Los 10 restaurantes más frikis de Madrid

Restaurante Volvoreta

Una cosa de lo que puede presumir Madrid es que hay restaurantes para todos los gustos, pero si aún así tus gustos son un poco diferentes de lo normal, te proponemos 10 locales que no te dejarán indiferente, ya que los que somos un poco frikis también tenemos derecho a salir a comer, no?

1. Las cuevas de Sandó (Plaza de Santo Domingo, 13)

Junto a la plaza de Santo Domingo encontramos está coctelería, situada en el interior de una cueva del siglo XVI, pertenecientes a la Inquisición. Y por si fuera poco para hacerlo más friki por el suelo circulan cables de fibra óptica que hacen que el suelo de cristal vaya cambiando de color. Toda una mezcla de modernidad en un lugar con historia.

La cueva de Sandó

La cueva de Sandó

2. Icebar Madrid (c/Conde de Romanones, 3)

Entre la plaza Mayor y la Puerta del Sol encontramos uno de los bares de hielo más grandes del mundo, con 30 toneladas de hielo traído desde Canada (no les valía cogerlo de la Sierra).

En el local todo es de hielo, desde la barra, las mesas, las paredes, incluso las esculturas de hielo, que pueden comprarlas y llevártelas a casa.

Si aún no te parece lo suficiente friki, en su tienda podéis comprar una de sus botellas de agua traídas de todo el mundo.

Ice Bar Madrid

Ice Bar Madrid

3. Casa botín (c/Cuchilleros, 17)

Y hablando de records, aunque Madrid no sea la ciudad más antigua, si podemos presumir de tener el restaurante más antiguo del mundo. El restaurante Casa Botín, fue fundado en 1725 por Jean Botín como una posada. Y para demostrarlo podemos ver a la entrada del restaurante el diploma acreditativo del Guinness de los récords, así que si queréis disfrutar de un estupendo cochinillo en un lugar de Guinness ya tenéis vuestro sitio.

4. La Capilla de la Bolsa (C/ de la Bolsa, 12)

La Capilla de la bolsa es un restaurante lujoso con precios ajustados. Aunque lo más bonito del sitio es su cúpula barroca, ya que el edificio fue en la Edad Media la Ermita de Santa Cruz (de la que cuenta fue iglesia templaria). Años después se convirtió en la sede de la Bolsa de Madrid. La arquitectura del interior se ha mantenido, dejando las columnas y la bóveda de la capilla originales.

5. Ojalá (Calle de San Andrés, 1)

Si este verano no puedes ir a la playa y disfrutar de la arena, no te desanimes porque en el restaurante Ojalá te lleva la arena a la mesa. En su parte inferior podrás disfrutar de una cena sobre la arena tanto tumbado como sobre uno de sus cojines.

Restaurante Ojala

Restaurante Ojalá

6. Mezklum (Calle del Príncipe, 16)

Si aun así no quieres tumbarte en la arena, sino en algo más cómodo, el restaurante Mezklum te proporciona unos colchones para que puedas cenar tranquilamente mientras estás tumbado.

Restaurante Mezclum

Restaurante Mezclum

7. El 13 de Triball (Calle del Barco, 41)

En pleno barrio de Malasaña encontramos este local decorado con graffitis y arte urbano junto a vírgenes, láminas barrocas y retratos del Greco, todos ellos recopilados por el dueño del bar. Según el día podemos oír música indie, soul, electro… Otra curiosidad del local es que de vez en cuando hay exposiciones de pintura y fotografía.

8. Puerta 57 (C/ Padre Damián s/n)

Pero si lo tuyo es el fútbol y eres un “forofo” del Real Madrid, por qué no comer en un restaurante dónde puedas tener unas vistas privilegiadas del campo. En la puerta 57 del estadio, se encuentra este restaurante de lujo dónde sus enormes ventanales te darán una vista privilegiada de todo el estadio.

Puerta 57

Puerta 57

9. Volvoreta (Hotel Eurostars Madrid Tower, planta 30)

Si las vistas del campo de fútbol, te dan igual y prefieres otro tipo de vistas, este es tu sitio. En la planta 30 de Hotel Eurostars Madrid Tower, una de las cuatro torres del skyline madrileño, tenemos este restaurante de comida mediterránea, dónde lo más importantes son sus vistas a la Sierra de Madrid.

10. El fabuloso Coconut Bar (c/San Roque, 14)

Para finalizar pero no el menos friki, tenemos el bar de Silvia Superstar (ex cantante de Killer Barbies y Aerolineas Federales). Su local mezcla temática hawaiana y Elvis. Todo un referente para el público hipster de Malasaña, dónde nos esperan sus batidos, tortitas y como no sus cócteles tropicales.

El fabuloso Coconut Bar

El fabuloso Coconut Bar

Y tú, conoces algún restaurante original donde pasar las noches madrileña, déjanoslo en los comentario.

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

8 comentarios

  1. Carlos Girón dice:

    Vaya, restaurantes donde ir a ver el decorado puede ser la mayor parte del coste de la comida jejeje. Bueno, que eso también tiene su encanto y su sentido, así que me apunto para hacer un frikitour de restaurantes por Madrid. 😛

  2. Hemos Visto dice:

    No hemos estado en ninguno de ellos, y la verdad, como lo que sirvan esté acorde a la escenografía, estar en ellos debe ser una experiencia de otro mundo (incluso para pagar, jejeje).
    Nos hemos apuntado alguno de ellos, a ver si suena la flauta.
    ¡Muchas gracias!

  3. ibarakaldo dice:

    Frikis frikis son jijiji. Me ha gustado el del hielo…Ni pensar la factura del aire al mes para mantenerlo jujuju

  4. Leo dice:

    Espectacular! Creo que si mi economía me lo permitiera, iría a todos menos al del Real Madrid 🙂

  5. Rubén dice:

    Para mi son los 10 restaurantes más interesantes de Madrid. Me voy a apuntar unos cuantos como por ejemplo las Cuevas de sandó o Ojalá…. un saludo!!

  6. Jefemaestro86 dice:

    Muy curiosa recopilación. A mi me gustan todo este tipo de establecimientos curiosos y me apunto unos cuantos para visitarlos cuando vaya a Madrid 🙂

  7. Laura dice:

    Definitivamente el día que visite Madrid tendré que entrar a alguno de estos restaurantes! 🙂 el de hielo se ve super jajaja!

  8. Glo dice:

    Ains que recuerdos! Mis primeras citas con mi marido fueron en el Ojalá y en el Mezklumm 🙂 Hay muchos que no conozco así que me guardo el post!

Deja un comentario