Consejos para viajar con niños y no morir en el intento

Viajar con niños

Hace tiempo que queríamos escribir un post sobre nuestra experiencia como padres, y principalmente como se lleva eso de viajar con un bebé y ahora un niño pequeño. Este post que no va a ser la típica guía de 20 consejos para viajar con niños, ya que si te has adentrado en el fantástico mundo de la paternidad, cada niño es un mundo y lo que a nosotros nos ha servido no te tiene porque funcionar a ti.

Si me parece útil, quitar un poco ese miedo que tiene muchas familias primerizas, de que cuando nazca el bebé ya no podrán viajar. O que sin darse cuenta dejar de viajar unas veces porque se hace muy pesado, u otras porque nos acomodamos.

Si hay un consejo que me ha servido es que dentro de unos límites los niños se deben adaptar a los padres, no a la contraría como estamos acostumbrados a oír. Ya que si a un niño le acostumbras desde pequeño a viajar, a hacer senderismo o a visitar museos, después te será más cómodo poder ir con ellos a cualquier lado. Me acuerdo un comentario que hicieron mis suegros: “Cómo tienen a Adrián de acostumbrado que llevamos dos horas andando por el pueblo y ni se ha quejado”. Es cierto, que nuestro hijo no se queje a la primera de cambio, y que no dice cosas como: ¡Ya no quiero andar más! o ¡Cuándo llegamos!. Y esto es debido a que disfruta viajando tanto como nosotros.

Cómo moverse con un bebé/niño en transporte público

En muchos casos nos hemos movido en transporte público, así que es algo que tuvimos que tener en cuenta desde el principio. Por ejemplo, en taxi no es obligatoria la silla siempre que nos movamos en zona urbana, aunque podemos solicitarla si pedimos un radiotaxi.

Tampoco es obligatoria en el tren ni en el autobús, que en este caso, deberá ir enganchado con cinturón como el resto de los viajeros. Y en cuanto al precio, hasta que cumpla los cuatro años, en billete de tren es gratuito y en el autobús es del 50%.

Aunque pueda parecer extraño, la etapa más complicada cuando viajas, es cuando deja de usar pañal. Ya que tienes que empezar a marcar las paradas para que pueda ir al baño, si no quieres que se mee encima. Y esto sin duda, cuando eres de patear mucho, es la parte más complicada, ya que te tienes que obligarte a parar para ir a un bar y que vaya al baño. Y si vas en un autobús sin baño. Antes de salir, toca pasar por los servicios.

Cómo conseguir que no se aburra durante el viaje

Sin duda esta es la parte más complicada, en nuestro primer viaje largo. Nos tocaba parar cada hora y media en las muchas estaciones de servicio que puedes encontrar como por ejemplo BP, Repsol, Cepsa…  porque se ponía a llorar. Eso de estar en una silla enganchado, sin poder moverse y sin que le hagan caso, no es que lo lleven bien de primeras.

Pero bueno, no hay que desanimarse. En las estaciones de servicio puedes encontrar muchas ventajas como por ejemplo baños adaptados para los bebes, disfrutar de wifi gratuito, tiendas con una gran variedad de productos (con juguetes para los niños). Además si tienes una tarjeta de fidelización, puedes conseguir promociones y regalos para tus niños. Ya que la recompensa es grande, ahora podemos hacer un viaje del tirón, siempre que hagamos una parada. Y no, no le tenemos la Tablet enchufada todo el viaje para que este entretenido.

Son muchas las maneras de entretener a un niño durante un viaje, desde los clásicos juegos infantiles del veo veo hasta llevarle juguetes como piezas de Lego o Playmobil. Si le acostumbras a no depender tanto de la tecnología y jugar con los juguetes que teníamos de pequeño, te aseguro que en el coche se entretendrán y no lo les tendrás que tener enchufado a la Tablet.

Dormir fuera de casa…

Cuando reserves una habitación en un hotel, pregunta si tienen cuna, muchos alojamiento orientados a familias, tienen este servicio tan útil. Si no podemos optar por la cuna de viaje. Pero si no llevas coche, lo más fácil es que duerma entre medias de vosotros o llevan la cama a la pared para evitar que se caiga rodando mientras duerme.

También algo a tener en cuenta desde pequeño, es acostumbrarlos a dormir con ruido, y no tenerlos en una habitación super silenciosa sin apenas luz, porque cuando viajas no siempre vas a tener la suerte de contar con un alojamiento sin luces ni ruido exterior o sin vecinos molestos.

Cómo planificar el viaje

Finalmente, nuestro último consejo es que disfrutes del viaje. Intenta buscar lo que quieras hacer y mira si hay algún lugar que le pueda gustar a los niños, pero que también podáis disfrutar vosotros, no todos es ver museo ni todo se limita a ir a Euro Disney, también hay cosas que se pueden hacer juntos, y si lo tomas como una costumbre, disfrutaréis de cada viaje.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*