Ruta por la provincia de Cuenca: ¿Qué ver en Villanueva de la Jara?

Villanueva de la Jara

Hoy nos acercamos a Villanueva de la Jara, un lugar poco conocido por el turismo de Cuenca, pero que sorprende a quien lo visita. Y esto se lo deben a la mística, Santa Teresa de Jesús, cuyo paso por la localidad dejó un reguero de conventos que dan seña de identidad a esta localidad manchega.

¿Cómo llegar a Villanueva de la Jara?

Para ir desde Madrid debemos tomas la A-3 hasta el kilómetro 186, seguires por la CUV-8703 hasta que llegas a la N-310, a unos 14 km está Villanueva de la Jara.

¿Qué ver en Villanueva de la Jara?

Villanueva de la Jara es una villa de la provincia de Cuenca que debe su existencia a la Isabel La Católica, a la que apoyaron en su lucha por la Corona de Castilla. Gracias a esto, el 8 de julio de 1476 firmaban el Privilegio de Villazgo. Por la Jara se ha vivido los momentos más importantes de nuestra historia, desde la Guerra de Sucesión o de Independencia, las Guerras Carlistas y como no, la Guerra Civil Española. Pero si hay un hecho que ha marcado su patrimonio es la visita de Santa Teresa de Jesús.

Una vez en la población nos dirigimos hasta la plaza Mayor, donde pudimos aparcar el coche. En este magnífico lugar se ubican varias construcciones históricas del pueblo. La primera que visitamos es la Posada Massó (siglo XVI), esta típica posada castellana por suerte fue comprada por el Ayuntamiento para su restauración. Hoy alberga la Oficina Municipal de Información Turística y el Archivo Municipal y próximamente la parte de arriba será abierta para exposiciones. Es aquí donde conocimos a José Ignacio, informador turístico, que nos mostró en aquella mañana todos los encantos de la villa.

Empezamos nuestra visita por el Ayuntamiento (siglo XVI). De estilo renacentista, se le atribuye al arquitecto italiano Andrea Rodi. El edificio tiene dos plantas en cuya fachada podemos ver sus arcos de medio punto separados por columnas de orden dórico. Junto al Ayuntamiento se sitúa la Torre del Reloj enganchado a un edificio del Medievo tardío que antiguamente fueron las estancias del Concejo, la Cárcel Real y las oficinas del Pósito.

Ayuntamiento
Ayuntamiento

Terminamos la plaza con el edificio de Villa Enriqueta. Una vivienda privada construida en 1899, con una fachada que mezcla elementos del arte mudéjar, renacentista y modernista. Durante la Guerra Civil fue utilizado como hospital militar y en la actualidad es propiedad de varias familias.

Villa Enriqueta
Villa Enriqueta

Continuamos por las calles de La Jara para ver alguno de los conventos que fueron desamortizados o vendidos, como el convento de monjas Concepcionistas hoy convertido en un supermercado. Cuanto menos curioso ver un supermercado en un convento.

Super convento
Super convento

Seguimos por la calle Mayor hasta la plaza de San Francisco, donde en nuestro camino se suceden casas que conservan sus blasones en la fachada. En la plaza nos encontramos con el primer Colegio de Latinidad y Gramática construido en Cuenca. A pocos metros, en la calle Colegio, tenemos la Casa de la Música con su fachada enmarcada de almohadillado.

Empezamos nuestro camino por las huellas de Santa Teresa, la primera parada es el Convento de Santa Ana. Su fundación se debe a nueve beatas que pidieron al cura de la localidad que quería que Teresa de Jesús construyera un convento para alojarlas. Al cura le pareció buena idea, y tras varias cartas Santa Teresa accedió a venir y construir el templo en la zona donde se encontraba la ermita de Santa Ana.

Convento de Santa Ana
Convento de Santa Ana

El convento todavía alberga una comunidad de monjas de clausura por lo que solo se puede acceder a la iglesia. En su interior encontramos tres bellos retablos, además de dos coros bajos y uno alto, y el sepulcro de Ana de San Agustín.

