Guía para visitar el Parque Natural del Monasterio de Piedra

Guia del Monasterio de Piedra

Esta última semana estuvimos en el Monasterio de Piedra, con ésta serán tres las veces las que he visitado este mágico lugar en mi vida. Desde mi infancia hacia que no venía a este lugar y quería que mi hijo pudiera verlo por primera vez.

Os preguntaréis que tiene este lugar de especial, sin dejar de lado su monasterio cisterciense declarado Monumento Nacional y Conjunto de Interés Cultural en la categoría de Jardín Histórico, el principal motivo para acercarnos a este lugar es su parque natural, donde el río piedra a su paso va formando paisajes de gran belleza en forma de cascadas, saltos de agua y chorreras, algunas de ellas tan espectaculares como la cola de caballo con una altura de 50 metros.

¿Cómo llegar al Monasterio de Piedra?

  • En coche

Si venimos en coche tendríamos que coger la Autovía A-2, dirección Madrid-Barcelona hasta llegar a la salida Km. 204 (Alhama de Aragón – Monasterio de Piedra). Nuestro destino se encuentra pasando el pueblo de Nuévalos.

Una vez lleguemos al recinto podemos aparcar el coche en el parking de la entrada, por suerte está controlado y es gratuito, algo de agradecer.

  • Transporte público

Si optamos por transporte públicos tendríamos que llegar hasta Calatayud o Zaragoza. Y desde allí coger uno de los autobuses hasta Nuévalos.

Los martes, jueves, sábados, domingos y festivos, el servicio de autobuses directos lo realiza Automóviles Zaragoza, con salida a las 9:00 de la estación intermodal de Delicias (Zaragoza). Desde Calatayud sale a las 10:30. Y el regreso desde el Monasterio en esos mismos días es a las 17:00.

¿Cuándo visitar el Monasterio de Piedra?

El río Piedra tiene caudal todo el año, por lo que no es un problema el momento del año para disfrutar de las cascadas y saltos de agua. Si bien es en primavera cuando el río tiene más caudal.

En cuanto a las temperaturas, es una zona bastante humedad, así que en invierno hay que ir bien abrigado y en verano estaremos bien, porque hay bastante vegetación que de sombra.

Precios y horarios [actualizado a 2020]:

Prefiero no ponerte los dientes largos y luego darte el palo con el precio. El parque no es gratis, y para mi gusto es un poco caro, así que te pongo los precios para que decidas antes de continuar leyendo.

  • El precio de la entrada completa (parque, exhibición rapaces y monasterio) es de 16 € para adultos y 11 € para niños (4 a 11 años) y mayores. Si solo queremos ver el monasterio (que sería lo raro) es de 8,5 € y 4 € niños (4 a 11 años)
  • Horario del parque:
    • De 31 marzo a 31 de mayo: todos los días de 9:00 a 20.00. Cierre acceso: 18:30.
    • De 1 junio a 31 de agosto: todos los días de 9:00 a 21:30. Cierre acceso: 20:00.
    • De 1 septiembre a 26 de octubre: todos los días de 9:00 a 20:00. Cierre acceso: 18:30.
    • De 27 octubre a 3 de noviembre: todos los días de 9:00 a 19:00. Cierre acceso: 17:30.
    • De 4 noviembre a 30 de marzo: todos los días de 9:00 a 18:00. Cierre acceso: 16:30.
  • Horario del Monasterio: todos los días de 10:00 a 18:00
  • Web oficial de parque: www.monasteriopiedra.com

Si ya tienes claro que te apetece venir vamos a dividir la visita en tres parte:

  • Visita al Monasterio (media hora o una hora)
  • Paseo por el parque (2 o 3 horas según tu ritmo y el número de fotos)
  • Exhibición de rapaces (15 minutos a media hora)

Visita al monasterio

Pasado el muro de entrada, nos encontramos en la plaza central donde encontramos el hotel, el monasterio, el restaurante, la tienda de regalos y las taquillas para coger las entradas. Recomendamos madrugar para llegar pronto, ya que suele haber bastante cola. Con la entrada tenemos derecho a la entrada al monasterio, el acceso al parque y la exhibición de rapaces.

