Ruta por la Costa Blanca: ¿Qué ver en Villajoyosa?

Villajoyosa

Más allá de Benidorm y Alicante en la Costa Blanca podemos encontrar rincones no tan masificados con algo más que mar, playa y un chiringuito.

La historia de Villajoyosa es curiosa, ya que la hoy mundialmente conocida Benidorm, fue en su época un simple pueblecito pesquero, pedanía de Villajoyosa. Con el enorme crecimiento de Benidorm, éste paso a tener ayuntamiento propio y separarse de Villajoyosa. Por suerte Villajoyosa no ha caído en decadencia y hoy sigue siendo una de las ciudades importantes de la provincia de Alicante.

¿Cómo llegar a Villajoyosa?

– En coche

En cambio si optamos por el coche tendremos que coger la AP-7 o la N-332 también desde Alicante. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– En transporte público

Si nos queremos acercar a Villajoyosa, la forma más cómoda es coger el tranvía desde Alicante, la línea que va a Benidorm tiene parada en Villajoyosa.

¿Qué ver en Villajoyosa?

Hacia el siglo IV a. C. en la colina junto a la desembocadura del río Amadorio existía una población íbera. Posteriormente los musulmanes edificaron una población, a la que protegieron con un castillo y una muralla; quedan algunos restos de esta en la actual calle Costera la Mar.

Con la Reconquista y posterior abandono, el Almirante Bernat de Sarriá le otorga una Carta Puebla en el año 1300 con el nombre de Ciudad Alegre, consiguiendo atraer a gentes de Cataluña y de Aragón.

Tras pertenecer al Infante Don Pedro de Aragón, en 1443 pasó a ser villa real. Tres años después unos corsarios tunecinos desembarcaron en la vecina Benidorm, llevándose prisionera a casi toda la población, razón por la cual Villajoyosa fue fortificada y armada su población. Por ello, cuando en 1538 se produjo uno nuevo desembarco, éste fue repelido por la milicia de Villajoyosa. Atribuido el éxito a la patrona de la localidad, cada madrugada del 28 de julio se celebra una Fiesta de Moros y Cristianos que tiene la particularidad de celebrarse con un desembarco marítimo de corsarios.

En el siglo XVI, dada la inseguridad causada por los ataques de los corsarios berberiscos. La Iglesia de la Asunción se reforma como iglesia-fortaleza y se refuerzan las murallas. Pero duró poco, ya que durante la Guerra de Sucesión, las tropas de Felipe V demolieron sus murallas.

Después de las destrucciones de la Guerra de la Independencia, durante el siglo XIX se fue recuperando por ser el puerto más próximo a la comarca industrial de Alcoy; se levantó entonces el Barrio del Poble Nou. En las últimas décadas del siglo, la importante importación de cacao de Venezuela y Ecuador con destino a otros sitios de la Península fue siendo complementada con la producción local de chocolate, surgiendo varias fábricas familiares, tres de las cuales actualmente siguen produciendo.

Su economía ha continuado su expansión en el siglo XX con las distintas fábricas de chocolate, junto con la tradicional actividad pesquera. Las familias de los pescadores decidieron pintar las fachadas de las casas, con el fin de servir como referencia visual a sus familiares marineros de regreso a casa cada tarde; característica que todavía mantienen y que le ha dado su seña de identidad.

Si hemos cogido el tren, éste nos dejará al lado del casco antiguo. Nuestra primera parada es el símbolo de la ciudad, las casas colgadas policromadas.

Como muchos otros pueblos de pescadores, tenían la costumbre de pintar las casas de colores llamativos para que cuando los pescadores volvían de faenar y se acercaban al puerto, pudieran identificar su casa. Esta curiosa costumbre también la vemos en pueblos tan bonitos como Cudillero en Asturias.

Si en vez de cruzar el puente bajamos hacía el río podremos ver mejor este bonito paisajes, además lo que fue el cauce del río se ha reconvertido en un parque donde podemos movernos libremente.

Si pasamos al otro lado del río, podremos ver los restos de lo que fue la antigua fortaleza defensiva de la ciudad, de la que se conserva tristemente solo algunos lienzos de la muralla, según podemos ver en los planos explicativos.

Castillo de Villajoyosa

Castillo de Villajoyosa

Muy cerca tenemos la iglesia-fortaleza de la Asunción, de estilo gótico. Siguiendo entre las calles del casco antiguo podremos ver algunos trozos de lo que fue la muralla.

Iglesia de la Asunción

Iglesia de la Asunción

De este sistema defensivo contra los ataques de los piratas se conserva todavía alguna de las torres vigías costeras y de huerta (encargadas de transmitir la señal de alarma al interior) como: la Torre del Aguiló, Torre de Dalt, Torre del Baix, Torre La Torreta,…

Si bajamos hacia la playa podemos ver como la arquitectura colorista se mantiene también en los apartamentos de primera línea de la playa, lo que le hace un recorrido interesante.

Paseo marítimo

Paseo marítimo

Pero si queréis disfrutar aún más de este lugar, la mejor fecha es del 24 al 31 de julio, cuando se celebra la fiesta de Moros y Cristianos, declarada de interés turístico Internacional, ya que aquí no se desfila vestidos de Moros y Cristianos sino que realizan un combate naval y un desembarco en la playa, rememoran un importante ataque realizado por los piratas berberiscos en 1538.

Más información sobre Villajoyosa

Web de Turismo de Villajoyosa: www.villajoyosa.com

Dónde dormir en Villajoyosa

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los cientos de alojamientos de la ciudad, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de Villajoyosa.

Donde comer en Villajoyosa

Si queréis huir de los típicos bares de playa, alrededor de la estación de tren y el Mercadona, tenéis bastantes bares de comida casera un precio asequible. Pero si queréis algo más de variedad, podéis acercaros al centro comercial de Finestrat, tomando la carretera hacia Benidorm.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

7 comentarios

  1. JuanVi Raga dice:

    Un pueblo precioso, bañado por el mar mediterráneo. muy buena entrada!

  2. Vero4travel dice:

    Ahí nací yo (los de Benidorm nacemos/nacimos en Villajoyosa), me parece una localidad preciosa y muy infravalorada por el turismo además de todo lo que mencionas es muy famosa por sus fábricas de chocolate. La capital de la Marina Baixa debe ser visitada si o si.

    Saludos,
    Jesús

    • Muchas gracias Jesús, se nota que os sentís orgullosos de vuestra tierra. Y como dices Villajoyosa es poco conocida para el turismo, pero no es mejor que siga siendo así para que la sigamos disfrutando los demás?

  3. Gemma dice:

    Me han entrado ganas de ira visitar el pueblecito 🙂
    Muy buena entrada me encanta, os voy siguiendo.
    Gracias por vuestras recomendaciones.

  4. Peter dice:

    Hola Alicia
    me gusto mucho tu informacion no habia escuchado hablar de Villajoyosa. Las fotografias son muy lindas y el lugar me parece bellisimo. en mki proxiam visita a España espero poder visitarla.
    Saludos desde Chile.

  5. Benidorman dice:

    Interesante post! pero hay que aclarar que Villajoyosa prefiere mantener su espiritu de pueblo, y alejarse del turismo de masas, y se moderniza de forma moderada.. Ademas, posee un importante patrimonio en su area rural, acueductos, puentes, balsas, santuarios, cuevas, torres, que se puede recorrer andando..

Deja un comentario