Ruta por la provincia de Teruel: ¿Qué ver en Albarracín? [Actualizado 2020]

Albarracin

Emplazada sobre la colina de los Montes Universales, encontramos el pueblo de Albarracín rodeado por un lado por el río Guadalaviar y por el otro por su recinto amurallado que termina en el castillo. Poco se puede decir de este pueblo tan pintoresco para expresar toda su belleza. Por un lado las casas colgadas hacia el río, sus calles empinadas y estrechas y su arquitectura popular con su tono rojizo característico.

¿Cómo llegar a Albarracín?

  • En coche

La mejor forma de llegar a Albarracín es en coche. Desde Madrid podemos coger la A-2, seguir por la N-211 en Alcolea del Pinar, para llegar a Monreal del campo y enlazar con la A-23 hasta llegar al cruce que se dirige a Albarracín. Tienes un parking a la entrada del pueblo para que puedas dejar el coche y moverte caminando.

  • En transporte público

Existe un autobús desde Teruel que recorre la Sierra de Albarracín pero con muy poca frecuencia. Te dejo la web de la estación de bus de Teruel, para que puedas consultar los horarios.

¿Qué ver en Albarracín?

Un poco de historia

Su origen se sitúa en la ciudad romana de Lobetum, germen de la que sería la visigoda Santa María de Oriente. La primera denominación árabe fue Alcartam pero fue renombrada como Albarracín en el siglo XI. A partir del siglo X, Albarracín comenzó a construir sus murallas y la Torre del Andador.

En 1170 el emir conocido como “El rey Lobo” cede la fortaleza al caballero navarro Pedro Ruíz de Azagra, que junto a sus descendientes instituye en ella un rico y próspero señorío independiente de Castilla y Aragón. De este periodo data la famosa leyenda de Doña Blanca, la hermana menor de un rey aragonés que tuvo que exiliarse a Castilla por la inquina de su cuñada la reina. De camino a su destino se detuvo en Albarracín alojándose en la que hoy es conocida como la Torre de Doña Blanca; murió en su interior y ahí sigue enterrada. Desde entonces, algunos vecinos de Albarracín juran que en las noches de luna llena, el espíritu de Doña Blanca sale de la torre y se dirige al río para desaparecer.

Albarracín es conquistada en 1285 por Pedro III de Aragón, incorporándose formalmente a este reino 15 años después. Durante años se refuerza su sistema defensivo, mientras que en el exterior se instala progresivamente fabricantes de paños e hilados.

Durante la Guerra de la Independencia Albarracín fue un importante foco de resistencia, por lo que los franceses bombardearon las instalaciones textiles de los barrios marcando el inicio del declive económico de una ciudad. En la I Guerra Carlista fue también un bastión insurgente, lo que provocó combates y que en 1839 se trasladara el obispado a la ciudad de Teruel. Y con la Guerra Civil volvió a ser duramente castigada por los dos bandos. A pesar de tantos combates pervive gran parte de su rico patrimonio, y hoy en día Albarracín es uno de los pueblos más bonitos de Aragón.

El Paseo fluvial por el río Guadalaviar

Iniciamos nuestro recorrido desde la oficina de turismo (existen otra oficina al lado de la catedral) en la entrada del pueblo.

Nota: Concretar la visita al alcázar y la Catedral desde la Oficina de Turismo, ya que solo podréis verlos mediante visita guiada. Si es posible reservar previamente antes de ir, somos muchos los que hemos llegado y lo hemos encontrado todo cerrado. Así que reservar las visitas previamente. Tienes dos opciones, El Andador y la Fundación Santa María. Cada una ofrece diferentes itinerarios por la ciudad.

Desde aquí podemos coger la senda por el paseo fluvial que recorre el meandro del río Guadalaviar. Es una ruta fácil de entre 1 o 2 horas. A lo largo del recorrido encontramos dos lugares curiosos, este puente colgante, que aprovechamos para cruzarlo varias veces (somos como niños), y a continuación una pequeña noria que subía el agua a una acequia.

Sendero Fluvial - Albarracín
Sendero Fluvial – Albarracín
Paseo Fluvial de Albarracín
Paseo Fluvial de Albarracín

La Plaza Mayor

Como ya comentamos todo el pueblo en si es un monumento, por lo que hay que disfrutar de la arquitectura de sus diferentes calles. Aunque dar un paseo puede hacerse algo duro debido a las fuertes cuestas y pendientes del casco antiguo, es parte de su encanto. Acuerdate de lleva calzado cómodo y no será tan duro. Nuestra primera parada es la plaza Mayor, de igual aspecto a otras plazas mayores castellanas.

Playa Mayor de Albarracín
Playa Mayor de Albarracín

Fíjate bien en la casa que hay junto al Ayuntamiento, tiene un balcón esquinero. Como curiosidad, os diremos que este edificio está reproducido en el famoso Pueblo Español de Barcelona.

No olvides atravesar el Ayuntamiento por los soportales, al otro lado os espera un magnífico mirador con la parte más bonita de Albarracín.