En una calle contigua tenemos el Centro Teresiano, construido con motivo del V Centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús en una casa cedida por las Carmelitas Descalzas.

Centro Teresiano
Centro Teresiano

Debido al elenco de ciudades que forman la ruta teresiana, se intentó crear un museo especial que solo se pudiese visitar en Villanueva de la Jara. Para ello, la artista Ana Queral diseñó esta instalación en la que se representa el libro de “Las Moradas” de Santa Teresa.

Es por ello, que hay que avisar que se trata de una visita para aquellos que buscan la espiritualidad. Pero que también se puede disfrutar desde el punto de vista de su expresión artística, ya que aquí podemos observar frases del libro junto a esculturas, pinturas murales, cuadros, fuentes y todo tipo de decorados. Ante todo es una visita peculiar.

Nuestra siguiente parada nos lleva al Convento del Carmen, también obra promovida por Santa Teresa. Cuando venía de camino a Villanueva, hizo parada por el Desierto del Socorro, en La Roda, para visitar a los carmelitas descalzos que allí residían. Esto se quejaban de que al vivir en medio de la nada, no tenían donativos para mantener el templo, así que Santa Teresa, les dijo que hablaría con el alcalde de Villanueva de la Jara para que cediera un terreno donde edificar un nuevo convento para los frailes. De primeras no lo consiguió, pero tras mucho insistir le fue decido un terreno junto al anterior convento de Santa Ana.

Convento del Carmen
Convento del Carmen

Se comenzó a levantar en 1587, tras la llegada de los frailes. Actualmente solo queda en pie la iglesia, pues el resto del conjunto desapareció tras la desamortización. La arquitectura del edificio es típicamente carmelitana, tomando como prototipo el monasterio de la Encarnación de Madrid.

En el interior se encuentra el Altar Mayor con la imagen de la Virgen de las Nieves, patrona de la localidad. El presbiterio está decorado con un retablo dorado de estilo barroco y la cúpula central está ornamentada con pinturas que simulan materiales más nobles y formas con iconografía clásica carmelitana.

Accedimos al camarín para ver la imagen de la Virgen de las Nieves (siglo XIV). Cuya talla fue restaurada hace poco. Seguimos en el interior hasta subir para ver las maravillosas maquetas que representan a varios de los monumentos más emblemáticos de la villa.

Miniaturas
Miniaturas

Terminamos con la basílica parroquial de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XVI-XVII). Su origen se debe a una fortaleza, en cuya torre del homenaje se alza el campanario.

La basílica consta de tres entradas. La norte, estructurada a modo de arco del triunfo. La portada del poniente, inacabada, se quiso hacer un pórtico en la fachada pero cambiaron de idea. Y la sur, que se accede desde el patio de la fortaleza.

Basilica de la Asunción
Basilica de la Asunción

Accedimos por la segunda, que había sido restaurada con dos puertas de nueva construcción. Lo primero que vimos fue la talla del Santísimo Cristo de la Llaga en la Espalda, de gran fervor popular, sobre todo en Valencia. Otros lugares de interés son el retablo de San Martín, las capillas del Pilar y la Dolorosa o la capilla del Rosario. Para terminar con el Retablo Mayor realizado por Francisco Montllor mediante un encargo de Don Francisco Valero y Losa, natural de La Jara, y que fue arzobispo de Toledo. Dentro del retablo, merece la pena destacar el templete expositor, un curioso mecanismo de poleas que permitían durante la Eucaristía hacer aparecer la custodia ante los fieles (aunque por ahora no funciona).

Llegada la hora de comer terminamos nuestra visita a la localidad, faltándonos de ver el rollo de Justicia y alguna de las ermitas como la de San Antón.

Más información

Turismo de Villanueva de la Jara: http://www.villanuevadelajara.es/turismo.html

Dónde comer

Si quieres probar platos de la gastronomía manchega el mejor lugar es el Guisos el Lobo (Carretera de San Clemente 47).

Dónde dormir

Si quieres recorrer la provincia de Cuenca y visitar Villanueva de la Jara aquí puedes encontrar las mejores ofertas en alojamientos de la zona.

También te puede interesar

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*