Ruta por los pueblos de Madrid: ¿Qué ver en Navalcarnero?

Navalcarnero
Navalcarnero

Hoy visitamos Navalcarnero, en el término del valle del río Guadarrama y a 35 km de la capital. Pese a su cercanía, esta localidad madrileña conserva todavía su ambiente de pueblo con numerosos espacios verdes.

¿Cómo llegar a Navalcarnero?

– En coche

Desde Madrid por la autovía A-5 hasta la salida en el kilómetro 31.

– En transporte público

Podemos ir a Navalcarnero en el autobús de la línea 528 que sale de la estación de Príncipe Pío.

¿Qué ver en Navalcarnero?

La villa tuvo su origen en un intento por parte de los marqueses de Moya de ocupar ilegalmente la provincia madrileña, razón por la cual el representante del concejo segoviano, Hernán Pérez, con autorización de la Corona se trasladó allí en 1499 para fundar una nueva población que llamó Navalcarnero. Para ello Hernán Pérez reunió a cinco labradores de Perales y en un sencillo acto eligió el primer ayuntamiento.

En 1627 la puebla de Navalcarnero adquirió mediante un pago a la Corona la condición de villa, escindiéndose así de Segovia, pero insertando en su propio escudo las armas del de Segovia.

Plaza de Segovia
Plaza de Segovia

En octubre de 1649, tuvo lugar la ceremonia litúrgica de velación del rey Felipe IV con su sobrina, la archiduquesa Doña Mariana de Austria, casados en Viena por poderes un año antes. La elección de Navalcarnero se debió a la costumbre de eximir durante un año de impuestos al emplazamiento en el que se celebraba la ceremonia real. Al celebrarse en una localidad tan pequeña, la Hacienda Real apenas perdió ingresos tributarios.

Empezamos la visita desde la Plaza de Segovia (siglos XVI-XVII), llamada así por la pasada pertenencia del lugar a Segovia, es un bonito ejemplo de arquitectura popular castellana que ha recibido el premio Europa Nostra. De planta irregular y fachadas de colores, está porticada en tres de sus cuatro lados.

Iglesia de la Asunción
Iglesia de la Asunción

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI), responde a distintos estilos desde el gótico al neoclasicismo. Destaca especialmente su torre mudéjar con chapitel y en el interior se guarda una carroza del siglo XVIII que sale en procesión con la patrona el día de la Concepción.

En la plaza de la Veracruz se localizan el Monumento a Jesús Casas Gómez, pintor e hijo predilecto de Navalcarnero, y la Ermita de la Veracruz, en la que se venera el Santo Entierro, joya escultórica del siglo XVIII del imaginero madrileño Juan Sánchez Barba.

Monumento a Jesús Casas Gómez
Monumento a Jesús Casas Gómez

En la plaza de Alonso de Arreo, decorada con un mural de Pirrongelli, se alza el monumento al héroe comunero Alonso de Arreo, del escultor Salvador Amaya. En el mismo punto encontramos el Museo del Vino, una antigua bodega con más de tres siglos de antigüedad. El museo expone además utensilios, maquinarias y documentos dedicados al mundo del vino.

Monumento a Alonso de Arreo
Monumento a Alonso de Arreo

Otro de los atractivos de la villa es su ruta de escultura al aire libre. Entre las obras que encontramos está: La Dama de Francisco Leiro, Torso Ibérico de Alberto Corazón, Afrodita de Francisco López Hernández, San Ignacio de Loyola de Melchor Gutiérrez, el Monumento a los encierros del escultor local Feliciano Hernández,…

Monumento al Encierro
Monumento al Encierro

Finalizamos en el Parque Histórico de San Sebastián, un jardín rehabilitado que pretende recrear la historia de la villa a través de caminos, plazas, fuentes y esculturas.

Parque de San Sebastián
Parque de San Sebastián

Si tenemos más tiempo podemos recorrer alguna de sus ermitas más antiguas como la Ermita de San Cosme y San Damián (1582), al este de la localidad; la Ermita de la Cofradía de Nuestro Hermano Jesús Cautivo del Amor (2005) en el parque del Nazareno, premiada como Mejor Interiorismo Estable; y la Ermita de San Roque (siglo XVI) al sur, fundada por el caballero de la Orden de Santiago Don Francisco de Lara.

Más información

Web turismo: http://www.turismo-navalcarnero.com/navalcarnero/turismo/

Dónde comer

Los más recomendables:

  • Las Cuevas del Príncipe (Calle Mariano González, 80): excelente el trato y calidad de sus platos, que más se puede pedir.
  • Pintxaki (Plaza de Toros s/n): una buena opción para ir de pinchos, con una opción innovadora y creativa.

Dónde dormir

Si quieres hacer una ruta por los pueblos más bonitos de Madrid, aquí puedes encontrar algunas opciones para tu alojamiento.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*