Ruta por Galicia: ¿Qué ver en Betanzos?

Betanzos

Cuando estábamos organizando nuestro viaje por Galicia, arrasamos con todos los panfletos turísticos de la zona. Entre tal cantidad de información nos encontramos la de un pueblo que no conocíamos, que contaba con un curioso parque enciclopédico que nos llamó mucho la atención. Así que lo organizamos para que durante nuestra estancia en A Coruña, pudiéramos acercarnos a Betanzos. Lamentablemente descubrimos tarde, que una de las mejores tortillas de patatas se encontraba en esta localidad, así que no seas como nosotros y no pierdas la oportunidad de disfrutar de este manjar durante tu visita a Betanzos.

¿Cómo llegar a Betanzos?

– En coche

Por carretera, la N-VI circunvala Betanzos y la conecta con la autopista AP-9 en Guísamo. La autovía A-6 discurre también en las proximidades de la localidad, conectándola con las principales ciudades de la península. Si no disponemos de coche, podemos alquilar uno en cualquier capital española. En Rentalcars podemos comparar los precios entre las diferentes empresas de alquiler de coche y alquilar el más económico para el viaje.

– En transporte público

En autobús, existen conexiones diarias con destinos nacionales como Madrid, Oviedo, Irún, Santiago y Tui. De lunes a viernes, hay autobuses entre Santiago y Betanzos, mientras que otros conectan la localidad con A Coruña, Ferrol, As Pontes, Coirós o Lugo.

¿Qué ver en Betanzos?

Durante los romanos Betanzos era conocido con el nombre de Flavium Brigantium. Poco más se sabe de ella hasta la Edad Media cuando Alfonso IX dispuso el traslado desde su antigua ubicación, San Martiño de Tiobre (conocido como Betanzos O Vello), a su situación actual, sobre el antiguo castro de Untia, donde tenía una mejor defensa de los ataques vikingos que asolaron durante estos siglos toda la costa atlántica gallega.

Durante el siglo XIV fue plaza fuerte del linaje de los Andrade temidos señores feudales del norte de Galicia, que provocaron la sublevación de los irmandiños en el siglo XV; guerra civil que tuvo como uno de sus escenarios Betanzos. Ya pacificada, en 1465 el rey Enrique IV le concedió el título de ciudad y, dos años después, le autorizó a celebrar una feria anual.

Los Reyes Católicos designaron a Betanzos capital de una de las provincias del antiguo Reino de Galicia, lo que propició la época de mayor esplendor de la ciudad. La existencia allí de numerosos linajes nobles hizo que se la denominara “La Ciudad de los Caballeros”. Una serie de incendios y malas cosechas fue empeorando su situación económica; esta empeoraría a partir de 1834, cuando la nueva división administrativa integró a la antigua provincia de Betanzos en la de la Coruña.

La parada de autobús se encuentra en plena plaza de los Hermanos García Naveira. Aquí vemos la Iglesia de Santo Domingo que alberga la Biblioteca Municipal y el Museo das Mariñas, y muy cerca de ésta encontramos la oficina de turismo.

Iglesia de Santo Domingo

Iglesia de Santo Domingo

Nuestra primera parada fue acercarnos al río Mandeo, y dar un paseo por su ladera, podemos observar la cantidad de barcos que hay, muchos de ellos habilitados como bares o discotecas.

Río Mandeo

Río Mandeo

Siguiendo el cauce, uno de los puentes más interesantes que cruza el río, es éste hecho completamente en madera. Aquí veis una de las últimas fotos que se conserva del puente ya que fue sustituido por otro de metal al poco de tiempo de nuestra visita.

Puente de madera de Betanzos

Puente de madera de Betanzos

Siguiendo nuestro recorrido llegamos a la primera de las tres iglesias importantes, la iglesia de Santiago, situada en la Calle de Lanzós. Data del siglo XV y fue edificada por Fernán Pérez de Andrade, sobre otra más antigua románica.

Seguimos hacia la plaza de Fernán Pérez, donde nos espera las otras dos iglesias: San francisco y Santa María del Azogue. Ambas también construidas por Fernán Pérez, cuyo sepulcro se encuentra en la iglesia de San Francisco, sostenido por un oso y un jabalí.

Sepulcro de la iglesia de San Francisco

Sepulcro de la iglesia de San Francisco

Finalmente nos dirigimos el parque el pasatiempo, el cual nos llamó la atención cuando organizamos el viaje por su antigüedad (1914) y porque se proyectó con un fin didáctico, como si fuera una enciclopedia al aire libre.

Parque el Pasatiempo de Betanzos

Parque el Pasatiempo de Betanzos

Parque el Pasatiempo de Betanzos

Parque el Pasatiempo de Betanzos

Se encuentra a las afueras del pueblo, así que tras caminar unos 10 minutos llegamos al parque. Como dos niños pequeños recorrimos el parque para recibir nuestra clase como un colegio del siglo XIX, pudimos ver como es una gruta prehistórica con su dinosaurio, un viaje a Egipto en la pirámide de Keops, la Muralla China y el Canal de Panamá.

Más información sobre Betanzos

Oficina de Turismo de Betanzos: www.betanzos.net

Dónde comer en Betanzos

Los más recomendables son:

  • O pote (Travesía Progreso, 9): el mejor sitio para disfrutar de la autentica tortilla de Betanzos.
  • Casa Betanzia (Calle del Alfoli, 7): restaurante con terraza justo al lado del río Mandeo, la especialidad es la carne.
  • Restaurante Lodeiro (Travesía Progreso, 12): tapas variadas muy ricas e incluso un pequeño comedor para poder comer.

Dónde dormir en Betanzos

Si no quieres perder el tiempo buscando entre los cientos de alojamientos de la ciudad, te lo ponemos fácil aquí tienes los alojamientos más interesantes de Betanzos.

También te puede interesar…

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.

Opt In Image
Te gustó nuestro artículo

Suscribete y recibe nuestro guía con los mejores consejos para viajar por España por poco dinero

Deja un comentario