Review Rafaelhoteles Atocha de Madrid

Rafaelhoteles Atocha

Muchos os preguntaréis que viviendo en Madrid para que vamos a hoteles a dormir en vez de en nuestra propia casa. Es cierto, pero el problema que tienes cuando viajas es que organizas el viaje para aprovechar el día lo máximo posible para ver cosas y el hotel lo utilizas solamente para dormir y punto. Al final del día terminas tan reventado que no tienes tiempo de disfrutar del hotel ni de darte una vuelta para ver sus instalaciones. Por eso de vez en cuando nos damos el capricho de pasar una noche en algún hotel original, nadie me podrá decir que muchos de ellos no son verdaderas obras de arte.

En esta ocasión gracias a la web Blog on Brands hemos tenido la suerte de conocer el Rafaelhoteles de Atocha, se encuentra muy cerca de la estación de Atocha RENFE, de espaldas a la estación en una zona entre residencial y empresarial.

Una vez en el hotel comprobamos que la entrada es muy amplia y tiene una zona con sofás para poder relajarte leyendo el periódico. Con la llave en la mano, subimos a la habitación, dispone de cuatro ascensores. Poniendo en plan ingeniera, me parece un acierto que los cuatro ascensores estén sincronizados de manera que al pulsar en uno de ellos automáticamente bajan los cuatro, parece una tontería pero cuando vas a cualquier lado y tienes que estar dando a todos los botones para ver si alguno baja, esto se agradece. Si bien los ascensores eran pequeños y al subir los tres con el carro del niño estábamos estrechos.

Descubriendo nuestra habitación

Llegamos a la habitación, nos esperaba una sala espaciosa con una cama enorme. La primera curiosidad fue que normalmente para encender las luces tienes que meter la tarjeta en la ranura, en este caso no es necesario, un simple interruptor sirve para tal fin. Un alivio porque te acuerdas de los hoteles en los que cada vez que salías de la habitación tenías que quitar la tarjeta y se iba la luz, así que si se quería quedar alguien en la habitación tenías que irte sin la llave y luego estar llamando a la puerta.

La segunda curiosidad es un aparato que estaba enganchado en la pared, que según ponía en las instrucciones servía para quitar las arrugas de los pantalones, se nota que en el hotel vienen muchos ejecutivos que tienen que ir con la raya del pantalón bien hecha.

A parte de las curiosidades de la habitación nos gusto, la decoración que era simple (para que más), además de disponer de una mesa amplia para sentarnos y poder enchufar el ordenador o poder escribir tranquilamente.

La ventana era amplia con estores, con vista al exterior, como ya hemos comentado está situado paralelo a las vías de tren por lo que las vistas no son espectaculares pero también asegura una gran tranquilidad al no estar en una zona de mucho bullicio.

Vistas Rafaelhoteles Atocha

Vistas Rafaelhoteles Atocha

Antes de pasar al baño, recibimos la visita del camarero del hotel que nos trajo un obsequio muy dulce y sano, un plato con trozos de fruta muy bien decorado.

En el baño nos esperaba un bañera donde disfrutar de un relajante baño . Como aspecto a destacar era el no encontrarnos los típicos botecitos de gel y champú sino un dispensador (por fin podré echarme la cantidad de gel que quiera sin tener que estar racionalizándolo para que me llegue).

Revisando las bolsitas que nos habían puesto nos encontramos un cepillo de dientes y una maquinilla de afeita. Íbamos preparados con todas esas cosas, pero es todo un detalle que se acuerden de los que seamos un poco despistados. Imagínate el ejecutivo que tiene una reunión al día siguiente, y que se le haya olvidado la maquinilla de afeitar, estaría dando saltos de alegría. Todo un acierto, porque en muchos hoteles estás cosas te las cobran y a conciencia.

Todo estaba muy bien, pero vamos a ponerles un poco a prueba, de verdad limpian toda la habitación, la prueba es simple, pasar el dedo por debajo de la cama, y os aseguro que muchos hoteles de 5 estrellas no la pasan. En este caso la prueba fue superada con creces, el somier de la cama dificultaba muchísimo el pasar un cepillo pero aún así estaba impecable.

Probando el desayuno

Aprovechamos a disfrutar al máximo el descanso y bajar a desayunar a última hora (el desayuno es hasta la 11:00). Siempre es de agradecer el desayuno buffet porque te permite hacer un desayuno-almuerzo completo y no tener que parar a media mañana a tomar algo en el camino.

El desayuno era continental, con lo típico para el desayuno, además de la parte más europea como los huevos revueltos, bacón y algún salteado de verduras.

Desayuno en el Rafaelhoteles de Atocha

Desayuno en el Rafaelhoteles de Atocha

Hay que reconocer que la variedad estaba por encima de la media, el café estaba muy bueno y la tarta catalana estupenda. Como puntos negativos, podemos citar: la tortilla de patata era precocinada (nos descuadraba teniendo en cuenta que todo lo demás era recién hecho), las tartas no se reponían (acabe el brownie y la tarta catalana y no hubo más) y las tortas de avena me parece que sobraban eran más propias de la dieta Dukan que para un desayuno continental, y más aún que durante los dos días no vi que nadie cogiera ninguna. Por lo demás la calidad de los productos era excelente.

Visitando las instalaciones

Después del desayuno echamos mano del carnet de blogger para poder hacer una visita por las instalaciones del hotel, pudimos visitar una de las suites junior. La decoración muy similar a nuestra habitación, salvo el espacio algo más amplio lo que permite disponer de un sofá con sillones. Además en el baño tenían un jacuzzi, una maravilla.

Baño con Jacuzzi en la suite junior

Baño con Jacuzzi en la suite junior

Pasamos a ver alguna de las salas de reunión, alguna de las cuales conocí en el Photowalk “Malasaña con los 5 Sentidos” que realizamos en la asociación Madrid Travel Bloggers. Todas ellas iluminadas con luz natural y separadas por paneles los cuales pueden quitarse para hacer una sala más amplia.

Finalmente nos acercamos a uno de los lugares más interesantes, el jardín, en el cual encontramos una terraza de verano donde poder tomar algo. Aunque echamos en falta una piscina para las tardes de calor (una pena).

Terraza de verano

Terraza de verano

Me parece interesante destacar un hecho, en todo momento estuvimos conversando con la gente del hotel como los camareros, servicio de limpieza, recepción y la dirección del hotel, fueron todos muy agradables, parece obvio en gente que trabaja de cara el público pero os podemos asegurar que no es la tónica general y eso es un valor a destacar del equipo que trabaja en el hotel.

Más información

  • Dirección: Méndez Álvaro, 30
  • Reservas: http://www.rafaelhoteles.com/hoteles/rafaelhoteles-atocha/
  • Tipo: Hotel de 4 estrellas, orientado a negocios y eventos pero también para turistas.
  • Servicios: Esta libre de barreras arquitectónicas y dispone de habitaciones para minusválidos, dispone de restaurante y bar, wifi en las habitaciones, un pequeño gimnasio y multitud de salas de reuniones de diferentes tamaños.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

Deja un comentario