10 Consejos para hacer senderismo con toda seguridad

Caminar al aire libre es excelente para mejorar nuestra salud física y mental. De ahí que el senderismo sea uno de los deportes que más beneficiosos para la salud. Si a eso lo acompañamos el caminar por bonitos paisajes o rincones únicos, pues se convierte en una experiencia más gratificante.

En este post vamos a dar una serie de consejos para que tu experiencia sea de lo más amena y que puedas disfrutar de la práctica del senderismo con todas las garantías.

1. Planificación.

Lo primero de todo antes de hacer una ruta de senderismo es saber que vas a necesitar para hacer la ruta. Principalmente debemos tener claro el recorrido, su dificultad y las condiciones climáticas que nos vamos a encontrar ese día. También debemos tener claro la duración del recorrido para saber si vamos a acampar (si esto es posible) o tenemos que pernoctar durante el recorrido en algún albergue o pueblo cercano.

Senderismo
Senderismo

Así por tanto necesitas:

  • Tener un plano del recorrido, duración y dificultad.
  • Para esto te puede ser útil está publicación que muestra una lista de los artículos
    necesarios para hacer senderismo en familia. Hacer una lista de las cosas que vamos a
    necesitar
    .
  • Organizar las reservas, permisos y logística del viaje.

2. Calzado adecuado.

Es algo que todos sabemos pero unas buenas botas en la herramienta clave para una ruta de senderismo. Debes buscar un modelo que sea impermeable, técnico, cómodo y adecuado para el tipo de terreno que vas a pisar. También es muy importante que antes de hacer una ruta larga estrenes tus botas previamente, no querrás encontrarte en medio de una ruta con un calzado incómodo y que te provoque rozaduras o ampollas sin poder hacer nada. Por eso es importante acostumbrarte al calzado nuevo y ver si se adapta a tu pie antes de ponerlo a prueba.

Senderismo
Senderismo

3. Siempre hidratados.

El lleva agua es algo imprescindible y más si realizas esta actividad en época de mucho calor. Lo mejor es contar con una cantimplora que se pueda enganchar en la mochila para que no tengas que quitártela y buscarla cada vez que te entre sed, que si llevas muchas cosas en la mochila se vuelve una tarea de lo más engorrosa.

Otro consejo de senderismo muy útil es llevar, como mínimo, un litro y medio de agua para mantener una correcta hidratación. Si la ruta va a ser muy larga, puedes llevar otra en el interior de la mochila e ir rellenándola cuando hagas una parada larga.

Senderismo
Senderismo

A la hora de hidratarnos elegiremos agua o bebidas isotónicas (nunca refresco con gas). En el caso de que nuestra ruta vaya a ser prolongada o requiera un esfuerzo físico considerable, deberemos añadir sales minerales a nuestra agua.

4. Vestirse por capas.

Independientemente de la estación del año en la que vayas a hacer la ruta, los cambios de temperatura haciendo senderismo siempre son elevados, de ahí que lo mejor sea vestirse por capas, para así evaluar a lo largo de la ruta si te sobra o te falta ropa y ponerte o quítarte las capas que sean necesarias.

Usa siempre prendas lo más finas posibles y ajustadas para evitar perder movilidad y que las prendas demasiado anchas no se vayan enganchando en todas las ramas y salientes que encontremos en el sendero. Evita tejidos como el algodón, y procura usar siempre tejidos técnicos, en caso de que se mojen (lluvia, caída a un río o sudor), ya que secan muy rápidamente… y nunca te lleves los vaqueros a la montaña, ya que si por algún motivo se te empapan no podrías ni andar con ellos puestos.

Senderismo
Senderismo

5. Mochila siempre con sujeción lumbar.

Por mucho cariño que le tengamos a esa vieja mochila escolar, ha llegado el momento de decirle adiós, ya ha sufrido bastante.

Usa una mochila que no sólo tenga sujeciones en los hombros, procura que tenga también apoyo en las lumbares y las caderas. Además, que sea ligera y con la capacidad necesaria para tus desplazamientos. Y no olvides distribuir la carga en el interior de la mochila correctamente.

Si elijes bien la mochila y la ajustas correctamente puede incluso de que te olvides de que la llevas.

6. Usa bastones.

Los bastones son económicos, son ligeros y son de gran ayuda en montaña. Nos sirven para descargar gran parte del peso de nuestras articulaciones, además nos ofrecen estabilidad extra y nos ayudan a apartar obstáculos que encontremos en el camino por falta de mantenimiento del sendero.

Senderismo
Senderismo

En las subidas tendrás que acortarlos y en los descensos alargarlos, y cuando andes en llano tu codo al sujetar el bastón deberá formar un ángulo recto. Por lo que la opción ideal son los bastones telescópicos.

7. Protégete del sol y del frío.

Recuerda siempre ponerte protección solar, la radiación ultravioleta es más agresiva en la montaña, y además llevar la piel hidratada evita los cortes y grietas en la piel por el viento y el frío.

Los pies, las manos y la cabeza son los tres focos principales por donde el calor se cuela o se escapa. De ahí que debamos llevarlos bien cubiertas. Hazte con unos buenos calcetines y usa gorro o visera para evitar el frío en invierno y el sol en verano.

8. Paradas cortas y comidas ligeras

Detente a lo largo del camino para disfrutar de las vistas, del paisaje o para respirar el aire fresco, pero eso sí, con moderación. No te pares constantemente, esto hará que la ruta se nos haga mucho más larga y nos dificulte seguir un mismo ritmo.

Además cuando lo hagas para almorzar o comer, intenta que estas paradas no superen los 15 o 20 minutos, y toma un almuerzo ligero. Lo mejor sería un bocadillo y fruta.

9. Avisa a tus familiares o amigos

Antes de dar inicio a cualquier ruta o actividad de senderismo, informa a algún familiar o amigo de confianza sobre el recorrido exacto que vas a realizar y el tiempo estimado. Así si llegase a pasar que te pierdes o sufres algún accidente y no puedes contactar con el servicio de emergencia, ellos podrán hacerlo por ti y hacer que vuestra localización sea más rápida y sencilla.

No importa que tan experimentado seas, nunca realices una ruta solo y si puedes hazlo con un guía experto. Además recuerda que una ruta se disfruta más cuando se recorre en grupo.

10. Cosas que llevar en la mochila imprescindibles

Y para terminar un repaso de cosas útiles que no pueden faltar en la mochila:

  • Barritas energéticas, para emergencias. Ocupan y pesan poco, y nos pueden venir bien si tenemos un “bajón” o si nos retrasamos por el motivo que sea.
  • El móvil, para casos de emergencia, tanto para avisar como para que nos localicen. Intenta que la batería esté cargada al máximo antes de salir de ruta. Si la ruta es relativamente larga es mejor llevar el móvil en modo avión para ahorrar batería.
  • Navaja multiusos pequeña.
  • Linterna, por si por el motivo que sea nos pilla la noche.
  • Una batería externa para poder recargar el móvil en caso necesario.
  • Un pequeño botiquín.
  • Un chubasquero o cortavientos y ropa de recambio.
  • Un par de bolsas de plástico para recoger la basura o proteger cosas de la lluvia.
  • Cordones de repuesto para el calzado.

Existen miles de consejos, pero estos son los “truquillos” que conocemos. ¿Nos cuentas los tuyos?


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*