Nuestra primera parada fue el monasterio, si bien se puede hacer en diferente orden, por proximidad empezamos por aquí. La visita al monasterio se puede realizar de forma libre o por visita guiada según el gusto, por cuestión de tiempo decidimos hacerla por nuestra cuenta.

El monasterio se construyó en el siglo XIII, fue en sus orígenes una fortaleza musulmana conocido con el nombre del Castillo de Piedra Vieja. Tras ser reconquistado por Alfonso II, el rey lo cedió a la Orden del Císter de Santa María de Poblet, que ocho años después llegaron 12 monjes desde Cataluña para convertirlo en lo que es hoy.

Durante la visita podemos recorrer el claustro, los pasadizos, la cocina, la Cilla, el refectorio, el calefactorium, la bodega y la iglesia. El resto de dependencias (las celdas de los monjes) pertenecen al Hotel Spa Monasterio de Piedra. Si estamos interesados en alojarnos en el hotel, dispone de Spa e incluso puedes organizar tu boda aquí, una opción muy original.

Empezamos nuestro camino con la historia del monasterio para desembocar en el claustro. Aun siendo de siglo XIII, se conserva bastante bien salvo las estatuas y los frescos de las paredes que se encuentran bastante deteriorados.

Claustro del Monasterio de Piedra
Claustro del Monasterio de Piedra
Claustro del Monasterio de Piedra
Claustro del Monasterio de Piedra

Desde una de las puertas del claustro accedemos al refectorio, lugar donde comían los monjes, y que se encuentra adosado a la cocina por razones obvias. También es curioso, que en esta sala, hoy día se celebren banquetes nupciales.

Refectorio - Monasterio de Piedra
Refectorio – Monasterio de Piedra

Seguimos por la sala capitular, En ella se reúne el capítulo para resolver litigios, nombrar abad, recibir a los neófitos… Es la sala de mando donde el abad ejercía su poder.

Sala Capitular - Monasterio de Piedra
Sala Capitular – Monasterio de Piedra

Llegamos a la iglesia, la zona en peor estado, pero aun así nos deja ver las dimensiones de la nave. Su estado se debe al asedio de los franceses durante la Guerra de la Independencia, aunque también dicen que fue fruto del terremoto de Lisboa 1755 (el que provocó la grieta en la Catedral de Salamanca).

Iglesia - Monasterio de Piedra
Iglesia – Monasterio de Piedra

Dentro de monasterio podemos ver diferentes exposiciones:

Museo del carruaje

En esta sala encontramos el museo sobre el carruaje con vehículos tan antiguos como una tartana, una diligencia y otros carruajes.

Museo del Carruaje - Monasterio de Piedra
Museo del Carruaje – Monasterio de Piedra
Museo del Carruaje - Monasterio de Piedra
Museo del Carruaje – Monasterio de Piedra

Exposición sobre la Historia del Chocolate

En la Cocina Monacal del convento encontramos la exposición sobre la historia del chocolate. ¿Sabías que en este monasterio se hizo el primer chocolate tal y como lo conocemos?

Fue en 1534, tras la Conquista de México cuando uno de los monjes que acompañaba a Hernán Cortes, mando un cargamento de cacao a los monjes del monasterio. Tras prepararlo les sabía tan amargo que le añadieron canela, vainilla, miel y azúcar para endulzarlo, y de así es como se prepararon su primer chocolate a la taza. Está documentado que en el siglo XVIII el cacao era ya un alimento habitual entre los monjes y sus huéspedes (se cuidaban muy bien estos monjes).

Fíjate en las paredes de la Cocina Monacal, está completamente ahumadas a pesar del óculo que dejaron para que saliera el humo. Obviamente cuando la comida se hacía encendiendo leña era lo habitual.

