Ruta por la provincia de Cáceres: ¿Qué ver en Plasencia?

Plasencia

Durante nuestra visita a Cáceres, decidimos acercarnos a otra de las ciudades importantes de la provincia, Plasencia, una de la visitar obligadas gracias a su importante patrimonio monumental entre los que destaca su catedral.

¿Cómo llegar a Plasencia?

  • En coche

Si optamos por el coche podemos llegar a Plasencia por la A-66 (Autovía de la Plata) que va de norte a sur. Si salimos desde Madrid tendríamos que tomar la A5, tras pasar Navalmoral de la Mata tomaremos la EX-A1 hasta Malpartida de Plasencia, y a continuación la EX-208 hasta Plasencia.

Si hemos llegado en coche, mejor dejarlo a la entrada ya que la zona monumental está la mayor parte peatonalizada.

  • En transporte público

Para llegar a Plasencia podemos optar por coger el tren desde Cáceres, en menos de una hora llegaremos a Plasencia. La estación de tren está a 10 minutos del centro.

¿Qué ver en Plasencia?

Un poco de historia

Ocupada como toda su comarca por los celtíberos, los romanos levantaron allí un campamento militar de la Vía de la Plata; posteriormente, los moros erigirán una alcazaba que sería conquistada en 1186 por las tropas del rey Alfonso VIII.

En 1442 el rey Juan II concede el condado de Plasencia a Pedro de Zúñiga. El I duque de Plasencia y de Béjar lideraría la deposición del rey Enrique IV que tuvo lugar en Plasencia. A pesar de haberse opuesto ferozmente a Enrique IV, luego se puso de parte de su hija Juana la Beltraneja. El 24 de mayo de 1475 de la llamada Casa de las Argollas partió su cortejo nupcial para casarse en la catedral de Plasencia con el rey Alfonso V de Portugal.

Al morir el duque, varios caballeros de Plasencia levantaron contra su heredero en 1488, asediando el castillo y proclamando que su Señor verdadero era el rey. El 20 de octubre el rey Fernando el Católico entró en Plasencia, haciéndose cargo del castillo. Al llegar a la vejez los médicos le recomendaron al rey Fernando Plasencia por su buen clima, por lo que fija su residencia allí durante su último año de vida.

Durante la Guerra de la Independencia, las tropas francesas en sus operaciones en Extremadura ocuparían Plasencia en doce ocasiones; fue un lugar de descanso y en el que requisaron dinero y vituallas; posiblemente, por la belleza y buen trato recibido en el lugar no causaron daños en sus monumentos.

En 1822, al constituirse la provincia del norte de Extremadura se debatió la localización de su capital, a pesar de ser Plasencia la más poblada resultó elegida Cáceres.

La Catedral Nueva

En España solo hay seis ciudades que puedan presumir de tener dos catedrales, y Plasencia es la única que no es capital de provincia. La catedral antigua, era un templo románico que durante siglos albergó la sede episcopal de Plasencia. A principios del siglo XVI, la curia placentina decidió ampliarla. Para ello fue derribando la antigua, según se iba construyendo la nueva. Pero tras casi 50 años de obras, el dinero se acabó y la catedral nueva se paralizó. Por eso, hoy Plasencia tiene dos catedrales unidas entre sí. La vieja, a medio derribar, y la nueva, a medio construir.

La Catedral Nueva comenzó a construirse en 1498 y se finalizó en 1578. Tiene dos bellas fachadas platerescas. La fachada principal es obra de Juan de Álava (1558) y la fachada del Enlosado o de Siloé, es obra de Diego de Siloé (anterior a 1548).

En la nave central destaca el Retablo Mayor (siglo XVII), en el que se encuentra la imagen de la Virgen del Sagrario (siglo XIII). También interesante es su coro, uno de los más bellos de España, hecho en madera de nogal siguiendo un estilo gótico.

Catedral Nueva de Plasencia
Catedral Nueva de Plasencia

La Catedral vieja

La Catedral Vieja de estilo de transición del románico al gótico. Su construcción comenzó en el siglo XIII y fue ampliada a mediados del siglo XV. En la fachada se encuentra una bella portada románica, con arco de medio punto.

En el interior podemos ver un bonito claustro rectangular que conduce a la Capilla de San Pablo, sobre la que se encuentra la conocida como Torre del Melón. En la Catedral Vieja también se encuentra el Museo Catedralicio, que cuenta con una colección importante de pinturas, esculturas y elementos religiosos de datan de los siglos XV al XVII.

Catedral vieja de Plasencia
Catedral vieja de Plasencia

Casa del Deán

Justo enfrente de la catedral nos encontramos la Casa del Deán, con sus árboles frutales a la entrada. Es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura civil de Plasencia. Destaca sobre todo por su espléndido balcón, situado en una de las esquinas del edificio.

Casa del Deán - Plasencia
Casa del Deán – Plasencia

La Casa de las dos Torres (Palacio de Monroy)

La Casa de las dos Torres. Es el palacio más antiguo de la ciudad, ya que se empezó a construir en el siglo XIV. Aunque ya solo queda una torre, ya que la otra se derribó a principios del siglo XX.

