Descubriendo La Seu d’Urgell, joya del románico en los Pirineos

La Seu d'Urgell

Hoy visitamos La Seu d’Urgell una de las ciudades más importante del Pirineo Catalán. Esta ciudad fronteriza con Andorra, parece un lugar poco accesible para una visita. Pero si te decimos que tardamos una hora en llegar desde Madrid. Me diréis, ¿Cómo es posible? ¿A qué velocidad ibas por la carretera? No es cosa de magia sino gracias al aeropuerto de Andorra-La Seu.

A lo mejor no te suena que Andorra tenga un aeropuerto, no te preocupes no has estado haciendo viajes por carretera a lo tonto. El sábado 18 de julio, estuvimos en el vuelo inaugural del nuevo trayecto Madrid – Seu d’Urgell de la compañía Swiftair gestionado por el tour operador Regina.

Así que tenéis un nuevo modo de poder disfrutar del Pirineo a través de este nuevo trayecto. Una vez en el aeropuerto, recordar que Andorra no forma parte del espacio de Schengen así que el DNI es obligatorio. Desde el aeropuerto tenemos autobuses urbanos que nos llevaran en poco tiempo a la Seu d’Urgell.

Ruta por Seu d’Urgell

Iniciamos nuestro recorrido desde el Seminario Conciliar, este edificio está destinado a la formación de sacerdotes. Aunque muchas veces, era la única manera de que las familias menos pudientes pudieran pagarles una carrera a sus hijos, por lo que tras formarse dejaban el seminario. Actualmente mantiene esta función con un grupo reducido por lo que no es posible visitarlo por dentro.

Pasamos por el Parador de turismo hasta llegar a la parte trasera de la catedral, la que da al altar, como curiosidad las ventanas por las que entra la luz no guardan una simetría si no que están orientadas para que entre la luz según la época del año.

Seguimos hasta el Palacio Episcopal, como es de suponer si hay una catedral hay un obispado, en este caso es el obispado de Urgel. Este obispado lejos de lo que pueda parecer tiene de suma importancia en la ciudad, ya que si entramos en su interior estaremos dejaremos de estar en España y pisaremos suelo andorrano. ¿Cómo es posible, no siendo una embajada?

Palacio episcopal

Palacio episcopal

Muy fácil, los sucesivos obispos de Urgel han sido también Copríncipes de Andorra junto con los condes de Foix en Francia, que paso a los reyes franceses hasta actualmente que lo ostenta los presidentes de la República francesa.

Una vez que conocemos un poco de la historia de La Seu, pasamos a conocer sus gentes gracias al mercado semanal que se desarrolla todos los martes y sábado, un lugar donde conocer los productos de la región: la ternera del pirineo, la manteca, el queso y el embutido. El mercado se sitúa junto a la catedral y recorre la calle Mayor, una de las calles más interesantes por su típico aspecto castellano de calles porticadas.

Calle Mayor

Calle Mayor

Pasamos al interior de la Catedral de Santa María de estilo románico del siglo XII, única catedral románica que se conserva en Cataluña. Nuestra primera parada es el claustro adosado, una de las vistas más espectaculares. Junto a él la primera de las puertas nos lleva a la iglesia de San Miguel también de estilo románico. Destaca por sus paredes a piedra vista, aunque por lo que descubrimos no es su aspecto original, en el románico también se decoraban las paredes con frescos, así que el aspecto actual se debe al expolio producido por la técnica del Strappo.

Claustro de la Catedral

Claustro de la Catedral

El Strappo consiste en poner una tela encima de un fresco y empaparla con una cola que absorbe el pigmento de la pintura sobre la tela, en unas horas era fácil vaciar una iglesia por completo. Con esta técnica se pudo sacar los frescos de cientos de iglesias, muchos de ellos han terminado en museos como el de Nueva York, aunque otros se han podido recuperar y se encuentran en el museo de Barcelona. Si quieres saber más sobre este tema te recomendamos al escritor Martí Gironell y su obra Strappo.