Museo del Vino D.O. Calatayud

Finalmente en la antigua Cilla, tenemos el museo del Vino D.O. Calatayud, donde podemos descubrir el proceso que seguían los monjes para destilar el vino. Desde los aperos y útiles de labranza, los toneles y barricas donde se fermentaba hasta los alambiques donde se destilaba.

Museo del Vino - Monasterio de Piedra
Museo del Vino – Monasterio de Piedra
Museo del Vino - Monasterio de Piedra
Museo del Vino – Monasterio de Piedra
Museo del Vino - Monasterio de Piedra
Museo del Vino – Monasterio de Piedra

Visita al parque natural

Una vez realizada nuestra visita al monasterio pasamos al lugar que estábamos deseando, el parque.

El recorrido es de 5 km, que se hace rápido, aunque se recomienda ir con calzado cómodo ya que andamos por tierra. Si vamos con carrito debemos tener en cuenta que la cascada Caprichosa y la Cola Caballo su acceso se realiza por unas escaleras estrechas por lo que será necesario plegar el carro, por eso si podemos ir con el portabebés iremos más cómodos. Todo lo demás se puede realizar sin problemas, teniendo en cuenta que disponen de rampas.

Empezamos nuestro recorrido por el parque, de forma simbólica podemos decir que el recorrido completo forma un ocho “tumbado”, donde la parte estrecha lo forma la gruta iris.

Siguiendo el camino marcado llegamos al primer espacio del parque dedicado a Juan Federico Muntadas, el visionario que adaptó el parque a las visitas turísticas. A pocos metros tenemos la primera de las cascadas, llamada el Baño de Diana, en referencia al mito de la diosa Artemis-Diana que mientras se bañaba desnuda es sorprendida por Acteón, que como castigo divino le convirtió en ciervo.

Baño de Diana - Parque del Monasterio de Piedra
Baño de Diana – Parque del Monasterio de Piedra

Siguiendo a la izquierda llegamos al Lago de los Patos, no vimos ningún pato, seguramente por las fechas que eran, pero pero el reflejo del agua y el entorno es mágico.

Lago de los patos - Parque del Monasterio de Piedra
Lago de los patos – Parque del Monasterio de Piedra

No nos detuvimos mucho tiempo porque al lado, entre tanta gente, asomaba una de las cascadas más espectaculares del parque, la Cascada Caprichosa.

Cascada Caprichosa - Parque del Monasterio de Piedra
Cascada Caprichosa – Parque del Monasterio de Piedra

Su nombre se debe a una niña de doce años que ayudaba en el Monasterio y que le apodaron “la caprichosa”, porque se le antojaban todas las cosas que veía en la naturaleza. Quería sentirse como un ángel volando sobre el agua, quería saber qué se escondía bajo el mar, quería ver el mundo como los árboles,… Un día, descubrió una parte del parque que nunca había visto. Desde donde podía ver cómo chorros de agua caían bajo sus pies. Lo que no se dio cuenta fue de la avalancha que se aproximaba tras ella. Arrastrándola cascada abajo, la niña pudo ver el parque como lo hacen los árboles, volar como los ángeles y descubrir lo que se escondía bajo el agua del lago.

Antes de ascender por la cascada seguiremos el camino para ver la Cascada de la Trinidad, en alusión a sus tres niveles de caída.

Cascada Trinidad - Parque del Monasterio de Piedra
Cascada Trinidad – Parque del Monasterio de Piedra

De vuelta a la caprichosa, ascendemos por la gruta para seguir nuestro camino, por la zona alta veremos el origen del río Piedra, y diferentes saltos de agua.

Saltos de agua - Parque del Monasterio de Piedra
Saltos de agua – Parque del Monasterio de Piedra

Siguiendo la senda empezaremos de nuevo a bajar, siguiendo los Fresnos altos y bajos en donde el agua va chorreando sobre las grandes piedras, que se pueden incluso tocar con las manos, hasta desembocar en las cascada iris.

