Ruta por la provincia de Valladolid: ¿Qué ver en Peñafiel?

Peñafiel

Llevaba tiempo con ganas de poder visitar Peñafiel, y conocer de cerca uno de los castillos más originales de España. El problema era que no había buena comunicación directa desde Madrid. Por suerte durante nuestra segunda visita a Valladolid, pudimos llegar a Peñafiel.

¿Cómo llegar a Peñafiel?

  • En coche

Para llegar a Peñafiel podemos coger la A-1 y desviarnos hacia Valladolid desde Aranda del Duero.

  • En transporte público

También podemos coger el autobús desde Valladolid. La frecuencia es normal (unos 4 al día) y el trayecto es de una hora. El autobús nos deja junto a la N-122, en una marquesina con sala de espera, bastante original. A la vuelta se coge desde el mismo sitio, no es necesario cruzar al otro lado de la carretera.

¿Qué ver en Peñafiel?

Un poco de historia

Los vacceos vivieron en la vecina ciudad de Pintia desde el siglo IV a. de C. hasta la dominación romana. Hacia el año 912 se realiza la primera repoblación, llamándola Peña Falcón. Sería conquistada en el 983 por Almanzor, permaneciendo en manos moras hasta ser reconquistada por el conde Sancho García de Castilla, que al poner su espada en lo alto del castillo exclamó “Desde hoy ésta será la peña fiel de Castilla”.

En el siglo XIII pasaría a manos del infante Don Juan Manuel, que en el 1307 fortificó la villa; entre los años 1330 y 1335 allí escribió su famosa obra El Conde Lucanor. A través de herencia volvió la villa a la Corona, hasta que el rey Juan I creó el ducado de Peñafiel para su segundo hijo, el infante Don Fernando de Antequera, que sería nombrado rey de Aragón.

Posteriormente, Juan (II duque de Peñafiel) lucha por alcanzar el trono de Castilla, hasta que en 1444 el rey titular, Juan II de Castilla, conquista Peñafiel. En 1451 se produce una rebelión en el castillo y Juan II debe de tomarlo por la fuerza, ordenando que sea demolido. Su hijo, el rey Enrique IV de Castilla cede Peñafiel a Pedro Girón (fundador de la Casa de Osuna), que restaura el castillo poniendo su escudo en la torre del homenaje.

Durante la Guerra de la Independencia los franceses destrozan el castillo y saquean el pueblo, profanando la tumba del infante don Juan Manuel en el convento de San Pablo.

Convento de Santa Clara

Tanto en coche como en autobús llegaremos a la N-122 que pasa junto a la población. Desde aquí bajamos hacia el centro de la ciudad, nuestra primera parada es el Convento de Santa Clara, un convento barroco del XVII, reconvertido en un hotel.

Convento de Santa Clara - Peñafiel
Convento de Santa Clara – Peñafiel

Parque de la Judería

Desde aquí podemos ver el puente sobre el río Duratón, que nos lleva a la zona monumental. Merece la pena bajar al río y dar un paseo por el parque de la Judería. Además de cruzar por un puente de madera para fotografiar el cauce del río junto a las casas.

Paseo del río Duratón - Peñafiel
Paseo del río Duratón – Peñafiel
Paseo del río Duratón - Peñafiel
Paseo del río Duratón – Peñafiel

Iglesia de Santa María

Cruzamos el Duratón por uno de sus puentes para después girar a la derecha y llegar a la Iglesia de Santa María (siglos XIV y XV). Construida en tres naves con bóveda de crucería en la central y de nervios cruzados en las laterales. Actualmente alberga el Museo de Arte Sacro en el que se recogen obras de pintura, escultura y orfebrería de las iglesia de la comarca.

Iglesia de Santa María - Peñafiel
Iglesia de Santa María – Peñafiel

Más información

  • Horario: Fines de semana y visitas concertadas de 12:00 a 14:30 y de 18:30 a 20:30. Invierno de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 19:00.
  • Precios: 2,50 € general / 2 € Grupos / 1,50 reducido
  • Web: Turismo de Peñafiel

Convento de San Pablo

Siguiendo por la misma calle del puente, llegamos al convento de San Pablo, construido sobre lo que fue un alcázar que perteneció a Alfonso X El Sabio. Dos siglos más tarde se construye una capilla funeraria para la familia en estilo plateresco, donde se encuentra los restos del infante Don Juan Manuel, pero seguramente te sonará más si te digo que escribió el Conde Lucanor. Seguro que lo leíste en el colegio entre el Cantar del Mío Cid y el Arcipreste de Hita.

Convento de San Pablo - Peñafiel
Convento de San Pablo – Peñafiel

Actualmente alberga el Museo Capilla de los Manuel. Aunque solamente se realizan visitas guiadas a grupos.

Plaza del Coso

Seguimos la misma calle, y junto a una pequeña entrada de piedra encontramos una de las plazas más originales de Peñafiel. Estamos en la plaza del Coso, sobre esta plaza de tierra, rodeados de casas con balcones de madera, es el lugar elegido para las corridas de toros, durante las fiestas de San Roque en agosto; y la Bajada del Ángel, el Domingo de Resurrección. Además a un lado encontramos la oficina de turismo.

En su totalidad la plaza cuenta con 48 edificios, que rodean un espacio rectangular con dos únicos accesos, uno por el noroeste y otro en el alzado oeste por medio de un pasadizo.