Panorámica de Albarracín
Panorámica de Albarracín

La Casa Azagra (la casa azul de Albarracín)

Esta casa del siglo XVII perteneció a la familia Navarro de Arzuriaga que llegó a tener un gran poder económico. 
Es famosa por ser la única casa del todo el pueblo que está pintada de azul. La puedes encontrar en la calle del mismo nombre.

La Casa Azagra - Albarracín
La Casa Azagra – Albarracín

Cuenta la leyenda, que un mozo de la familia, en una de las trashumancias a Andalucía, se enamoró de una joven de La Carolina (Jaén) y le prometió que si se casaba con él, no echaría de menos su tierra. Así que remodeló la casa, la llenó de geranios, puso rejas andaluzas en las ventanas y la pintó con cal y azulete, tal como se llevaba en aquel entonces en Andalucía. Y así vivieron felices para siempre.

Casa de la Julianeta

Seguimos por la calle de la derecha en dirección a la casa de la Julianeta, una de las casas más representativas de la arquitectura de la zona. No te olvides de hacer la foto desde el arco de entrada, enmarcado la casa, es una de las fotos más típicas de Albarracín.

Casa de la Julianeta - Albarracín
Casa de la Julianeta – Albarracín

La muralla

Son varios los miradores desde el que se puede ver la muralla de Albarracín como va subiendo colina arriba. Desde la parte alta de la villa, sale una pista que nos permite recorrerla. Incluso en un punto de la muralla hay una abertura que nos permite cruzar al otro lado de la muralla para poder verla por ambos lados.

Muralla de Albarracín
Muralla de Albarracín
Muralla de Albarracín
Muralla de Albarracín

Sin no tienes miedo a las alturas (no hay barandilla y subes a una altura considerable), es una vista estupenda, y desde arriba podrás ver todo Albarracín al completo.

Panorámica de Albarracín
Panorámica de Albarracín

La Catedral del Salvador

Tras recorrer la muralla, seguimos en dirección a la Catedral del Salvador. El templo está asentado sobre los restos de un antiguo iglesia románica de finales del siglo XII. En el siglo XVI se realizó una gran reforma que le dio su configuración actual.

No pudimos acceder ya que solo se abre con las visitas guiadas que hace la Fundación Santa María.

Catedral de Albarracín
Catedral de Albarracín

Justo enfrente de la Catedral tenéis otro mirador, no os lo perdáis.

Mirador de la Catedral - Albarracín
Mirador de la Catedral – Albarracín

Alcázar de Albarracín

Muy cerca de la catedral también encontramos el Alcázar de Albarracín. La visita se hace con la visita guiada desde la oficina de turismo, así que informaros bien y concretar la reserva, si es posible, previamente.

Alcázar de Albarracín
Alcázar de Albarracín

EL Museo del Juguete

Situado en una casa del Arrabal, encontramos este museo en el que en las diferentes habitaciones de la casa se expone una visión retrospectiva del mundo del juguete. Su dueño es Eustaquio Castellano, un coleccionista con un especial cariño a los juguetes, que le llevó a crear una Fundación familiar y a la construcción de este museo.

Museo del Juguete - Albarracín
Museo del Juguete – Albarracín

Más información

  • Horario:
    • 1 de abril al 31 de octubre: de martes a sábados de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00. Domingo de 11:00 a 14:00
    • 1 de noviembre al 31 de marzo: sábados de 11:00 a 14:00 y 16:00 a 19:00. Domingo de 11:00 a 14:00
  • Precio: 3 € general / 1,5 € niños / 2,5€ reducida
  • Web: http://www.museodejuguetes.com

Si quieres conocer la historia de Albarracín pásate por el Museo de Albarracín, ubicado en un antiguo hospital, es el mejor punto para entender la historia de la localidad.

La Torre blanca

Ya llegando al final del pueblo, nos topamos con la Torre blanca, una de las torres defensivas de Albarracín. En su interior alberca un centro de exposiciones, para acceder hay unas escaleras exteriores con vistas al cementerio, así que no son actas para supersticiosos y personas con vértigo.

La Torre Blanca - Albarracín
La Torre Blanca – Albarracín

>>En los alrededores


Finalizado nuestro recorrido por el pueblo de Albarracín, si nos quedamos con ganas de más, te proponemos varias alternativas.

Pinares del Rodeno y Pinturas Rupestres

Una es coger el coche por la carretera que sale por detrás de la oficina de turismo, a 4 km tenemos el parking-merendero (puedes aprovechar para hacer un picnic entre los pinares). Desde aquí, comienzan varias rutas de senderismo que te llevan a las cuevas de arte rupestre levantino. Hay diferentes cuevas con pinturas rupestres: el Prado del Navazo, Doña Clotilde y la Cocinilla del Obispo.

Pinares del Rodeno - Albarracín
Pinares del Rodeno – Albarracín
Pinares del Rodeno - Albarracín
Pinares del Rodeno – Albarracín

A la entrada tenemos un centro de información, con todos los carteles y señalizaciones para empezar nuestra ruta. Si vais con niños os recomendamos el S2 por ser circular y la más corta y sencilla.