Fresnos Altos - Parque del Monasterio de Piedra
Fresnos Altos – Parque del Monasterio de Piedra
Fresnos Altos - Parque del Monasterio de Piedra
Fresnos Altos – Parque del Monasterio de Piedra

Con esto terminamos el primer círculo del recorrido. Nuestro siguiente camino es la Gruta Iris, inconfundible por la cola de gente que está esperando poder bajar. Aquí tendremos que tener cuidado con los resbalones por la humedad del entorno, pero es uno de los recorridos más extraordinarios.

Acceso Gruta Gris - Parque del Monasterio de Piedra
Acceso Gruta Gris – Parque del Monasterio de Piedra

A medida que vamos bajando nos damos cuenta que estamos en la parte posterior de la gran cascada de cola de caballo de unos 50 metros de altura, el ruido del agua al caer nos acompañara en nuestra bajada.

Diferentes ventanas nos dejarán entrever la cascada hasta llegar a la parte más baja, donde podremos introducirnos aún más en el interior de la gruta que hay detrás de la cascada. Si miramos abajo veremos cómo grandes peces se cobijan aquí, bajos las aguas de esta gran cascada.

Cascada Cola de Caballo - Parque del Monasterio de Piedra
Cascada Cola de Caballo – Parque del Monasterio de Piedra

Seguimos la senda a través del túnel para salir a los pies de la cascada. Después de esta gran experiencia solo nos queda seguir el camino en dirección al lago del espejo.

Gruta Iris - Parque del Monasterio de Piedra
Gruta Iris – Parque del Monasterio de Piedra

De camino pasaremos por las pesqueras, unos estanques que sirven como piscifactoría, como podemos ver en los diferentes paneles explicativos. ¿Sabías que fue la primera piscifactoría que se construyó en España? Está fechada en 1844.

Pesqueras - Parque del Monasterio de Piedra
Pesqueras – Parque del Monasterio de Piedra

Llegamos a un pequeño río de aguas cristalinas que nos lleva hasta el lago del espejo, curioso lugar con aguas claras y tranquilas, y más sorprendente aún tras haber pasado por las fauces de la gran cascada. A un lado se encuentra la “Peña del Diablo”, que como supondrás tiene tras de sí otra bonita leyenda.

Lago del espejo - Parque del Monasterio de Piedra
Lago del espejo – Parque del Monasterio de Piedra
Lago del espejo - Parque del Monasterio de Piedra
Lago del espejo – Parque del Monasterio de Piedra

Cuentan que en el Monasterio se libró una dura batalla entre ángeles y demonios. Cuando tan solo quedaba por derrotar a un demonio, los ángeles vieron como cogía entre sus manos una gran piedra con la que los amenazaba. Una bola de fuego acabó con la vida del demonio, cayendo la roca sobre su cuerpo. De ahí el nombre que se le ha dado a esta roca del Parque.

Recorremos el lago para llegar a la última de las cascadas, la de Los Chorreaderos, que nos conduce por el camino de vuelta a la entrada de la Gruta Iris.

Los Chorreaderos - Parque del Monasterio de Piedra
Los Chorreaderos – Parque del Monasterio de Piedra

Finalizada la ruta decidimos comprobar si con un poco de suerte todavía podíamos ver el espectáculo de rapaces.

Exhibición de aves rapaces

El espectáculo se realiza desde mediados de marzo hasta el 2 de noviembre, con tres pases. Tuvimos la suerte de llegar sobre las tres y media y el último pase era a las cuatro.

Exhibición de rapaces - Monasterio de Piedra
Exhibición de rapaces – Monasterio de Piedra

Mientras esperamos pudimos recoger la foto que me habían hecho con uno de los búhos reales a la entrada, no todos los días podía tener un aves tan magnífica a mi lado, así que me llevé esta foto de recuerdo.

El espectáculo abrió las puertas 10 minutos antes y aprovechamos para ver las jaulas de las aves que veríamos a continuación.

