Rincones de Madrid: los Baños árabes Hammam Al Ándalus

Hammam Al-Ándalus

En una época donde cada vez está más de moda los spas y balnearios, de vez en cuando nos damos el gusto de relajarnos en alguno de los miles de servicios termales que han proliferado en Madrid. Uno de los más originales, por su ubicación en un antiguo Aljibe de época musulmana muy cerca de la plaza Mayor de Madrid, son los baños árabes Hammam Al Ándalus. Sobre este entorno se ha creado un oasis que recrea como eran unos baños árabes de época andalusí.

Empezamos primero por su ubicación, el Hammam Al Ándalus Madrid, se encuentra en la calle Atocha 14, no os equivoquéis porque no está cerca de la estación de Atocha, sino muy cerca de la Plaza Mayor.

Hammam Al Ándalus Madrid
Hammam Al Ándalus Madrid

Como ya he comentado, el lugar se asienta sobre un antiguo aljibe árabe, por lo que han aprovechado este material para darle el aspecto de un típico baño árabe andalusí. Por tanto estamos ante una recreación, ya que en Madrid, aunque estuvieron los árabes como la mayor parte de España, por ahora no se ha encontrado ningún baño árabe, así que este lugar es lo más parecido que vamos a encontrar en Madrid.

Hall de los baño árabe - Hammam Al Ándalus
Hall de los baño árabe – Hammam Al Ándalus

Una vez registrados nos darán unas bolsas para los pies y una toalla. Acordaros de llevar un euro para poder dejar las cosas en la taquilla. Los baños de los baños árabes, valga la redundancia, son muy completos, tiene más cosas que el lavabo de mi casa. Así que no te preocupes, que saldrás de aquí bien limpio y perfumado.

Accesos - Hammam Al Ándalus
Accesos – Hammam Al Ándalus
Entrada - Hammam Al Ándalus
Entrada – Hammam Al Ándalus

Entramos a los baños, donde impera el silencio con una decoración árabe con pasillos iluminados con velas y techos abovedados. El Hammam igual que en época de Al Ándalus, se divide en tres salas, cada una con agua a diferentes temperaturas. Una sala con agua fría (bayt al-barid), una tibia o templada (bayt al-bastani) y una caliente (bayt as-sajun). Además dispone de una zonas de descanso donde tomar té, una sala de masajes y una sala de vapores (baño turco).

Siguiendo el orden primero nos meteríamos en el baño frío, no por mucho tiempo, porque el agua está muy fría.

Baño frío - Hammam Al Ándalus
Baño frío – Hammam Al Ándalus

Seguiríamos con el baño templado, que da para quedarte la hora entera.Y junto a él, el caliente, que daría fin al ciclo del agua.

Baño templado - Hammam Al Ándalus
Baño templado – Hammam Al Ándalus

Entre chapuzón y chapuzón, podemos hacer una parada en la zona de descanso, donde podemos jugar al ajedrez, sentarnos o tomar algún té, están muy buenos así que aprovechar.

Zona de descanso - Hammam Al Ándalus
Zona de descanso – Hammam Al Ándalus
Zona de descanso - Hammam Al Ándalus
Zona de descanso – Hammam Al Ándalus

Si hemos contratado un masaje, en la sala de descanso tenemos el rincón de las esencias, donde podemos elegir entre aceites perfumados con rosas, lavanda, violeta o ámbar rojo; y disfrutar de un masaje de 15 minutos o un masaje de más tiempo con un exfoliante corporal.

Pero si queremos algo más especial para regalar a la pareja o para darte un capricho, prueba un MISTIQ. Un masaje llevado a otro nivel, yo ya lo he probado pero no te voy a decir como es, eso tendrás que descubrirlo.

Sala de masajes - Hammam Al Ándalus
Sala de masajes – Hammam Al Ándalus

El sonido del gong, nos marca el final de nuestro viaje por otro tiempo y otra cultura. Fuera nos espera la realidad hasta la próxima vez que podamos volver para desconectar en este oasis bajo la urbe de Madrid.

Más información

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

1 Comment

  1. El hombre tiene múltiples propuestas, esta es una de ellas.

    Los baños árabes de Madrid, estupenda nota.

    Muchas gracias.

    Ma.Irene Salimán Puig

Responder a maria irene Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*