Ruta por la provincia de Ciudad Real: ¿Qué ver en Puerto Lápice?

Puerto Lápice

Puerto Lápice debe su nombre al puerto que forma la Sierra Calderina y las primeras estribaciones de los Montes de Toledo, un paso natural entre el centro y el sur de la península, y en cuyo subsuelo abunda la piedra lapicera. La denominación más antigua que se conoce es la de Ventas de Puerto Lápice, debida a las numerosas ventas que durante siglos dieron aposento a los viajeros en estas tierras de paso. Aún quedas varias, a pesar de que, desde que la autovía dejó el pueblo a un lado, los viajeros han disminuido.

Otra de las señas de identidad de la villa, es su vinculación cervantina, ya que Don Quijote de La Mancha, hace referencia a Puerto Lápice, del cual decía: «… que no era posible dejar de hallarse mucha y diversas aventuras, por ser lugar muy pasajero…». En la segunda salida es citado varias veces y en una de sus ventas sitúa a varios personajes.

¿Cómo llegar a Puerto Lápice?

– En coche

Desde Madrid tomar la A-4 hasta la salida 135 o 136.

– En transporte público

Podemos llegar en autobús con las empresas: Alsa, La Sepulvedana y Samar.

¿Qué ver en Puerto Lápice?

La Plaza Mayor es una bella plaza manchega, con soportales de maderas a dos alturas. Un lugar de encuentro para vecinos y visitantes. En ella se celebran las fiestas patronales, bailes y teatros al tener forma de corral de comedias.

Plaza de la Constitución
Plaza de la Constitución

Junto a ella, una pequeña plazuela circular podemos ver una noria con sus cangilones y, a su alrededor, bancos alicatados de cerámica en la que se reproducen algunas frases del Quijote. En la esquina, junto a la biblioteca municipal, encontramos una estatua de Cervantes sentado en su escritorio.

Siguiente la calle Cervantes llegamos a la famosa Venta del Quijote, que data del siglo XVII y cuyos dueños la mantienen con un aspecto pintoresco para atraer a los turistas que pasan por aquí. En su interior encontramos un museo sobre El Quijote y un restaurante.

Venta del Quijote
Venta del Quijote

A su lado encontramos la Iglesia Parroquial del Buen Consejo (1859). De ella destacan elementos neorrománicos y las arquivoltas de la entrada. En los muros se abren grandes ventanales que llenan de luz el interior.

Iglesia Parroquial del Buen Consejo
Iglesia Parroquial del Buen Consejo

La patrona del pueblo, la Virgen del Buen Consejo, y el patrón, San Antonio Abad son dos de las imágenes más veneradas. Junto a ellas, la Virgen de los Dolores, el Santísimo Cristo de Medinaceli y la talla del Cristo Yaciente.

Casi al final del pueblo encontramos la Ermita de San José. En su origen fue el cementerio primitivo del municipio. No será hasta los años 60 cuando se transforme en la actual ermita. Se trata de un pequeño recinto que recuerda a un corral con sus abrevaderos y la pequeña capilla.

Ermita de San José
Ermita de San José

Y como buena ruta cervantina no podían faltar los molinos de viento. Para llegar a ellos hay que dar un paseo de unos 20-25 minutos cuesta arriba.

En 1925 todavía quedaba un molino en funcionamiento. A él accedían los vecinos para moler trigo, bien a través de la senda para caballerías situada en su parte este, o bien a través del camino llamado de La Nava para los carros. Este molino contaba además con una caseta del molinero y una pared divisoria que permitía guardar el ganado.

Molinos
Molinos

En 1953, Información y Turismo decidieron reconstruir un segundo molino. Y posteriormente el tercero de ellos, por lo que actualmente podemos contemplar tres de ellos.

Puente romano
Puente romano

Terminamos de camino de vuelta al pueblo, pero antes nos acercamos a ver la calzada romana. Se encuentra restaurada, aunque la estructura superior que se le ha añadido le quita bastante encanto.

Más información

Web Ayuntamiento: https://www.puertolapice.es/

Dónde comer

Siguiendo las recomendaciones que nos dieron en el pueblo descartamos comer en la Venta del Quijote, que como nos dijeron era una atracción para turistas, y que se come mal y caro. Así que optamos por el Mesón de Cervantes, en la plaza de la Constitución, es recomendable comer de raciones ya que el menú del día es un poco escaso.

Dónde dormir

Si quieres hacer la ruta de los molinos de Ciudad Real y visitar Tembleque, Consuegra, Herencia, Puerto Lápice y Villanueva de los Infantes, aquí tienes los alojamientos de la zona.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*