Los 10 parques más románticos de Madrid

Parques de Madrid

Hoy nos ponemos cursis y os hablamos de los 10 parques más románticos de Madrid, para que puedas llevar a tu pareja a dar un paseo, hacerle una proposición en un lugar mágico o cómo no, disfrutar de estos bellos lugares.

Algunos de estos lugares románticos, serán de sobra conocidos por muchos, pero otros, son difíciles de encontrar o hemos pasado muchas veces delante y no nos hemos dado cuenta lo que escondían.  Para que no vuelva a ocurrir os los marcamos todos en el mapa.

 1. El parque de El Capricho

El parque de El Capricho en Alameda de Osuna es uno de los parques más bellos de la ciudad y, curiosamente, es todavía un gran desconocido como indicamos en 10 rincones desconocidos de Madrid.

Este jardín de 14 hectáreas, nace sobre 1784 cuando los Duques de Osuna, adquieren esta finca para dar rienda suelta a sus inquietudes artísticas, creando un auténtico edén frecuentado por las personalidades más ilustres y en el que trabajaron grandes artistas, jardineros y escenógrafos de la época.

Gracias a ello, hoy en días podemos admirar su ría “serpentine” con lago e isla, el embarcadero o “casa de cañas”, el templete de Baco, la “casa de la vieja”, el fortín, la ermita, o el “abejero”, entre algunas de las maravillas que esconde este jardín.

El parque del Capricho

2. Jardines del Campo del Moro

Otro de los parques desconocidos, se encuentra el Campo del Moro. Eclipsado por los Jardines de Sabatini, pocos conocen que detrás del Palacio de Oriente podemos disfrutar de este otro jardín.

Curiosamente en este rincón acampó el líder almorávide Alí ben Yusuf durante su intento de reconquistar el antiguo Alcázar Real, en lo que es hoy se sitúa el palacio de Oriente. De este episodio histórico derivo el nombre por el que hoy lo conocemos.

A parte de disfrutar de su fauna y flora, se puede ver sus fuentes, la casita de la reina, sus paseos, la rosaleda, el estanque, y como no a sus pavos reales, el principal personaje de este parque.

Campo del Moro en Madrid

Campo del Moro en Madrid

3. Los Jardines del museo Sorolla

El Museo Sorolla, situado en la que fue la casa del pintor valenciano,  fue diseñada por el artista para separar su zona de trabajo del jardín, parte fundamental de la vivienda.

Distribuido en tres espacios, el jardín que rodea buena parte de la construcción es también creación del pintor, inspirados en los Reales Alcázares de Sevilla y el Generalife de Granada.

En este espacio íntimo, lleno de evocaciones románticas, podemos encontrar un trocito de tierras andaluzas en Madrid.

Jardín museo Sorolla

4. Rosaleda del parque del Oeste

Otro de los jardines desconocido de Madrid que indicamos en 10 rincones desconocidos de Madrid, fue la rosaleda, situada dentro del parque del Oeste, habremos pasado muchas veces por delante sin darnos cuenta de su presencia.

La Rosaleda obra del jardinero Mayor de Madrid, fue creado al estilo de otros jardines de rosales europeos como el de Versalles.

Durante los meses de floración del rosal, sobre el mes de Mayo, es cuándo la Rosaleda nos muestra todo su esplendor. Durante este mes, se organiza el Concurso Popular “Rosa de Madrid”, en el que todos los visitantes podemos votar por la rosa más bella.

jardín de la Rosaleda

jardín de la Rosaleda

5. Palacio de Cristal de El Retiro

Seguro que como yo, piensas que el Palacio de Cristal es el rincón más bello y sugerente del parque del Retiro. Y si vas a viajar a Madrid, el Palacio de Cristal es, sin duda, una visita imprescindible.

En un paseo por el parque del Retiro, el rincón más concurrido es el Estanque, con su Monumento a Alfonso XII. Pero muy cerca, al sur del mismo, encuentras el Palacio de Cristal con un pequeño lago artificial.

El Palacio de Cristal se construyó en 1887 con motivo de la Exposición de las Islas Filipinas de ese mismo año. Su estructura es metálica, y está totalmente cubierto por planchas de cristal, de ahí su nombre.

A los pies del Palacio nos encontramos con un estanque que se construyó a la par. En el estanque además de aves podemos encontrar varios cipreses de los pantanos, una fuente y una gruta artificial en uno de los lados.

Palacio de Cristal de Madrid

Palacio de Cristal de Madrid

6. La quinta de los Molinos

Este jardín de 21,5 hectáreas cuya entrada se sitúa junto al metro de Suanzes, fue propiedad del Conde de Torre Arias, hasta que en 1920 pasó a manos de César Cort Botí, profesor de Urbanismo en la Escuela de Arquitectura. Fue éste quien construyó una finca de estilo mediterráneo con numerosos almendros y olivos, y un Palacete de estilo racionalista.

El parque cuenta con fuentes, albercas, estanques y dos molinos para el riego y que dan nombre al parque: el Molino de la Casa del Reloj y el Molino de la Rosaleda de Palacio.