Iglesia de San Miguel

Iglesia de San Miguel

Seguimos hacia el Museo Diocesano, este museo alberga una valiosa colección de arte religioso. Pero por lo que es más conocido es por el códice Apocalipsis del Beato Liebana, poco conocido pero que pasó a la opinión pública tras su robo. Por suerte fue recuperado a los pocos meses antes de ser vendido, y vuelve a estar en su lugar a falta de una página que fue la que se arrancó para demostrar a los compradores de esta reliquia que los ladrones disponían del verdadero.

Llegamos a lo que es la catedral en sí, que tuvo a lo largo de la historia una doble función, ya que fue el refugio de la población en caso de asedio. De ello, encontramos el refuerzo en las paredes y sobretodo dos cosas necesarias para aguantar un asedio durante largo tiempo agua y comida. En la parte alta de la catedral se encuentra una fuente y un horno de pan.

Nos acercamos al centro neurálgico de la ciudad el Pasaje de Joan Brudieu, un paseo arbolado bullicioso y lugar de ocio de la ciudad. El final camino nos lleva al parque del Segre, una de las instalaciones que sirvieron para alojar las olimpiadas de Barcelona 92.

Parque del Segre

Parque del Segre

Aún que hayan pasado 20 años se encuentra en perfecto estado gracias a que se han ido desarrollando competiciones de alto nivel todo el tiempo. En este espacio encontramos una zona de aguas bravas para practicar el piragüismo o el rafting. Y una zona de aguas tranquilas para el kayak.

Nos acercamos a uno de los lugares más alejados, en lo alto de una colina encontramos el Castell de Ciutat. El antiguo castillo de la ciudad ha pasado de base militar, hostal hasta actualmente ser el hotel Castell de Ciutat. Desde aquí tenemos una de las mejores vistas de la ciudad, con la sierra del Cadí de fondo. Además podemo visitar dos de las torres de defensa del castillo la Torre de Solsona y la Torre Blanca.

Finalizamos nuestro recorrido por la ciudad pero aquí no termina todos, porque el paisaje del pirineo nos invita a recorrer lugares como el parque natural del Cadí-Moixeró, el parque natural Alt Pirineu o el parque natural de Aigüestortes y Estany de Sant Maurici. Para los amantes de los deportes de invierno, La Seu d’Urgell está rodeada de las estaciones de esquí nórdico más importantes de la vertiente sur del Pirineo. Además a poca distancia hallamos las Estaciones de Esquí de Andorra, La Molina y Masella.

Más información sobre La Seu d’Urgell

Web de la Oficina de Turismo: http://www.turismeseu.com

Dónde dormir en La Seu d’Urgell

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los cientos de alojamientos de la ciudad, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de Lleida.

Dónde comer en La Seu d’Urgell

Los más recomendables son:

  • Arbeletxe (calle ermengol, 22): relación calidad/precio inmejorable, cuidan mucho la presentación y todos los platos son buenos, los postres son caseros.
  • Restaurant PKtus (Carrer de la Creu, 16): un restaurante pequeño y céntrico, por lo que será necesario reservar, la carta es corta: unas coques de vidre, hamburgusas y quesos.
  • El Castell (Crta N-260 km 229): Restaurante ubicado en el Hotel el Castell, lo mejor son las vistas y la decoración, ideal para cenas elegantes, pero para comer los platos son escasos y caros.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

3 comentarios

  1. Hemos Visto dice:

    Me encanta la Cerdanya, un auténtico paraiso en los Pirineos, y además muy cerca de donde nací, aunque eso sí, te recomiendo que te muevas, si puedes, por los pueblos cercanos a la Seu d’Urgell, porqué sin lugar a dudas hay lugares mucho más espectaculares (eso sí, sin catedral, jejje) 😉

  2. Por supuesto, eso será en nuestra próxima visita, ésta fue con muy poco tiempo y no pudo ser más.

  3. alicia dice:

    Lindo artículo!me gustó la curiosidad de la catedral donde hay un horno de pan..
    saludos desde Buenos Aires!

Deja un comentario