La Casa de las dos Torres - Plasencia
La Casa de las dos Torres – Plasencia
La Casa de las dos Torres - Plasencia
La Casa de las dos Torres – Plasencia

Plaza Mayor

Seguimos hasta llegar a la plaza Mayor, si vamos por la mañana podemos encontrarnos con el mercadillo (nos suele pasar mucho el ir a los sitios el día que ponen el mercadillo).

Aquí se encuentra la Casa Consistorial (siglo XVI) de estilo gótico renacentista con una fachada de doble arcada. En la parte izquierda se puede ver un escudo de Carlos V, y en la torre del campanario se encuentra uno de los símbolos de la ciudad, el Abuelo Mayorga, que se encarga de cada hora hace sonar la campana.

Plaza Mayor de Plasencia
Plaza Mayor de Plasencia
Abuelo Mayorga - Plasencia
Abuelo Mayorga – Plasencia

Entre sus soportales hay bastantes bares y restaurantes donde disfrutar de la gastronomía local.

Convento de Santo Domingo (Parador Nacional)

Continuamos hacia la plaza de San Vicente Ferrer, encontramos el antiguo Convento de Santo Domingo o San Vicente Ferrer (fundado en el siglo XV), hoy parador Nacional, que tiene en su interior un bonito claustro renacentista del siglo XV.

Parador Nacional de Plasencia
Parador Nacional de Plasencia

Palacio de Mirabel

En la misma plaza de San Vicente Ferrer se encuentra el Palacio Renacentista de los Marqueses de Mirabel (o Palacio de Mirabel), del siglo XV, uno de los edificios más bonitos de Plasencia. Para poder visitarlo es necesario acordar una visita previamente, lo cual se puede hacer directamente en la portería del edificio.

Palacio de Mirabel - Plasencia
Palacio de Mirabel – Plasencia

Iglesia de San Nicolás

Cerramos la plaza con la Iglesia de San Nicolás (siglo XIII), es de estilo románico, siendo la torre de la campana una de las partes más antiguas del templo. En esta iglesia con un poco de suerte el sacristán os hará una visita guiada por toda el templo de una forma muy original.

Iglesia de San Nicolás - Plasencia
Iglesia de San Nicolás – Plasencia
Iglesia de San Nicolás - Plasencia
Iglesia de San Nicolás – Plasencia

Centro de Interpretación de la Fortaleza y la Ciudad Medieval de Plasencia

Volvemos a la plaza Mayor para dirigirnos hacia la otra oficina de turismo, donde se encuentra el Centro de Interpretación de la Fortaleza y la Ciudad Medieval de Plasencia. Desde aquí podremos subir a la Torre Lucía y recorrer parte de la muralla para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Muralla de Plasencia
Muralla de Plasencia
Muralla de Plasencia
Muralla de Plasencia

El acueducto medieval

El acueducto medieval es otro de los muchos monumentos que hay que ver en Plasencia. Se encuentra en el lado norte de la ciudad. Actualmente se conserva un tramo de 300 metros con sus 55 arcos.

El acueducto medieval - Plasencia
El acueducto medieval – Plasencia

Parque de los Pinos

Por último nos dirigimos al parque los Pinos, no lo teníamos en la lista pero nos lo recomendó la oficina de turismo. El parque los Pinos es un gran parque urbano lleno de patos, pavos reales, tortugas, conejos,… Cuando nos referimos que hay pavos, no es que tienen una pareja de pavos dando vueltas por el parque, sino que en este caso hay al menos una veintena de ellos tanto machos como hembras. Muy recomendable para ir con niños, porque si nosotros disfrutamos como unos enanos no te decimos como lo harán ellos.

Parque de los Pinos en Plasencia
Parque de los Pinos en Plasencia
Parque de los Pinos en Plasencia
Parque de los Pinos en Plasencia
Parque de los Pinos en Plasencia
Parque de los Pinos en Plasencia

Y aquí terminamos nuestra ruta por lo mejor que ver en Plasencia, esperamos que lo disfrutéis.

Más información de Plasencia

Oficina de Turismo de Plasencia: https://www.plasencia.es

Dónde comer en Plasencia

Los más recomendables son:

  • El Tentempié (C/ Santa Maria 11): gran variedad de tapas elaboradas y raciones
  • El Español (Plaza del Mayor 32): una ubicación inmejorable para tomar unas raciones.
  • Restaurante Puerta de Talavera (C/ Talavera, 30): una opción para una comida más elaborada a buen precio.

Como alternativa a los bares, os proponemos un asador de comida para llevar que se encuentra muy cerca del parque los Pinos con una calidad-precio inmejorable, además enfrente hay un parque con merendero donde poder comer tranquilamente.

Dónde dormir en Plasencia

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los cientos de alojamientos de la ciudad, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de Plasencia:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

5 Comments

Responder a Paco Piniella Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*