Ruta por la provincia de Cáceres: Ruinas romanas de Cáparra

Caparra

Hoy nos acercamos al Yacimiento Romano de Cáparra, situado a pocos kilómetros de la ciudad cacereña de Plasencia, en el término de Oliva de Plasencia. Una ciudad que bajo el dominio romano llegaría a convertirse en un importante nudo de comunicaciones entre Emérita Augusta (Mérida) y Artúrica Augusta (Astorga) que formaban la Vía de la Plata. Esta situación estratégica le aseguró un lugar preferente entre los municipios romanos de la Lusitania e impulsando su desarrollo urbanístico.

¿Cómo llegar a Cáparra?

En Coche. Desde la A-66 (Autovía de la Plata) a pocos kilómetros de Plasencia, tomando el desvío a Guijo de Granadilla – Oliva de Plasencia. O también por ir por la salida de Villar de Plasencia, en dirección al Embalse de Gabriel y Galán. A partir de ahí podremos ver las indicaciones al yacimiento.

El horario de visitas es: En verano, (de junio a septiembre) de 10:00 a 14:00 y 17:00 a 20:00. En invierno, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00.

¿Qué ver en Cáparra?

En unos inicios Cáparra fue una villa bretona, en la frontera con la zona de Lusitania. Tras la ocupación romana, la villa adquirió gran importancia como punto de paso en las comunicaciones norte-sur, lo que luego se convertiría en la Vía de la Plata.

Los romanos concedieron inicialmente a Cáparra el estatus de ciudad estipendiaria (pagaban impuestos al Imperio pero tenían derechos como su propia moneda y sus tierras). Posteriormente recibiría el estatus de Municipium, con lo que sus habitantes pasaban a ser ciudadanos romanos de pleno derecho. A partir de ese momento Cáparra entra en una etapa de crecimiento y desarrollo como ciudad, siguiendo la arquitectura propia de las ciudades romanas.

Yacimiento de Cáparra
Yacimiento de Cáparra

Empezamos la visita desde centro de interpretación, en su interior una sala de audiovisuales nos recrea las distintas zonas de la ciudad. En las salas adyacentes tenemos una serie de paneles informativos sobre las costumbres, utensilios y principales usos de cada una de las zonas que formaban Cáparra.

Tras entender un poco como era la ciudad, salimos al exterior. Un camino de grava marca el sendero a seguir. Lo primero que veremos son algunas tumbas que ocupaban la antigua necrópolis de la ciudad.

El recorrido nos lleva después hasta los restos del anfiteatro y la puerta suroeste. Amurallada en su totalidad, Cáparra tenía tres puertas de acceso, situadas respectivamente al sureste, este y oeste. Dos eran las vías principales que vertebraban la ciudad, el cardo y el decumano. Ésta última coincidente con el trazado de la Vía de la Plata a su paso por su trazado urbano, y delimitada en sus extremos por las puertas del este y el oeste.

Anfiteatro
Anfiteatro

En el centro del yacimiento encontramos el arco de Cáparra, símbolo indiscutible del yacimiento. El arco tiene una altura de unos 13 metros. Se trata de un arco cuadriforme que se eleva sobre cuatro pilares que forman cuatro arcos de medio punto. En los laterales que dan a la calzada romana hay unos pedestales en los que estarían probablemente estatuas representativas de la época. Es el único arco de este tipo que se conserva en España.

Arco de Cáparra
Arco de Cáparra

El arco da paso al Foro, el edificio más importante de las ciudades romanas. Tenía acceso a través de tres puertas situadas frente al arco (paralelas a la calzada romana). En su interior se encontraba la basílica, un pórtico abierto que incluía un pequeño templete en el que se desarrollaban los juicios. En la parte derecha del Foro se encontraba la Curia. Y en la parte del fondo del edificio del Foro se encontraban tres templos cuyas puertas se situaban alineadas con las tres puertas de acceso al Foro.

El otro edificio importante era las termas públicas, de planta cuadrada dividida en diferentes dependencias: oficinas, almacenes y los baños propiamente dichos.

Termas
Termas

Finalizamos por el decumano, en él se aprecia todavía el enlosado de la Vía de la Plata, la línea de pórticos que la flanqueaban, y los restos de las fachadas de algunas domus romanas

Domus
Domus

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

También te puede interesar…

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*