Plaza del Coso - Peñafiel
Plaza del Coso – Peñafiel

La singularidad de la Plaza del Coso radica en sus amplios balcones adintelados, muchos de ellos cubiertos en madera denominada “guardamalleta” y rematados en la parte superior por “arabescos” que forman arcos rebajados y mixtilíneos.

Plaza del Coso - Peñafiel
Plaza del Coso – Peñafiel

Dentro de la plaza se encuentra el Aula de Arqueología. En ella se intenta representar como era la vida cotidiana de la población Vaccea de Pintia (antigua ciudad prerromana), situada a 4 km en la pedanía de Padilla de Duero.

Más información

  • Horario: De 10:30 a 11:30 y de 17:00 a 18:00 (invierno de 16:30 a 17:30)
  • Precios: 2,50 € General / 2 € Grupos / 1,50 € Reducida
  • Web: Turismo de Peñafiel

Tras disfrutar de este lugar tan original, salimos por la única calle que sale desde la plaza, y que nos lleva por las principales calles de tapeo de la villa.

Torre del Reloj

Al final de la calle llegamos a la Torre del Reloj, el único resto de lo que fue la Iglesia de San Esteban. Tras su hundimiento, se instaló un reloj sobre la torre que todavía conserva la maquinaria original del siglo XIX

Bodegas de Peñafiel

Después de recorrer la villa, te habrás dado cuenta la cantidad de bodegas que hay. Hay que tener en cuenta que estamos en la región de la Ribera del Duero. Según pudimos ver en uno de los paneles informativos, Aranda del Duero y Peñafiel son los lugares con más bodegas.

Curiosas chimeneas - Peñafiel
Curiosas chimeneas – Peñafiel
Bodega Protos - Peñafiel
Bodega Protos – Peñafiel

Si queremos disfrutar de una ruta por alguna de ellas, en la web de turismo de Peñafiel, tienes el listado de todas las bodegas que tienen visita guiada. Aunque la más recomendable si solo tenemos tiempo para visitar alguna es la bodega Protos. La bodega se encuentra justo detrás del cerro del castillo. Y su bodega subterránea está por debajo de este cerro. Además han construido una nueva bodega enfrente de la antigua en forma de racimo de uva. Ambas comunicadas de forma subterránea.

Castillo de Peñafiel

Bueno, después de recorrer Peñafiel, creo que nos dejamos algo, su imponente castillo. Situado en lo alto de un cerro, para llegar podemos coger un autobús gratuito que sale desde el inicio de la carretera de acceso; ya que el acceso en vehículo está cerrado a determinadas horas. En caso de que no circule el autobús a la hora que vayamos podemos subir andando, pero cuidado porque vamos por una carretera y el arcén brilla por su ausencia.

Tiene 210 metros de largo y tan sólo 20 de ancho, lo que le da el aspecto de un barco encallado en tierra. La torre del homenaje, de 34 metros de altura se sitúa en el centro, dejando a los lados, dos patios interiores, en uno de los cuales se ubica el Museo Provincial del Vino.

Castillo de Peñafiel
Castillo de Peñafiel
Castillo de Peñafiel
Castillo de Peñafiel

Una vez hayamos subido, disponemos de dos opciones hacer la visita guiada al castillo, o la conjunta con el Museo del Vino. La visita guiada es interesante porque desde lo alto del castillo hay unas vistas espectaculares de todo Peñafiel, y te van contando cosas de la villa. Si bien del interior del castillo no se conserva a penas nada, así que la visita está más orientada a subir a la torre del homenaje.

Castillo de Peñafiel
Castillo de Peñafiel
Vistas desde el Castillo de Peñafiel
Vistas desde el Castillo de Peñafiel

En el Museo se da a conocer el vino que se elabora en las distintas denominaciones de origen de la provincia: Ribera del Duero, Rueda, Cigales, Toro y Tierra de León.

Más información

  • Horario
    • Horario de invierno: De martes a domingo de 11:30 a 14:00 y 16:00 a 19:00.
    • Horario de verano: De martes a domingo de 11:00 a 14:30 y 16:30 a 20:30.
  • Precios: Visita guiada al Castillo 3,30 €. Visita libre al Museo 6,60 € (Incluye visita guiada al Castillo).
  • Web: Turismo de Peñafiel

Y tras recorrer el castillo, damos por finalizada nuestra visita a Peñafiel, una de las visitas obligadas si estamos en Valladolid.

Más información

Web de Turismo de Peñafiel: http://www.turismopenafiel.com

Dónde Comer

Por la calle que sales del Coso, tenéis una lista interminable de restaurantes y asadores donde comer, y por el olor no creo que ninguno sea malo, así que a disfrutar.

Dónde Dormir

Debido a que la mayoría de autobuses a Peñafiel salen de Valladolid, decidimos alojarnos allí para poder recorrer la provincia más cómodamente. Nuestro hotel fue el Olid, aquí tenéis una review completa del hotel Olid. Aunque si queréis alojaros en Peñafiel aquí tenéis los más recomendables:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

4 Comments

    • Gracias por tu comentario, aunque lo he cambiado un poco para que sea más coherente con el contenido del post, ya que hablar de Cuba y “colar” un enlace sobre alquiler de coche en Cuba, no es algo que aporte nada a los lectores, solo a aumentar los enlaces entrantes a tu web, gracias de todas formas.

Responder a Alicia García Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*