Ruta por la provincia de Cuenca: Lagunas de Cañada de Hoyo

Lagunas de Cañada de Hoyo
Lagunas de Cañada de Hoyo

Cuenca sigue siendo una de las provincias más desconocida, ya hemos hablado de lugares tan únicos como la Ruta de las Caras de Buendía, los murales de arte urbano de El Provencio o villas tan monumentales como Huete, Villanueva de la Jara o San Clemente. Pero hoy vamos a visitar uno de los rincones más singulares de la serranía conquense, las Lagunas de Cañadas de Hoyos. ¿Y por qué son tan singulares? Pues resulta que estas lagunas son de diferentes colores y van cambiando de color a lo largo del año… y no, no es porque le echen ningún colorante al agua.

Empecemos por hablar sobre las lagunas. He de decir, que son en realidad torcas de origen kárstico. Lo que significa que es un agujero en el suelo debido a que cedió una cueva que había justo debajo. Es fácil entender que por efecto del agua, la roca caliza se fue disolviendo, y ésta al derrumbarse dejo este curioso hueco en el suelo. Si a esto añadimos que el nivel freático va lo suficiente alto para que el agujero se llene de agua tenemos una laguna en medio del campo. En esta zona se dan los dos casos torcas con agua y torcas sin agua, según la altura a la que nos encontremos.

Pero las que nos ocupa y las que son más curiosas, son las que forman el conjunto de 7 lagunas permanente. En el grupo superior, a unos 985 metros sobre el nivel del mar, se encuentran la Laguna Gitana, Laguna Tejo y el Lagunillo Tejo. En el grupo inferior tenemos la Parra, Cardenillas, Lagunillo Tortugas y Llana.

¿Cómo llegar?

Desde Cuenca capital tomamos la N-420 en dirección Sur desviándonos hacia Cañada del hoyo por la CUV-9142. A los pocos Kilómetros veremos el desvío hacia las lagunas donde se encuentra el parking de tierra. Desde aquí nos podemos mover tranquilamente andando para recorrer las 3 lagunas del grupo superior.

Recorriendo las lagunas

Saliendo del parking enseguida veremos la primera de las lagunas. Una de las cosas más llamativas de las Lagunas de Cañada del Hoyo, es que cada una tiene un color diferente debido a los microorganismos que viven en ella y que hacen que el agua cambie de tonalidad.

Sendero de las lagunas
Sendero de las lagunas

La primera que encontramos es el Lagunillo del Tejo con sus aguas completamente negras, por lo que también se le suele llamar la laguna negra. Al estar muy cerca de la segunda laguna muchos más grande que esta, se le puso “lagunillo” del Tejo, en alusión a los Tejos que hay en sus inmediaciones.

Lagunillo del Tejo
Lagunillo del Tejo

Seguidamente tenemos Laguna del Tejo, cuatro veces más grande que la anterior y en un color azul verdoso.

Laguna del Tejo
Laguna del Tejo

Retrocediendo de nuevo hasta el parking, tomamos el camino a la Laguna de la Gitana. Cuyo nombre se debe a una leyenda sobre una historia de amor entre dos gitanos de clanes rivales, a lo Romeo y Julieta. Esta laguna, tiene una curiosidad científica, ya que es una laguna meromíctica. Esto se aplica a los lagos que tienen la característica que las aguas de las capas profundas no se mezclan nunca con las capas superficiales. Sin embargo, en periodos de altas temperaturas, el carbonato cálcico precipita permitiendo que ambas capas se mezclen. De esta forma, durante unos días la laguna se torne en un color blanquecino.

Laguna de la Gitana
Laguna de la Gitana

Con esto terminaríamos las tres lagunas del grupo superior. Por lo que solo nos queda volver al parking. Si queremos visitar las otras 4 lagunas debemos dirigirnos a la finca de las “Siete Leguas”. Ya que pertenecen a una propiedad privada. Más concretamente al Marqués de Cantarranas.

Las laguna se acceden por el sendero llamado “Sendero de las Lagunas”, para visitar estás últimas hay que pagar una entrada de 2,50 € y son solo visitables los fines de semana (principalmente en verano). Por eso es conviene ponerse en contacto con los dueños, porque no siempre está abierto.

Dentro de la finca, la más curiosa es el Lagunillo de la Tortuga, ya que hace un año, sus aguas se volvieron completamente rosa. Esto se debió a las bacterias que lo habitan, y que realizan su ciclo fotosintético basado en el azufre. Debido algún cambio en el entorno, ascendieron a la superficie, dejándose apreciar estas tonalidades rosáceas a simple vista.

Lagunillo de la Tortuga
Lagunillo de la Tortuga

La ruta por los dos niveles tiene una duración de una hora y media aproximadamente, siempre dependiendo de nuestro ritmo y las paradas que realicemos. Recordar llevar calzado y ropa adecuada, y no olvidarnos de coger la cámara para inmortalizar la belleza de estas lagunas.

Más información

Dónde comer

Lo mejor es acercarnos al pueblo de Cañada de Hoyo, donde hay varios restaurantes. Nosotros estuvimos en La Venta de los Montes (Calle Pastora 16), comida abundante y casera, aun precio razonable.

Dónde dormir

Si quieres recorrer la Sierrania de Cuenca y descubrir este rincón tan curioso, estos son los alojamientos que dispones para pasar unos días de tranquilidad y en contacto con la naturaleza:

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dale un like o compártelo y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*