Contemplar cómo florecen sus numerosos almendros con la llegada de la primavera, le convierte en un lugar muy sugerente para pasear con la pareja.

Quinta de los Molinos

Quinta de los Molinos

7. El cerro del Tío Pío

Comúnmente conocido como el parque de las 7 tetas, por los 7 montículos que posee,  es uno de los mejores lugares para contemplar una panorámica de la ciudad y en especial, para disfrutar de uno de los mejores sitios para ver el atardecer en Madrid.

Debido a que el parque está alejado del centro resulta un lugar bastante tranquilo para pasear, tumbarse en el césped o lo que surja. Y como no, todo ello disfrutando de unos de los mejores miradores de Madrid, como ya hablamos en las 10 mejores vistas de Madrid.

Cerro del Tío Pío

Cerro del Tío Pío

8. Quinta de la fuente del Berro

El parque se sitúa en los terrenos de lo que en principio fue Quinta de Miraflores, encargado por Felipe IV como un nuevo Real Sitio.

En el jardín destaca el monumento de la Fuente del Berro cuyas aguas en sus orígenes proveyeron a la Casa Real desde el siglo XVII. Después de pasar por varios dueños, incluso de ser en 1900 un parque de atracciones, el parque actual ocupa 13 hectáreas.

Ofrece un jardín con diversos desniveles con paseos, escaleras rústicas de piedra y una rica variedad de árboles. Entre los elementos que nos podemos encontrar destacan el monumento a Bécquer, la estatua dedicada al poeta Pushkin, fuentes, cascadas y un par de pequeños estanques, además de un palacete.

Quinta de la fuente del Berro

Quinta de la fuente del Berro

9. Jardín del Príncipe de Anglona

Es un lugar muy desconocido ya que se accede por una pequeña puerta por la plaza de la Paja. Constituye un lugar de paz, dentro del casco antiguo de Madrid.

Fue un encargo de los Marqueses de la Romana a Javier de Winthuysen, pintor y diseñador de jardines en el siglo XVIII. Cuenta con unos 800 metros cuadrados, con un parterre en crucero y bancos en los que sentarnos a disfrutar de la paz del lugar.

Jardín del Principe de Anglona

Jardín del Principe de Anglona

10. El Olivar de Castillejo

En pleno Madrid, a escasos metros de la Castellana podemos descubrir este olivar de una hectárea perfectamente conservado desde hace un siglo. Su historia se remonta a 1917 cuando José Castillejo, intelectual y defensor de la vida campestre, adquirió el Olivar del Balcón, en el entonces pueblecito de Chamartín de la Rosa y convenció a intelectuales y científicos para que pusieran sus casas allí. Personalidades como Ignacio Bolívar, Ramón Menéndez Pidal, Dámaso Alonso, Luis Lozano y Juan López Suárez tuvieron allí sus casas.

Para preservar el Olivar y las casas, se constituyó en 1985 la Fundación Olivar de Castillejo. Desde entonces, este privilegiado entorno continúa su tradición como centro de iniciativas culturales.

Como anécdota podemos citar también que Napoleón acampó aquí en plena Guerra de la Independencia y que durante la Guerra Civil fue instalado a 300 metros del Olivar una batería de cañones. Actualmente se conservan intactos más de cien olivos centenarios junto con almendros, jaras, membrillos y madroños.

El Olivar de Castillejo

Aquí finalizamos la lista, como podéis ver, hay parques y jardines para todos los gustos, muchos de ellos fueron un agradable descubrimiento, y nos hace ver que no solo tenemos los archiconocidos El Retiro y la Casa de Campo para disfrutar de un paseo al aire libre, sino que muchos de ellos son tan desconocidos que podremos pasar un día completamente tranquilo si los bullicios habituales de los parques históricos.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

7 comentarios

  1. Ly Avi dice:

    Que bonitos parques!… y muy buena reseña histórica de los lugares, que buen que tienes tu blog y compartes todos estos sitios de interés, yo también tengo un blog, pero es de la palabra de Dios, soy cristiana evangélica y hago publicaciones de la biblia.
    Bueno, me despido y seguiré viendo tu blog, para cuando vaya a España; primero Dios, ya sepa que lugares visitar!
    Gracias Susana

  2. xtasis501 dice:

    El capricho lo descubrí leyendo en un blog sobre el también desconocido castillo de la Alameda, pero me encanta conocer cosas así. Podría añadir a tu lista el pinar de Entrevías, que también lo conoce poca gente y está bastante arbolado jejejj.

  3. Pilar dice:

    Me ha gustado mucho. Lo he querido compartir pero no hay manera.

  4. Glo dice:

    Me encantan algunos, otros no los conozco, tendré que llevar a mi media naranja 🙂

  5. Loren dice:

    Muchos de ellos no los he visitado todavía y agradezco esta aportación, sin duda los tendré en cuenta, aunque como El Capricho, dudo que me guste más ninguno 🙂

Deja un comentario