Ruta por la provincia de Guadalajara: ¿Qué ver en Molina de Aragón?

Molina de Aragón

Ubicada al noreste de la provincia de Guadalajara, dentro del Parque Natural del Alto Tajo, se encuentra Molina de Aragón uno de los conjuntos monumentales más importantes de Castilla La Mancha.

¿Cómo llegar a Molina de Aragón?

– En coche

Se encuentra al noreste de la provincia de Guadalajara, a dos horas de Madrid por la A2 hasta Alcolea del Pinar, donde debemos tomar la carretera N-211. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– En transporte público

Desde Madrid, Guadalajara, Teruel o Valencia operan los autobuses de la Compañía Samar.

¿Qué ver en Molina de Aragón?

De origen celtibérico, Molina fue ya independiente en tiempos de dominio árabe, regida por el rey moro Abengalbón, amigo de El Cid Campeador.

Fue conquistada por Alfonso I el Batallador, pero su situación más accesible desde la Meseta, hace que sea repoblada por súbditos del rey de Castilla y que se genere un conflicto entre ambos reinos. Al año siguiente se la queda como Señorío independiente Don Manrique de Lara Pero duraría poco tiempo ya que en 1293, por matrimonio vuelve al reino de Castilla.

En 1369 Enrique II de Trastámara le regaló Molina a al caballero francés Bertrand Duguesclin, que le ayudó a asesinar a su hermanastro, el rey Pedro I, en Montiel. Los habitantes de Molina no aceptaron la decisión, reconociendo al rey Pedro IV de Aragón como Señor. Cambiaron el nombre de “Molina de los Caballeros” por el de “Molina de Aragón”; con la paz de Almazán de 1375 Aragón devolvió Molina a Castilla.

En 1465 el rey Enrique IV vuelve a regalar Molina esta vez a su valido Don Beltrán de la Cueva, pero los molineses tampoco aceptaron, derrotando a las tropas del valido que desistiría en tomar posesión.

Durante la Guerra de la Independencia fue un importante foco  guerrillero, por lo que las tropas de Napoleón incendiaron la villa. En reconocimiento al heroísmo de la localidad y de sus gentes, las Cortes de Cádiz le concedieron el título de Muy Noble y Muy Leal Ciudad.

Castillo
Castillo

Una vez nos acercamos a la villa, nuestra primera imagen es su impresiona Castillo, uno de los más grandes de España. Lo que demuestra el poder que tuvo este Señorío independiente. Su origen se remonta a los árabes que, durante el siglo XI, lo construyeron sobre un antiguo castro celtíbero. Además del patio de armas, que conserva la planta de una antigua iglesia románica, se conservan 4 de las 8 torres que formaban la fortaleza. En la parte más alta se encuentra la Torre de Aragón que alberga el Museo del Castillo. La visita al interior del castillo se realiza desde la oficina de turismo, a las 11:30 y 16:00 horas.

Torre de Aragón
Torre de Aragón

Entrando a la villa, nuestra primera parada es la oficina de turismo que se encuentra en el edifico de los Escolapios (siglo XVIII). Alrededor encontramos varios palacetes interesantes como el Palacio de los Molina (siglo XVI, convertido en hotel) y el Palacio del Virrey de Manila.

Nos acercamos a la Iglesia de Santa Clara. De estilo románico, fue construida en la segunda mitad del siglo XII por el maestro Pero Gómez, con piedra de sillería arenisca de color rojizo.

Iglesia de Santa Clara
Iglesia de Santa Clara

Muy cerca se encuentra la iglesia de San Pedro del siglo XVI, donde destaca la espadaña de estilo mudéjar.

Iglesia San Pedro
Iglesia San Pedro

Desde la plaza de San Pedro, nos vamos a la Plaza de España. Aquí se encuentra la Casa Consistorial con la placa que nos recuerda el título de ciudad concedido a la población en 1812.

Plaza de Espana
Plaza de Espana

Desde aquí nos adentramos a la parte más antigua de la ciudad. Desde la avenida de Arriba se extiende el Barrio de la Judería, formado por un conjunto amurallado de calles estrechas y empedradas.

Barrio Judio
Barrio Judio

Continuamos por el paseo junto al río Gallo, que nos lleva a uno de los rincones icónicos de la ciudad de Molina de Aragón. Sobre el río Gallo, se encuentra el Puente Románico o Puente Viejo, obra medieval de gran belleza construida a la par que se repoblaba la ciudad. Está formado por tres arcos escarzanos realizados también con piedra de sillería de arenisca roja.

Paseo del rio Gallo
Paseo del rio Gallo
Puente viejo
Puente viejo

En el paseo de los Adarves, enfrente del puente y el río Gallo, se sitúa el Convento de San Francisco. Fundado en el siglo XIII por doña Blanca Alfonso de Molina para que albergara su sepulcro; En su torre en lo más alto se puede ver El Giraldo, una veleta de madera con la figura de un hombre sosteniendo una bandera, que fue retocada en época barroca.

Convento San Francisco
Convento San Francisco

En la actualidad, su iglesia es utilizada como Casa de la Cultura y en el claustro se ha instalado el Museo Comarcal de Molina de Aragón, un museo que entremezcla diferentes exposiciones como fósiles, insectos, animales disecados, restos arqueológicos y una exhibición de la evolución humana.

Museo de Molina de Aragón
Museo de Molina de Aragón

Enfrente del convento, en una plaza, podemos ver una de las vistas más bonitas de la ciudad y del castillo. Pero si quieres ver las mejores vistas, dirígete a lo alto de la ermita de Santa Lucía

Mirador de Santa Lucia
Mirador de Santa Lucia

Seguimos por el Paseo de los Adarves, donde se encuentra la mayor parte de los bares y restaurantes de la ciudad. Además de varios palacios interesantes como el Palacio de Los Arias y el Palacio de los Garcés de Marcilla (sede del casino de la amistad). El final del paseo nos lleva de nuevo a la oficina de turismo, final de nuestro paseo por Molina de Aragón.

Más información

Web Castilla La Mancha: http://www.turismocastillalamancha.es/patrimonio/molina-de-aragon-60131/

Dónde comer

  • Restaurante Casino De La Amistad (Paseo los Adarves, 11): es un club social pero se puede comer sin pertenecer a él. Si bien cuando estuvimos había demasiado ruido.
  • Restaurante La Ribera (Paseo los Adarves, 4): cenamos de raciones y la comida estaba buena y de un tamaño adecuado.
  • Pensión restaurante San Juan (Calle San Juan, 5): tiene un menú del día barato y muy bueno.

Dónde dormir

Nosotros nos alojamos en la pensión San Juan, situado junto a la parada de autobús. Las habitaciones eran nuevas y tiene su propio restaurante y bar donde comer a buen precio. Éste y otros alojamiento los podéis reservar aquí.

También te puede interesa…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*