal nos apañamos preparando la comida, pero si os recomendamos bajar un poco el fuego, para que no se os tueste de más.

Tras nuestro primer experimento con la comida coreana, decidimos que lo mejor sería probar alguno de los tés coreanos, acompañados con unas trufas de té verde.

Té coreano

Té coreano

Finalizamos nuestra visita por la gastronomía coreana, con la seguridad de que volveremos a repetir, y esta vez nos haremos unos expertos en el manejo de la parrilla.

 ¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

Un comentario

  1. Qué buena pinta todo! He comido kim-chi y otras especialidades coreanas de las que te preparan en mesa y me encanta!

Deja un comentario