Exhibición de rapaces - Monasterio de Piedra
Exhibición de rapaces – Monasterio de Piedra

Nosotros ya habíamos estado en la exhibición de aves de Faunia pero igualmente este espectáculo merece la pena. Las aves pasaba muy cerca de nuestras cabezas, y el Caracara se pavoneaba por delante de nuestros asientos corriendo detrás de su entrenadora, todo una diversión para los más pequeños y para nosotros.

Exhibición de rapaces - Monasterio de Piedra
Exhibición de rapaces – Monasterio de Piedra

Finalizamos nuestro viajes y nuestra guía sobre el Monasterio de Piedra, y tú has estado alguna vez en el Monasterio de Piedra, ¿qué tal te pareció?

¿Dónde comer en El Monasterio de Piedra?

Dentro del recinto tenemos dos restaurantes. Donde las taquillas tenemos el Restaurante Piedra Vieja donde coger un bocadillo, comer un menú del día o unas raciones.

Y otro es el restaurante Reyes de Aragón en el hotel, regentado por el Enrique Martínez, uno de los chef más premiados y reputados del panorama español.

Recordar que no se puede introducir alimentos dentro del parque. Tenéis unos merenderos a la entrada para comer después de la visita.

¿Dónde dormir en El Monasterio de Piedra? Hoteles y alojamientos cercanos.

Ya hemos comentado que hay un hotel dentro del parque, pero si se te va de presupuesto. Tienes varias casas rurales y hostales en los pueblos de alrededor. Si te ha servido de ayuda esta guía, haz tu reserva desde este enlace, a ti te costará lo mismo y nos permitirá seguir creando contenido así de útil:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

33 Comments

  1. Descubrí la zona del Río Piedra, a través de la novela de Paulo Coelho “A orillas del Río Piedra me senté y lloré”, y desde entonces, cada vez que paso por la A2 pienso: ¿¿nos desviamos y lo vemos??

    Ni decirte que deste esta entrada tuya, la próxima vez no habrá pregunta…

  2. Qué bonitos paisajes! La de cosas bonitas que hay en España que desconocemos y no valoramos por estar en nuestro propio país. No siempre hay que irse al extranjero para ver parajes preciosos e interesantes.

  3. Por mi zona llevo unos 6 años buscando un rincón así. Lleva mucha razón Jefemaestro86, España tiene mucho encanto y mucho no se conoce por falta de interés. ¡Un abrazo!

  4. Buenas!

    me viene de lujo esta guía para poder visitar la zona, llevamos 3 intentos de ir y por casualidades del destino, los 3 viajes los hemos tenido que anular, esperemos en mayo por fin, poder visitarlo.

    Aprovecho para darte la enhorabuena por tu blog el cual ahora sera lugar fijo de visita para mi

    un cordial saludo,

    JuanVi Raga

  5. Hola:
    Me apunto a tu blog que me parece fantástico. Yo tengo uno pero es de literatura y cine.
    Por fin vamos a ir a visitar el Monasterio de Piedra desde Madrid. Será un ir y volver, pero con tu guía creo que la visita será estupenda. Muchas gracias por ello.

    Un abrazo cordial

    • En principio está prohíbido comer dentro del parque, fuera hay unos merenderos. Pero ten en cuenta que una vez que salgas no podrás volver a entrar así que organiza la visita para que verlo antes o después de la comida

  6. Me gustaría saber algún sitio bueno para comer ya que para mayo voy para el monasterio x fin .gracias si alguien sabe que me diga

  7. Nosotros hemos estado este fin de semana, y la verdad es que nos ha encantado. Sentirte rodeada de plena naturaleza , oyendo el agua caer por las cascadas , es algo maravilloso y por supuesto la visita al monasterio. Eso calzado cómodo…. merece la pena ir a visitarlo

  8. Buenas! El monasterio queda claro que son 15 euros! Mi duda es si para acceder al parque es gratuito o el acceso a él se realiza por el monasterio y hay que pagar los 15 euros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*