Los senderos qué recorren las cuevas están perfectamente señalizados, con accesos habilitados para contemplar las pinturas. En cada una de las pinturas encontrarás un texto explicativo y una foto por si te cuesta visualizarlo.

Pinturas rupestres de Albarracín
Pinturas rupestres de Albarracín
Pinturas rupestres de Albarracín
Pinturas rupestres de Albarracín
Pinturas rupestres de Albarracín
Pinturas rupestres de Albarracín

Cuando fuimos nosotros había varías indicaciones para visitar un museo llamado “Trebuchet Park” sobre armas de asedio. Curiosamente su dueño es un amante de estar armas del medievo y se dedicaba a hacer replicas a tamaño real. Hace unos años, ante la falta de interés del Ayuntamiento de Albarracín, ofreció trasladar el museo al mejor postor. Finalmente se ofreció el Castillo de Belmonte, así que si lo ves todavía por algún lado que sepas que ahora lo puedes encontrar aquí.

Nacimiento del Tajo

A una media hora en coche desde Albarracín (unos 38 km) está el Nacimiento del Tajo. Para llegar hasta aquí, has de pasar los pueblos de Royuela, Calomarde y Frias. A unos 10 km de Frías está la indicación del desvío (prácticamente está al lado de la carretera).

Para a mitad de camino en la Cascada Batida en Calomarde, está indicado y tiene parking, no tiene perdida, no te arrepentirás.

Nacimiento del Tajo
Nacimiento del Tajo

Una vez en el parking, tenemos una zona con merenderos y un monumento (un poco raro). Desde aquí parten varias rutas de senderismo.

Cascada Molino San Pedro

La Cascada del Molino de San Pedro se encuentra en el municipio de El Vallecillo, un pueblecito de la Sierra de Albarracín. Al lado de la cascada se encontraba el antiguo Molino de San Pedro, que se encuentra derruido y prácticamente irreconocible. Este molino tuvo gran actividad en la zona desde 1505 hasta mediados del siglo XX.

La cascada no cuenta con un aparcamiento como tal, los coches se suelen aparcar en los espacios más anchos de la pista que conduce hasta El Membrillo. Desde allí, el último tramo de bajada a la cascada lo tenemos que realizar andando, siguiendo la senda trazada por el paso de la gente (no hay señalización).

Cascada del Molino de San Pedro
Cascada del Molino de San Pedro

Si no os importa andar un poco más, os recomendamos realizar la ruta que va desde El Vallecillo, saliendo del mismo pueblo, y que recorre el entorno de Los Ojos del río Cabriel hasta llegar a la Cascada. Es una ruta preciosa y muy sencilla.

Más información sobre Albarracín

Oficina de Turismo de Albarracín: http://www.comarcadelasierradealbarracin.es

Dónde comer en Albarracín

En la plaza Mayor y las calles que salen desde aquí están llenas de bares, principalmente se lleva el tapeo, y por suerte los precios no son caros. Nuestra recomendación:

  • El Buen Yantar (Calle del Chorro, 1): restaurante con platos originales y una buena relación calidad-precio.
  • Bar Casino (Calle Azagra, 16): ideal para ir a tomar unas buenas raciones, lo mejor la hamburguesa de ciervo con queso de Albarracín.
  • La Despensa (Calle del Chorro, 18): a base de embutidos, quesos, montaditos y tapa clásica como las migas.

Dónde dormir en Albarracín

Nosotros estuvimos en el Hotel Arabia, las habitaciones están muy bien y el precio es adecuado, como punto negativo los recepcionistas no son muy agradables. Éste y otros alojamientos los podéis aquí:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

15 Comments

  1. Hola Alicia,

    Acabo de descubrir vuestro blog y me ha sorprendido la cantidad y calidad de los artículos que publicáis, de toda España. Ya me he suscrito para recibirlos en el correo y sacar ideas para futuras escapadas.

    Yo soy de Teruel, de la zona de Gúdar-Javalambre (Mora de Rubielos, Rubielos de Mora, Puertomingalvo, Linares de Mora…), que os recomiendo para vuestros futuros viajes, porque os van a encantar sus pueblos. También os recomiendo la zona del Matarraña (Valderrobres, Calaceite, Beceite…). Sin duda, la provincia de Teruel ofrece muchos rincones en los que perderse.

    En nuestro blog hemos escrito sobre estas zonas y otros atractivos de Teruel, por si os sirve de utilidad.

    Un saludo.

    • Muchas gracias Miguel Ángel por tus palabras, la provincia de Teruel es una asignatura pendiente sólo pudimos estar en Teruel capital y Albarracín, los pueblos que me indicas están en mi lista, pero sin coche por ahora es complicado acercarnos ya que uno de los principales problema que siempre a tenido Teruel es la comunicación, lo que nos limita bastante para poder conocerla más a fondo, un saludo

1 Trackback / Pingback

  1. Un pueblo con mucho encanto. ¿Qué...

Responder a Alicia García Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*