Ruta por la provincia de Cáceres: ¿Qué ver en Coria?

Coria

Coria es una de las poblaciones más importante del Valle del Alagón. Cuenta con un interesante conjunto monumental, declarado bien de interés cultural, y una gran vinculación a la cultura del toro.

¿Cómo llegar a Coria?

– En Coche

Desde Madrid tomamos la A5 hasta Navalmoral de la Mata. Tomamos después la EX-A1 que nos llevará directamente a Coria. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– En transporte público

Existen algunos autobuses a Cáceres y a Madrid pero con poca frecuencia, por lo que no queda más remedio que ir en coche.

¿Qué ver en Coria?

La población tiene su origen en la tribu celta de los Vetones que la llamaron Caura. Con los romanos pasó a denominarse Castrum Cecilium Cauriensis. Posteriormente, y tras la construcción de las murallas y el acueducto, comenzó a denominarse Caurium, recuperando el topónimo prerromano.

Los musulmanes le cambiaron el nombre por Medina Kauria. Tras su conquista por las tropas del rey Alfonso VII de León en el año 1142; para conmemorar la batalla del Algodor, le concedió a los villanos el privilegio de alancear a un toro por las calles el día de San Juan. También promovió la instalación de una sede episcopal en recuerdo de la que hubo visigoda.

Las luchas nobiliarias fueron constantes a partir del siglo XIV. El rey Enrique IV creó el condado de Coria para la familia Solís que, posteriormente, cedió a los Álvarez de Toledo. Este traspaso supuso la incorporación de Coria, como marquesado, a la Casa de Alba. La villa se mantuvo bajo el régimen señorial de los duques de Alba hasta la derogación de los señoríos en 1811.

El terremoto de Lisboa de 1755 modificó el curso del río Alagón, dejando el puente inútil, y provocó el derrumbamiento de la bóveda mayor de la Catedral, sepultando a todos los que en ese momento asistían a la misa de Todos los Santos. En 1959 se desdobló la diócesis de Coria, trasladándose la residencia del obispo a Cáceres y convirtiéndose la catedral de Santa María en concatedral.

Puerta del Rollo

Puerta del Rollo

Dejamos el coche a la entrada de la zona monumental, ya que una vez dentro es difícil moverse con el coche. Lo primero que veremos son los restos de su antigua muralla construidas por los romanos entre los siglos III-IV, reformadas por los musulmanes y más tarde por los duques de Alba en el siglo XVI-XVII. El recinto amurallado conserva cuatro puertas: las de San Pedro y de la Guía conservan en parte su estructura romana, y las del Sol y del Rollo forman parte de la reforma del siglo XVI.

Castillo de Coria

Castillo de Coria

Entrando por la puerta del Rollo, nos encontraremos con el Castillo, construido sobre uno de los vértices de la muralla, destaca su torre del homenaje. El castillo fue edificado por los duques de Alba en la segunda mitad del siglo XV, posiblemente sobre la base de otra fortaleza de origen templario.

Ayuntamiento viejo

Ayuntamiento viejo

A continuación tenemos la Plaza de España, donde encontramos el Ayuntamiento Viejo, la Alhóndiga, la Cárcel Real (sede del Museo Municipal) y la Iglesia de Santiago (siglo XVI-XVIII).

Iglesia de Santiago

Iglesia de Santiago

Tras la plaza llegamos a la Catedral de Santa María de la Asunción. Es de estilo gótico con elementos platerescos y barrocos destacando sobre todo su espectacular Campanario, el Retablo Mayor (siglo XVIII) y una importante colección de pinturas y esculturas que pueden verse en su interior.

Catedral de Coria

Catedral de Coria

En las proximidades de la catedral se encuentran el Palacio Episcopal (que actualmente es un hotel) y el Seminario; ambos edificios son del siglo XVII. También cerca se halla el Palacio de los Duques de Alba, del siglo XVI. Tal es su importancia histórica dentro de Coria, que recientemente se ha descubierto que fue edificado sobre el antiguo alcázar árabe. Uno de los elementos más destacables del palacio es su mirador renacentista, desde el que es posible admirar un precioso jardín de naranjos.

Palacio Episcopal

Palacio Episcopal

Desde aquí podemos bajar al Puente Medieval, que se construyó en el siglo XV sobre otro de origen romano y del que se tienen unas excelentes vistas de la zona de la Catedral. Como ya hemos comentado no lleva agua porque el cauce del río se desvió por el terremoto de Lisboa.

Puente medieval

Puente medieval

De vuelta al casco antiguo, nos acercamos al Convento de la Madre de Dios, donde podemos adquirir deliciosos dulces artesanales de las monjas franciscanas. Además merece la pena ver su patio.

Convento de la Madre de Dios

Convento de la Madre de Dios

Más información

Web del Ayuntamiento: https://www.coria.org

Dónde comer

Los más recomendables:

  • Restaurante Campana (Plaza de San Pedro): cocina típica extremeña, tienen un menú del día bastante decente por 10€.
  • El Bobo de Coria (calle de Las Monjas, 6): goza de muy buena fama en Coria, su cocina tradicional con producto muy bien elaborada. Recomendable sus carnes y setas.

Dónde dormir

Si quiere pasar unos día en Coria y recorrer tranquilamente la ciudad, aquí tienes los alojamientos que puedes encontrar en la zona.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario