Ruta por la Sierra de Francia. Ruta de Las Batuecas

Las Batuecas

El Valle de Las Batuecas es el lugar ideal para disfrutar de la naturaleza. Pasear junto al río Batuecas rodeados de formaciones rocosas y su espesa vegetación, invita a la relajación y a dejarse sorprender por la belleza del entorno. Hoy recorremos una de las rutas más conocidas de la Sierra de Francia, El Chorro de las Batuecas.

Durante siglos fue un lugar aislado donde disfrutar de la paz y la tranquilidad, lo que atestigua su monasterio de San José, por el que han pasado muchos viajeros para pasar largas temporadas de recogimiento y meditación. Más allá del aspecto espiritual del valle, sorprende por su vegetación y por el agua que aporta el río Batuecas. Un lugar ideal que supieron valorar los primeros hombres prehistóricos que dejaron su impronta en la zona en forma de pinturas rupestres como el que podemos ver en el Canchal de las cabras pintadas.

Río Batueca - Sierra de Francia
Río Batueca – Sierra de Francia

Nuestra ruta comienza en La Alberca, desde la Casa del Parque, situada en la Avenida de Las Batuecas. En este recinto podemos obtener información sobre las diferentes rutas y los pueblos que forman parte del parque natural.

Sendero PRSA-10 La Alberca-Las Batuecas
Sendero PRSA-10 La Alberca-Las Batuecas

Algunos tramos tienen una cierta pendiente por lo que es recomendable ir con ropa cómoda y material para hacer senderismo. Las mejores fechas son en otoño ya que los árboles dibujan una estampa preciosa y evitaremos el calor excesivo del verano, salvo que queramos bañarnos en alguna de las pozas.

Desde aquí tomamos la carretera SA-201, en dirección hacia Las Mestas (Cáceres). Tras el pueblo veremos las indicaciones para entrar al parque. Una vez dentro hasta un aparcamiento pequeño que tiene reservadas plazas para personas con movilidad reducida, y un segundo parking que se encuentra a kilómetro y medio donde también se puede aparcar.

Hay un sendero que une ambos estacionamientos, ya que la ruta comienza desde el primer parking. Se trata de un sendero adaptado que cuenta con varios carteles informativos sobre la flora y la fauna del Parque Natural. El recorrido se realiza por una pasarela de madera. Por tanto, es accesible para personas con movilidad reducida y carritos de bebé (que fue nuestro caso).

Ruta por Las Batuecas
Ruta por Las Batuecas

Este tramo nos lleva hasta el puerto de El Portillo, un magnifico mirador situado a 1200 metros de altura. Desde aquí tenemos una visión completa del valle, además de ser un punto de observación de aves como el buitre leonado, típico de esta zona.

Ruta por Las Batuecas
Ruta por Las Batuecas

El siguiente tramo es uno de los más duros con un desnivel de 700 m, hasta llegar al monasterio de San José. La situación aislada del monasterio ha permitido ser desde siglos un lugar de meditación, donde muchos monjes venían a pasar largas temporadas. Actualmente sigue haciendo esta función por lo que no se permite el acceso, pero con un poco de suerte podemos encontrar algunos de los monjes de camino a alguna de las ermitas.

Monasterio de San José
Monasterio de San José

Continuamos la ruta desde el monasterio, tomando el sendero que vemos a la izquierda de la puerta y que no abandonaremos hasta llegar a la cascada del Chorro a 5,5 km de este punto. El sendero que va paralelo al río Batuecas, durante el recorrido podemos ver pinos, eucaliptos, tejos y robles. Además de diferentes ermitas repartidas por el sendero, como lugar de rezo para los monjes del monasterio.

Camino de Las Batuecas
Camino de Las Batuecas

Nuestro primer alto del camino, en una explanada dónde encontramos una serie de carboneras. Esta zona desde antaño, ha sido utilizada para la producción de carbón vegetal. El proceso era muy sencillo se apilaban troncos formando un cono que luego era recubierto con una capa de tierra, en la parte superior se hacía un chimenea donde se introducía las brasas. La combustión en ausencia de oxigeno permitía crear carbón a los pocos días.

Camino de Las Batuecas
Camino de Las Batuecas

Sólo está señalizado el tramo que conduce hasta los abrigos rupestres, marcas blancas y verdes. A partir de aquí tendremos que seguir los hitos de piedra que marcan el sendero. Siempre caminaremos paralelo al río Batuecas.

Fuente Ruta de las Batuecas
Fuente Ruta de las Batuecas

Una vez pasado el lugar conocido como Las Catedrales, iniciaremos una subida algo empinada por una pedrera en zig-zag, y seguiremos hasta llegar a la Cascada del Chorro. Hay una poza donde podremos tomar un baño si aprieta el calor. También se puede subir a la parte alta del Chorro por un camino que pasa por la derecha de la caída de agua y poder fotografiarlo desde lo alto.

Poza de las Batuecas
Poza de las Batuecas

El regreso lo realizamos por el mismo lugar. Pero antes nos pasamos por los dos abrigos rocosos que no vimos en el trayecto de ida, el Canchal del Zarzalón y el de las Cabras Pintadas, ambos se encuentran a pocos metros del cartel. Veréis que hay una reja protegiendo la pintura ya que se encuentra gravemente dañada por los vándalos. Para acceder al de las Cabras Pintadas deberemos subir un poco más, pero es fácil de encontrar.

Canchales de las Batuecas
Canchales de las Batuecas

De regreso continuaremos por el mismo camino hasta llegar de nuevo al Monasterio y al aparcamiento.

Más información

  • Duración del recorrido: 3 horas, 11 km (ida y vuelta).
  • Dificultad: Baja.
  • Tipo de camino: pista forestal y sendero.

Dónde dormir

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los de alojamientos de la zona, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de la Sierra de Francia:

También te puede interesar…


Los costes de este blog se sufragan mediante enlaces de afiliación, que hacen que ganemos una pequeña comisión si reservas algún producto a través de los mismos. No tiene ningún coste adicional para ti y los enlaces solo son a sitios que recomendamos y que hemos utilizado nosotros mismos.

3 Comments

  1. gracias por toda la información, me está viniendo muy bien para conocer esa zona, ya que ahora vamos unos días. GRACIAS

  2. Los veranos los paso por la Sierra de Francia y dan dome buenas caminatas al tiempo que disfruto de su bella naturaleza de la que me encanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*